Give peace a chance


A John Lennon se le tuvo siempre considerado como la conciencia de su generación. Con esto se puede estar más o menos de acuerdo o no, pero sí hay una cosa que es verdad: de todos los cantantes pop británicos de principios de los 60, fue el que más prontamente comenzó a manifestar signos de una nueva conciencia social. Echemos un breve repaso a su biografía:
Al igual que sus otros compañeros de armas (guitarras) que conformaron los Beatles (quizás exceptuando a McCartney) Lennon provenía de la clase trabajadora (la mayoría de los músicos británicos lo eran, o de la clase media baja, como McCartney o Jagger): esto ya supone un cimiento en su formación personal. Aunque al principio, en los días de su adolescencia, fuera algo homófobo (¿y quién no lo era?) y le molestaba hasta llegar a la violencia cualquier tipo de insinuación, no existían sin embargo para él barreras raciales o idiomáticas, y siempre se confesó un enamorado de la música negra. Muchas de las versiones de los Beatles de los inicios eran éxitos del rythm’n’blues de corte comercial, que ya comenzaba a denominarse soul. Pero ellos no pretendían robarles a los negros su música: todo lo contrario, la interpretaban con el máximo respeto. Lennon mismo declaraba que si en un show coincidían con sus admirados músicos negros, procuraban no tocar sus canciones porque aquella era su música y ellos no tenían derecho a quitársela (aunque luego, pese alguna reticencia -Mr. James Brown o Ike Turner- el respeto y la admiración fue mutua. Volviendo a su homofobia, esta cambió radicalmente a medida que los tiempos también lo hacían; y fue en 1965, en el álbum Help!, en donde se puede escuchar un delicioso tema folk al más puro estilo dylaniesco titulado "You’ve got to hide your love away", "Tienes que esconder tu amor (lejos)": muchos dicen que es la primera canción (esto yo no lo sé si es la primera) de tema homosexual en el pop, pues parece ir dirigida al manager del grupo Brian Epstein, que sí era homosexual y, como todos ellos por aquel entonces, sufrió mucho. Así, el desprecio de Lennon hacia los "maricas" se fue convirtiendo en comprensión, respeto y solidaridad.
Llegamos a 1966, y comienza la guerra del Vietnam. Casi ni ha pasado un año desde el "Somos más célebres que Jesucristo" (que algunos ultras convirtieon en "Somos mejores que Dios", mientras que imberbes cachorros del KKK portaban pancartas en las que se leía "John: Jesús murió por ti", y rompían fotos del músico británico y quemaban discos de los Beatles) cuando John protagoniza un nuevo escándalo: los cuatro posan con muñecas rotas y ensangrentadas en una foto para un posible EP; ante el escándalo que levanta ante las bienpensantes mentes británicas, Lennon declara: "As real as Vietnam", tan real como Vietnam. Lennon ha cambiado a la par que el mundo va cambiando: en esto, pienso yo además, debió de tener un importante efecto las giras por el extranjero: ya en Estados Unidos, mucho antes de la politización de Lennon, un grupo del KKK amenazó a Ringo por judío, cosa que no lo es, pero sí es portador de una promiente nariz (¡ya ves!). Pero fue cuando salieron a sitios como Filipinas, en donde casi los devora la masa afín al presidente Marcos; a España, en donde recibieron dos lecciones: el implacable chovinismo nacionalista de la prensa franquista fue una, la otra, la grave brecha entre clases sociales que existía. Y Japón, en donde los nostálgicos del imperio los amenazaron por ensuciar con su presencia el recinto sagrado del Budokai. A la pregunta "¿Qué opinas de la guerra de Vietnam?", Lennon es tajante, mostrando su disconformidad, y, para sorpresa de la prensa, ni un solo chascarrillo simpático, ni una sola sonrisa amable e ingenua… Estaba apareciendo un líder generacional.
Lennon se tomó muy en serio lo de la guerra. Cuando estaba con los Beatles, por cuestiones comerciales, ya que el deseo de la mayoría de ellos era no implicarse políticamente, Lennon callaba más que otra cosa: alguna declaración a la prensa, pero seguida de una reprimenda por parte de sus compañeros que insistían en que cualquier cosa que hiciera o dijera afectaría al resto. Ya, en1969 y 1970, medio fuera de los Beatles, John decide dar otro giro a su carrera y se presenta como una especie de cantautor reivindicativo al estilo de Dylan: "Working class hero", "Power to the People", "Gimme some truth" son algunas de sus composiciones de entonces, aunque él siempre confesó que su estilo de escirbir distaba mucho de acercarlo a ese tipo de cantante que, por otra parte, admiraba y envidiaba en cierto modo.
"Give peace a chance" es una canción que John escribió en solitario para cantarla él, pero atribuyó su co-composición a Paul McCartney debido a que fue el único que se presentó a la grabación de su sencillo "The Ballad of John & Yoko". En 1969 se convirtió en todo un himno anti belicista:
 

 

 
Give peace a chance
 
Two, one, two, three, four
Ev’rybody’s talking about
Bagism, Shagism, Dragism, Madism,
Ragism, Tagism
This-ism, That-ism, is-m, is-m, is-m
All we are saying is give piece a chance,
All we are saying is give piece a chance

C’mon
Ev’rybody’s talking about ministers,
Sinister, Banisters
And canisters, Bishops, Fishops,
Rabbis, and Pop eyes, Bye, bye, bye byes

All we are saying is give peace a chance,
All we are saying is give peace a chance

Let me tell you now
Revoluton, evolution, masturbation,
Flagellation, regulation, integrations,
Meditations, United Nations,
Congratulations

 
Oh Let’s stick to it
Ev’rybody’s talking about
John and Yoko, Timmy Leary, Rosemary,
Tommy Smothers, Bobby Dylan,
Tommy Copper,
Derek Taylor, Norman Mailer,
Allen Ginsberg, Hare Krishna,
Hare
Krishna
 
Todo el mundo habla sobre/ arrestismo, Sexismo, Obstruccionismo, Colerismo,/ Harapismo, Rotulismo…Esto-ismo, eso-ismo…/ No es lo máximo.// Todos decimos es dad una oportunidad a la paz.// Todos hablamos de/ Ministros, Siniestros, Pasamanos y Latosos/ Obispos y Pescadores, y Rabinos y Gurúes/ Y adioses, hasta la vista, hasta luegos, hasta prontos// Todo lo que decimos es démosle una oportunidad a la paz.// Dejadme deciros ahora/ Todos hablamos de/
Revolución, Evolución, masturbación,/ Flagelación, Regulaciones/ Integraciones, Meditaciones, Unidas Naciones, Felicitaciones//
Todo lo que decimos es démosle una oportunidad a la paz// Oh vayamos al grano/ Todos hablamos de/ John and Yoko, Timmy Leary, Rosemary, Tommy Smothers, Bob Dylan,/ Tommy Cooper, Derek Tayor, Norman Mailer, Alan Ginsberg, Hare Krishna,/ Hare Krishna/ Todo lo que decimos es démosle una oportunidad a la paz
 
John Lennon
 

2 responses to this post.

  1. Posted by FEDE on 17 agosto, 2008 at 11:38

    Hola mi buen amigo Gustavo, ultimamente estoy bastante gandul y no visito los espacios de los que os considero amigos, de lo contrario no hubiera sido necesario me indicases que habias escrito algo sobre Lennon una de las personas que como bien sabes más admiro, y por supuesto que tambien habria añadido mi comentario.
    Estoy casi de acuerdo con todo lo que has escrito, ahora bien cada uno tiene su punto de vista, no digo que el mio sea el correcto, pero creo entender que sobre el cambio de Lennon a pacifista, antiracista, aceptación de cualquier opción sexual, etc. tu lo relaccionas con su separación de los otros Beatles, yo no lo considero asi, la separación de los demás Beatles unicamente nos sirvio (y no es poco) para conocer por separado el talento como músicos de cada uno de ellos, y particularmente pienso que fue la influencia de Yoko lo que le llevo a ser más sensible en lo que se refiere a derechos humanos. Yo soy de los pocos "fans" de Beatles o de Lennon que acepto a Yoko, puede que este equivocado pero Lennon no estaba "embrujado" por Yoko, amaba a Yoko, y yo amo todo lo que amaba John, nunca dejare de defender a esta mujer a la que muchos culpan de la separación del grupo, o simplemente no les gusta su cara. De lo que si tengo la completa seguridad es que las ultimas obras de Lennon (ahora me refiero a la música ) en parte se las debemos a Yoko, pues fue quien le animo a volver a componer.

  2. Posted by Gustavo on 17 agosto, 2008 at 12:49

    ¡Hola mi querido Fede! Gracias por responder a mi llamada.
    Totalmente a favor de lo que dices, salvo una cosa: no quería decir que Lennon evolucionara en estas consideraciones cuando comienza a separarse de los Beatles, y, por supuesto, de ninguna manera que el resto no las tuviera: de hecho, como sabrás, Harrison y Ringo colaboraron con él en muchas de estas campañas. Lo que quería decir es que -y esto es una visión personalísima avalada por Lennon- mientras estaba con ellos, al resto no le gustaba demasiado que hiciera ciertas cosas, tal vez (y esto sí que es sólo mío) pensando en el bajón comercial.
    No soy tan "yokista" como tú, pero sí es verdad que se clavan mucho y la cargan muchas responsabilidades: en realidad se hubieran separado, sin Yoko o con Yoko, tarde o temprano. Por lo demás, estoy de acuerdo contigo en que gran parte de lo que Lennon hizo se lo debemos a ella.
    Un saludo y gracias por venir: tu opinión al respecto me interesaba mucho.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: