Al cantante social, con cariño


Es un hecho demostrado que un tema, por trágico que sea, si suele triunfar, en seguida salen oportunistas con el mero afán de ganar dinero mediante la música. Con el tema de la guerra de Vietnam eso pasó más o menos. Ahora bien, una persona así, que proteste por la pasta, quizás no deba ser trigo limpio. Por eso, Las Madres del Cordero aconsejaban:
 
Al cantante social, con cariño

Amigo, tú que quieres practicar
la noble profesión de cantante social,
yo tengo una receta de éxito seguro,
aunque no original:
los campos de Castilla,
el labrador cansado
en medio del trigal,
son temas socorridos
para poder triunfar.
Pero nunca te pases comparando
al dueño de las tierras
con un señor feudal.
La protesta, querido,
no debe molestar,
y te queda el lirismo
si quieres agradar.
Si el campo no te gusta,
aún puedes hablar
de guerra en el Vietnam,
que tiene la ventaja
de rimar con "napalm".
Pero, ¡por Dios! nunca te olvides
de quien esa guerra
tiene que ganar,
pues los americanos
se pueden enfadar,
ya que están protegiendo
al mundo occidental.

 
letra: Moncho Alpuente
música: Antonio Piera
Las Madres del Cordero
A %d blogueros les gusta esto: