Què volia aquella gent d’Enrique Ruano?


¿Qué quería aquella gente de Enrique ruano? Sencillamente, matarlo, por no estar de acuerdo. En aquel 1968 nadie se dejaba engañar cuando leía en la prensa: “Estudiante se suicida tirándose por el hueco de la escalera al huir de la policía”. Algunos, confiados (la falsa confianza es un sistema de defensa psicológica) decían “Pues habrá sido así”; otros, avispados, decían: “No se tiró, le tiraron”; pero sólo los más ultras dudaban de la inocencia del muchacho: “Algo haría”. Y no se equivocaban, algo hizo: estar en desacuerdo.

¿Qué sigue queriendo esta gente? Obstaculizar el proceso, para que no salpique a muchos que durante la dictadura se hicieron ricos, y luego conservaron su riqueza gracias al chaqueterismo. He dudado mucho en si escribir algo al respecto: “no me atañe –podría decir-, pasó hace mucho antes de que yo naciera”. Pero cuando las hienas neocon se arremolinan profiriendo sus aullidos, intentando defender a uno de los responsables de esta muerte, Manuel Fraga Iribarne, y algunos de los torturadores de la Brigada Político-Social están tal vez en un paraíso tropical sobándole el trasero a una hermosa, pero sin escrúpulos, muchacha en tanga, uno, simplemente, no puede permanecer neutral…

Hay quien dice que la canción se compuso para denunciar este hecho; otros que fue coincidencia (parece ser que se editó antes del suceso): como sea, la canción sirvió para denunciar el hecho, y a mi admirada Mª del Mar le valieron multas y prohibiciones; la prohibición de cantarla, por ejemplo, en España. Elisa Serna, otra de mis cantautoras más admiradas, cantó en su exilio francés una versión en castellano “Esta gente ¿qué querrá?”, de la cual no dispongo. “¿Qué quiere esta gente?” –en catalán “Què volen aquesta gent?”- fue, probablemente, lo que la pobre madre dijo asustada cuando tan temprano llamaron a su puerta.

Què volen aquesta gent?

De matinada han trucat,ruano
són al replà de l’escala;
la mare quan surt a obrir
porta la bata posada.
Què volen aquesta gent
que truquen de matinada?

"El seu fill, que no és aquí?"
"N’és adormit a la cambra.
Què li volen al meu fill?"
El fill mig es desvetllava.
La mare ben poc en sap,
de totes les esperances
del seu fill estudiant,
que ben compromès n’estava.
Dies fa que parla poc
i cada nit s’agitava.
Li venia un tremolor
tement un truc a trenc d’alba.
Encara no ben despert
ja sent viva la trucada,
i es llença pel finestral,
a l’asfalt d’una volada.
Els que truquen resten muts,
menys un d’ells, potser el que mana,
que s’inclina pel finestral.
Darrere xiscla la mare.
De matinada han trucat,
la llei una hora assenyala.
Ara l’estudiant és mort,
n’és mort d’un truc a trenc d’alba.

¿Qué quiere esta gente?

De madrugada han llamado,/ están en el rellano de la escalera;/ cuando sale a abrir la madre/ lleva la bata puesta./ ¿Qué quiere esta gente/ que llaman de madrugada?/ —“Su hijo, ¿se encuentra aquí?”/ —“Está durmiendo en su cama./ ¿Qué quieren de mi hijo?/ El hijo se medio despertaba./ La madre bien poco sabe/ de todas las esperanzas/ de su hijo estudiante/ que tan comprometido estaba./ Hace días que habla poco,/ cada noche se agitaba./ Le venía un temblor/ temiendo una llamada al romper el alba./ Aún no del todo despierto/ oye clara la llamada/ y se lanza por el ventanal/ al asfalto en un vuelo./ Los que llaman enmudecen/ menos uno, quizás el que manda,/ que se asoma al ventanal./ Detrás chilla la madre./ De madrugada llamaron,/ la ley una hora señala./ Ahora el estudiante está muerto,/ murió de una llamada al romper el alba.

Letra: Lluís Serrahima

Música: María del Mar Bonet

Aquí tienes a Mª del Mar interpretando la canción junto a Quilapayún:

A %d blogueros les gusta esto: