Archive for 7/10/08

Historia de dos, o de una sola, canciones


A
parte de escuchar la música, una cosa muy bonita que tiene el mundo musical es
cuando te cuentan la historia de una canción. No me refiero, precisamente, al
estilo como Paul McCartney te cuenta como compuso una determinada canción,
aunque sea una canción horrible, ya que parece siempre que te esté contando que
tuvo una visión, un sueño, un no sé qué, en el estilo de "… y de repente
se me ocurrió ¡paf!: ¡ahí está la canción!". No, de hecho, siempre me ha
cargado esa forma de contar su proceso creativo: él y otros.
Esta historia es muy diferente, y quizás se resuma en la conclusión de uno de
sus implicados: "… le pasó lo mejor que le puede pasar a una canción:
sin saber su origen, sin saber ni siquiera quien la grabó, algunos, jóvenes y
no tan jóvenes, la cantan por las calles". Estas palabras son del propio Benedicto,
que viene a resumir cómo una canción, hasta entonces -relativamente-
desconocida, salió del pueblo para volver a él convertida en dos canciones
hermanas gemelas.

Desde
1968 aproximadamente, Benedicto, miembro de Voces Ceibes, desde que le visitara
sorpresivamente en su casa movido por la admiración que le produjo escuchar el Traz
outro amigo também
, había estado trabajando con el gran cantor portugués José
Afonso
. En aquella visita repentina a la casa de Zeca, se forjó una
relación fructifera tanto profesional como de amistad: Benedicto se convirtió
en compañero de gira de José Afonso, tocando en Portugal, en Galicia, en París
y en otros sitios
; también colaboró en la
realización del LP del autor de "Grândola, vila morena" Eu vou ser
como a toupeira
.
Era verano de 1972. Benedicto y José Afonso se encontraban de acampada junto a
sus compañeras, Maite y Zèlia, respectivamente en Illa da Fuzeta. En esto
quellegó un día el hijo mayor de Zeca, Zé Manuel, y traía una cosa muy
especial: un canción que según él, era una tonada popular que se tocaba tanto
en la orilla del Miño, tanto en la portuguesa como en la gallega: tanto en o
Minho como en o Miño. A Benedicto y a Zeca les gustó la canción, y se convirtió
en una asidua de sus actuaciones. Dos años después, Benedicto retornó a Galicia
para retomar su carrera como solista; su puesto al lado de Zeca fue ocupado por
su camarada de Voces Ceibes, Bibiano.
Entre el año 74 y el 76, Benedicto da actuaciones a lo largo del país (con el
beneplácito, o no, de la autoridad -in-competente). Para el año 76, Benedicto
es ya una de las figuras más reconocibles de la Nova Canción Galega. En el año
siguiente consigue grabar su primer LP, Pola unión, que contiene algunas
canciones que a lo largo de los años Benedicto había interpretado en público
(generalmente el estudio suele preceder al directo, pero, dadas las condiciones
para cantar y grabar en la España de entonces, la dinámica era justo la
contraria: poder cantar una canción en directo -esto no implicaba de ninguna de
las maneras la grabación de un disco en directo- asiduamente, si la gobernación
civil lo consentía -ni que decir que en el extranjero esto era prescindible-, y
grabar en directo dicha canción en EP o en LP mucho tiempo después). Entre esas
canciones se encuentra una que hizo con la melodía que aquel día de verano Zé
Manuel trajo del norte, con un guiño a la Revolución de los Claveles (que se
produjo al poco de volver él a Galicia):

Nosa Señora da Guía

Nosa
Señora da Guía
guía ós homes do mar.

Veña ver a barca vela
que se vai deitar no mar.

Nosa Señora vai dentro,
os anxiños a remar.

En Ourense as gueivotas
non saben o que é voar.

Os mariñeiros traballan
no mare da libertade.

Outros pesqueiros reventan
prós señores engordar,

Hai un caravel bermello
no fusil do militar.

Quen non viu cantar un vello
non sabe o que é cantar.

Nuestra Señora de la Guía

Nuestra
Señora de la Guía,/ guía a los hombres del mar.// Venga a ver la barca de vela/
que se va a acostar en el mar.// Nuestra Señora va dentro,/ los angelitos a
remar.// En Orense las gaviotas/ no saben lo que es volar.// Los marineros
trabajan/ en el mar de la libertad.// Otros pesqueros revientan/ para los
señores engordar.// Hay un clavel bermejo/ en el fusil del militar.// Quien no
vio cantar a un viejo/ no sabe lo que es cantar.

Música: popular
Lletra: popular e Benedicto

Claro,
que la canción ya tenía su rodaje. Sirva de ejemplo esta actuación, en 1976, en
compañía de Bibiano, en un recital en beneficio del dirigente comunista
Santiago Álvarez, en prisión por aquellos días:
http://aregueifa.net/Benedicto%20e%20Bibiano/05%20-%20Benedicto%20e%20Bibiano%20-%20Nosa%20Se%F1ra%20da%20Gu%EDa.mp3

Quedó muy contento con el resultado. Así que, lleno de entusiasmo, le envió el
disco a José Afonso, al cual le gustó mucho. Y fuera por esto, porque se
acordara de la canción, o porque llevaba tiempo queriendo hacer algo con ella.
Así pues, Zeca le dio una hermana gemela a la canción de Benedicto, siendo
ambas hijas de la misma madre que era patrimonio popular galaico-portugués. La
canción "Chula da Povoa" fue incluida en su LP de 1977 Com as
minhas tamanquinhas
:

http://www.goear.com/files/external.swf?file=08b6b09

Chula da Póvoa


Em Janeiro bebo o vinho
Em Fevereiro como o pão
Nem que chovam picaretas
Hás-de cair, Rei-Milhão

Adeus, cidade do Porto
Adeus muros de Custóias
Cantando à chuva e ao vento
Andei a enganar as horas

Tenho mais de mil amigos
Aqui não me sinto só
Cantarei ao desafio
Ninguém tenha de mim dó

Ó meu Portugal formoso
Berço de latifundiários
Onde um primeiro ministro
Já manda a merda os operários

Já hoje muito maroto
Se diz revolucionário
E faz da bolsa do povo
Cofre-forte do bancário

Camaradas lá do Norte
Venham ao Sul passear
Cá nas nossas cooperativas
Há sempre mais um lugar

Chula de la Póvoa


En Enero bebo vino/ en Febrero como pan/ Aunque lluevan picos/ has de caer,
Rey-Millón// Adiós, ciudad del Puerto/ Adiós Muros de Custoias/ Cantanado a la
lluvia y al viento/ Anduve a engañar a las horas// Tengo más de mil amigos/
Aquí no me siento solo/ Cantaré al desafío/ Nadie tenga de mí duelo// Mi
Portugal hermoso/ Cuna de latifundistas/ Donde un primer ministro/ ya manda a
la mierda a los obreros// Ya hoy mucho pícaro/ se llama revolucionario/ Y hace
de la bolsa del Pueblo/ caja fuerte del banquero// Camaradas de allá del norte/
Vengan al Sur a pasear/ Que en nuestras cooperativas/ Hay siempre un lugar

Música: popular
Letra: José Afonso

A %d blogueros les gusta esto: