Guitarra del mesón


Ésta es una de las poesías más famosas de Antonio Machado, especialmente porque formaba parte del monográfico que Serrat hizo sobre sus poemas hacia el 69.
Sobre esta poesía caben muchas -como en cualquiera- interpretaciones. Una de ellas, la que seguramente se tenga por oficial y más aceptada, es la que presenta Juan Cano Ballesta en la edición de Cátedra de Soledades. Galerías. Otros poemas (este poema pertenece a Galerías), por la cual Cano Ballesta la entiende como una crítica a ciertos poetas contemporáneos, algo veletas, que eran muy vanguardistas, pero que estaban huecos; le avalaría el verso-sentencia "No fuiste nunca, ni serás, poeta". Pero yo, con todos mis respetos, creo que la interpretación es mucho más mundana, y que a Machado hay que leerle con ojos de tierra, es decir, imaginar o pensar qué diría un campesino al leerlo: sobre éste en concreto, nuestro campesino diría: "Pues habla de una guitarra y de unos señores que quieren escuchar música". Eso es lo que creo que quiere decir el poema: habla sobre la gente que está lejos de su tierra y cuyo único consuelo entonces era escuchar "un aire de su tierra"; la guitarra es un mero instrumento, magnífico eso sí, pero no autosuficiente: no es ella el poeta, sino el que la toca. En este nivel, compaginándolo con la interpretación de Cano Ballesta, lo que quiere decir es que no es el poema el que hace al poeta, sino el poeta al poema.

"Guitarra del mesón"

Guitarra del mesón que hoy suenas jota,

mañana petenera,

según quien llega y tañe

las empolvadas cuerdas.

   Guitarra del mesón de los caminos,

no fuiste nunca, ni serás, poeta.

   Tú eres alma que dice su armonía

solitaria a las almas pasajeras…

Y siempre que te escucha el caminante

sueña escuchar un aire de su tierra.

Antonio Machado (1900-1907)

A %d blogueros les gusta esto: