Archive for 10/10/08

La Zamarra vista por El Arcano


Este Arcano es en realidad un gran amigo mío, con el que me veo de vez en cuando. Pero lo que escribió sobre mí no sonaba para nada a peloteo, aunque me sacó los colores, eso sí, el joío Luisillo; así que yo, en mi valoración, no puedo ser imparcial. A continuación, la reseña que este buen amigo hizo de mí:

Voy a añadir a la lista de enlaces recomendados por Mundo Arcano uno que me gusta mucho. La Zamarra de Gustavo.

Desde
el primer día hemos admitido que pecamos de teorizar en exceso. Buscar
el pensamiento y la cultura necesita sentar sus bases y posteriormente
llevarse acabo. La Zamarra de Gustavo realiza ese trabajo de plasmar en realidad la búsqueda del conocimiento. La Zamarra
es un proyecto de trabajo sobre nuestra historia y nuestro folklore.
Una vista atrás para reencontrarnos con nuestra política, nuestra
poesía, nuestra canción popular, nuestra expresión del sentimiento de
rabia e impotencia. En este blog se busca, se recopila, se analiza y se
divulga de un modo bastante sabio sobre la cultura popular española en
el más amplísimo sentido de la palabra Español, en el más plural y
multicultural. Pasando por encima de los más absurdos estereotipos
Gustavo hunde su pensamiento en la esencia de la cultura galega,
català, castellana, euskalduna, etc.

Aunque
todo esto sigue adornado por un internacionalismo que nos puede llevar
de Raimon al folk norteamericano de Pete Seeger, Joan Baez o The
Kingston Trio.

Y
como no sólo de música vive el hombre Gustavo nos adorna con
fotografías y versos de Miguel Hernández, Lorca, Gloria Fuertes o
Alberti.

Os
invito a todos a visitar su blog, así como a agregarle a vuestro RSS
para estar al tanto de cada nueva genialidad de Gustavo y su Zamarra.

Os dejo algún ejemplo de los que nos conmueven al leer su blog.

Ésta
fue no sólo la mejor de las poesías dedicadas a Federico García Lorca y
a la denuncia de su asesinato, sino también, si no la mejor, una de las
mejores poesías escritas durante la guerra civil. Del maestro Machado a
uno de sus más aventajados discípulos:

EL CRIMEN FUE EN GRANADA: A FEDERICO GARCÍA LORCA

1. El crimen

Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
… Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.

2. El poeta y la muerte

Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban…
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

3.

Se le vio caminar…
Labrad, amigos,
de piedra y sueño en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

Nada como tener amigos…

2º AÑO ZAMARRIL: ANNO ZAMARRO


Estaba tan distraído entre pitos y flautas, entre cosas serias y tonterías, las obras de mi casa, con mi consecuente exilio, que ni me había dado cuenta de que el día tres de este mes fue el cumpleaños de esta la mi ZAMARRA (por cierto, como he visto en las estadísticas ciertas entradas inquiriendo el origen etimológico de la palabra "zamarra", ya pongo aquí que el origen es vasco).

Para seros franco (sin tener que dejarme bigote ni vestirme de militar ni reducir notoriamente mi buena estatura, herencia de mi abuelo materno) he de confesaros que muchas veces he estado a punto de parar ya, por varias cosas: falta de ideas, desgana, desánimo ante la falta de comentarios o visitas… Pero entonces siempre recuerdo una cosa que me dijeron: "Sigue escribiendo esas cosas tan maravillosas"… Y, la verdad, cuando alguien como Antonio Gómez, teórico e ideólogo de la canción de autor española, te dice eso, no tienes más huevos que continuar. Imaginaos que hacéis una tortilla de patatas y el mismísimo Karlos Arguiñano os dijera: "¡Qué tortilla más fantástica, oyes!" Creo que entendéis lo que quiero expresar.

Han sido dos años de colgar aquí poemas y canciones, y algo de historia también, que no son más que retazos de nuestras culturas, de nuestras historias, de nuestros pueblos, de nuestras gentes. También maravillosas cosas de fuera, incluido el electrizante rock’n’roll que, si bien en un cierto momento me dejó de entusiasmar como antes, lo recuperé con un entusiasmo aun mayor.
Lo único que he pretendido a lo largo de estos años no ha sido escandalizar, ni buscar el martirio… Para eso están otros. Lo mío ha sido mostrar la belleza, esa belleza que nos recuerda nuestro más íntimo compromiso con lo que somos: nuestro compromiso con el HOMBRE, con lo humano. Para ello vanamente he intentado imitar el estilo narrativo del maestro radiofónico, el inolvidable Ángel Álvarez.
Por otro lado, me gusta pensar que la Zamarra es algo así como la mochila de Labordeta, en la que cabe un país: un poco de aquí, otro de allá, todo mezclado pero no revuelto.

Así que aquí sigo, intentando encontrar algo nuevo que poner aquí, o simplemente reciclando cosas para rectificarlas o mejorarlas. Sin embargo, y por supuesto, nada de lo que aquí acontece es por sí mismo, sino gracias a VOSOTROS. Parafraseando a Lluís Llach: "Sois vosotros los que habéis hecho del silencio palabras". Aquí tenéis un regalo: esta canción expresa perfectamente el sentido de vuestra zamarra:

 

Venimos simplemente a trabajar


No hemos venido aquí para deciros
que está dura la vida aquí debajo,
para eso está el jornal, la ley y el palo;
por eso la miseria, el herido, el condenado.
Tampoco repartiremos ninguna golosina
que oculte al paladar el gusto amargo,
para eso están las promesas y aguinaldos;
por eso la mentira, el sueldo bajo.

Venimos simplemente a trabajar,
como uno más a arrimar el hombro al tajo:
ésta nuestra herramienta, nuestras voces;
ésta nuestra canción, nuestro trabajo.

Venimos a cantar para los nuestros,
como un deber primero y solidario;
es por eso que a veces no nos dejan
ni siquiera subir al escenario.
No esperamos, pues, que nadie salga
con más convencimiento del que trajo,
aquí no descubrimos nada nuevo
que no esté sucediendo a vuestro lado.

Venimos simplemente a trabajar,
como uno más a arrimar el hombro al tajo:
ésta nuestra herramienta, nuestras voces;
ésta nuestra canción, nuestro trabajo.

Queremos cantar al campesino,
al obrero industrial y al estudiante,
a los hombres y mujeres de esta tierra,
todos juntos dando un paso hacia delante.
Venimos a hablar, pues, sobre la vida,
desde un lugar familiar para nosotros,
que es el mismo lugar que en todas partes
le reserva al oprimido el poderoso.

Venimos simplemente a trabajar,
como uno más a arrimar el hombro al tajo:
ésta nuestra herramienta, nuestras voces;
ésta nuestra canción, nuestro trabajo.

La Bullonera

A continuación podéis leer lo que de mí dijo un amigo. Ya me diréis si tiene razón o no…

Mil Gracias
Mil Gràcies
Mila Esker
Mil Graciñas

A %d blogueros les gusta esto: