Archive for 16/10/08

El regreso de Miro Casabella


Dos luchadores de antaño

Miro Casabella y Raimon actúan esta noche, por vez primera, en A Coruña

XOÁN ABELEIRA – A Coruña – 16/10/2008

Estos
dos cantautores de la fotografía forman parte no ya de la historia de
la música popular de sus países sino de la memoria colectiva de sus
pueblos. Estos creadores, eternos outsiders, consiguieron no ya
ese raro fenómeno artístico que consiste en casar a la perfección una
armonía, una melodía y un poema, sino crear sendas canciones que, aún
hoy, su gente sigue entonando como himnos: Al vent y O meu país.

A
pesar de su extensa trayectoria, a pesar de la llegada de la
democracia, ninguno de los dos ha cantado jamás en A Coruña, y el hecho
de verlos dando una rueda de prensa en un Ayuntamiento que, por un
alcalde o por otro, los vetó durante décadas, produce cierta desazón:
como si sus cuerpos estuviesen ocupando unos huecos que llevasen tiempo
aguardándoles. ¿Será que aún quedan muchas de aquellas reivindicaciones
de antaño sin ser atendidas? "Desde luego que sí", confirma Miro
Casabella, "empezando por la recuperación de la memoria histórica, que,
tal y como estamos viendo, continúa generando polémica". "Mi opinión
personal", prosigue Raimon, "es que todo esto llega muy tarde. ¿Cómo es
posible que todavía una parte de la población le niegue a las familias
de los represaliados un derecho tan básico como es el de enterrar
dignamente a sus muertos? Eso demuestra que aún no hemos roto del todo
con el franquismo".

La idea de que estos dos iconos de la lucha
antifranquista cantasen juntos esta noche en el Teatro Rosalía partió
de Xan Fraga, quien acaba de terminar un libro sobre el cantautor
gallego. Pero el hecho de que Miro Casabella aceptase de inmediato la
propuesta tiene toda la lógica del mundo. Es más: incluso puede
entenderse como un homenaje al que fue no sólo su modelo inspirador
sino también el acicate de la Nova Canción gallega. "La primera vez que
escuché a Raimon fue en el año 64, en un documental sobre la Albufera,
cantando su ya célebre Al vent. Yo era muy joven, y aquello me
conmocionó. Muchos años después, en marzo del 76, cuando los muertos de
Vitoria, coincidimos en Madrid, en una fiesta del Sindicato Libre
Universitario". Entremedias, en mayo del 67, Raimon había dado un
recital iniciático en Santiago de Compostela: iniciático para todos
aquellos jóvenes rebeldes que, un año después, agrupados bajo el nombre
de Voces Ceibes, seguirían su ejemplo. Casabella, además, vivió varios
años en Barcelona, donde compartió escenario, persecución y amistad con
casi todos los integrantes de la Nova Cançó.

"Mi recital de esta
noche", explica Raimon, "será una suerte de antología. Un concierto que
parte del año 59, cuando actué por primera vez en la Universidad de
Valencia, y que llega hasta el día de hoy. Yo he hecho de mi vida
canto, y de mi canto vida. Y eso es lo que voy a ofrecer esta noche: un
resumen de mi vida y de mi canto". Casabella seguirá ese mismo esquema:
viajar desde sus inicios hasta su obra actual. "Pero", puntualiza,
"nunca dejé de cantar música popular, ni siquiera en los momentos de
reivindicación puntual, cuando lo importante era minar la dictadura y
abrir vías a la libertad. Nunca dejé de lado nuestras referencias
culturales".

"No es que Miro Casabella vuelva. Los que volvemos
somos nosotros… porque él nunca se marchó", escribió el poeta Vicente
Araguas a raíz de la publicación del disco Orvallo. Y lo mismo
podría decirse de Raimon. "Los años ochenta fueron terribles para
nosotros, profesionalmente hablando", afirma; "de repente, nos vimos
apartados de nuestro mundo. Nos sentimos despreciados, como algo
caduco. El hecho de haber luchado contra el franquismo desde el ámbito
artístico dejó de ser un motivo de orgullo para devenir en un lastre.
Pero, por fortuna, eso empezó a cambiar a principios de los noventa,
con la llegada de una nueva generación de cantantes que reivindicó
nuestro legado. Y, en fin, aquí seguimos: en pie, como al principio". Y
con la cara al viento.

© Diario EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España] – Tel. 91 337 8200

© Prisacom S.A. – Ribera del Sena, S/N – Edificio APOT – Madrid [España] – Tel. 91 353 7900

A %d blogueros les gusta esto: