Archive for 15/10/08

A contratiempo


Otra cosa que se celebra en España un 12 de Octubre es la llegada de Cristóbal Colón a las Américas (aunque él creyera que eran las Indias: hay quien dice que tenía cierta sospecha de que no lo fueran, pero que la creencia trinitaria de la época no le permitía creer que hubiera más de 3 continentes). Por esa razón a este día se le llamaba, antiguamente, Día de la raza. Esta denominación venía a significar lo que muchas veces he dicho aquí: la creencia de que exista algo parecido a un espíritu absoluto español que se manifieste en América, en vasco, en gallego, en catalán… Sin embargo, para no llamar a confusión, este nombre es mucho más antiguo que el franquismo; no obstante, el falangismo puro sostiene que Latinoamérica es, y volverá a ser, España, y por eso muchos se empeñan en hablar de Hispano América: no es un término erróneo realmente, ya que Latino América fue propuesto por los Franceses para meter también a sus posesiones. Incluso desde su cátedra de la ignorancia, la envidia y el rencor, el pseudo-intelectual Agapito Maestre dijo: "se pusieron nacionalidades ficticias" (¡¡¡como si al fin y al cabo no lo fueran todas!!!).
Por esa razón, cada vez que los estadounidenses la arman gorda, solemos pensar que qué fantástico si Colón nunca hubiera descubierto América… A colación de esto, viene muy al pelo esta poesía de Agustín García Calvo musicada por el genial Chicho Sánchez Ferlosio:

A contratiempo


Carabelas de Colón,
todavía estáis a tiempo.
Antes que el día os coja,
virad en redondo presto,
presto.
Tirad de escotas y velas,
pegadle al timón un vuelco,
y de cara a la mañana
desandad el derrotero.
Atrás, ¡a contratiempo!
Mirad que ya os lo aviso,
mirad que os lo prevengo:
que vais a dar con un mundo
que se llama el Mundo Nuevo,
nuevo.
Que va a hacer redondo el mundo,
como manda Tolomeo,
para que girando siga
desde lo mismo a lo mesmo.
Atrás, ¡a contratiempo!
Por delante de la costa
cuelga un muro de silencio,
si lo rompéis, chocaréis
con terremotos de hierro,
hierro.
Agua irisada de grasas
y rompeolas de huesos,
de fruta, de cabecitas
veréis los árboles llenos.
Atrás, ¡a contratiempo!
¡A orza, a orza, palomas!,
huid a vela y a remo.
El mundo que vais a hacer,
más os valiera no verlo,
verlo.
Hay montes de cartón-piedra,
ríos calientes de sebo,
arañas de veinte codos,
sierpes que vomitan fuego.
Atrás, ¡a contratiempo!
Llueve azufre y llueve tinta,
sobre selvas de cemento,
chillan colgados en jaulas
crías de monos sin pelo,
pelo.
Los indios pata-de-goma,
vistiendo chapa de acero,
por caminos de betún
ruedan rápidos y serios.
Atrás, ¡a contratiempo!
Por las calles trepidantes
ruge el león del desierto.
Por bóvedas de luz blanca
revuelan pájaros ciegos,
ciegos.
Hay un plátano gigante
en medio del cementerio
que echa por hojas papeles
marcados de cifra y sello.
Atrás, ¡a contratiempo!
Sobre pirámides rotas
alzan altares de hielo
y adoran un dios de plomo
de dientes de oro negros,
negros.
Con sacrificios humanos
aplacan al Dios del Miedo,
corazoncitos azules
sacan vivos de los pechos.
Atrás, ¡a contratiempo!
Trazan a tiros los barrios,
a escuadra parten los pueblos.
Se juntan para estar solos,
se mueven para estar quietos,
quietos.
Al avanzar a la muerte
allí lo llaman progreso.
Por túneles y cañones
sopla enloquecido el Tiempo.
Atrás, ¡a contratiempo!
Por eso, carabelitas,
oíd, si podéis, consejo:
No hagáis historia, que sólo
lo que está escrito está hecho,
hecho.
Con rumbo al sol que os nace,
id el mapa recogiendo,
por el Mar de los Sargazos
tornad a Palos, el puerto.
Atrás, ¡a contratiempo!
Monjitas arrepentidas,
entrad en el astillero.
Os desguacen armadores,
os coman salitre y muergos,
muergos.
Dormid de velas caídas
al son de los salineros
y un día de peregrinas,
id a la sierra subiendo,
Atrás, ¡a contratiempo!
Volved en Sierra de Gata
a crecer pinos y abetos.
Criar hojas y resina
y hacerles burla a los vientos,
vientos.
Allí el aire huele a vida,
se siente rodar el cielo,
y en las noches de verano
se oyen suspiros y besos.

Letra: Agustín García Calvo
Música: Chicho Sánchez Ferlosio

tomé le texto de aquí: www.lacuevadeldinosaurio.galeon.com
A %d blogueros les gusta esto: