The foggy dew


"Birth of the Irish Republic", Walter PagetBasándose en una melodía tradicional encontrada en un manuscrito, un sacerdote irlandés llamado Canon Charles O’Neill escribió en 1919 una canción narrando el levantamiento de los irlandeses contra la corona inglesa en 1916, el Levantamiento del Día de Pascua (Éirí Amach na Cásca). La popularidad de la canción, unida a la historia de la República de Irlanda, hizo que fuera un himno para el pueblo irlandés, y cantada más recientemente por artistas como Sinnead O’Connor, Alan Stivell, Chieftains o Dubliners, e incluso una interpretación musical por el colectivo catalán El Grup de Folk (“Per sobre les muntanyes”). La letra ha sido extraída de la Wikipedia, en donde nos habla de otras canciones con el mismo título, y respetamos los enlaces insertos en ella para saber de quiénes habla:

The foggy dew

As down the glen one Easter morn to a city fair rode I
There Armed lines of marching men in squadrons passed me by
No pipe did hum, no battle drum did sound its loud tattoo
But the Angelus Bell o’er the Liffey‘s swell rang out through the foggy dew

Right proudly high over Dublin Town they hung out the flag of war
‘Twas better to die ‘neath an Irish sky than at Suvla or Sud-El-Bar
And from the plains of Royal Meath strong men came hurrying through
While Britannia’s Huns, with their long range guns sailed in through the foggy dew

Oh the night fell black, and the rifles’ crack made perfidious Albion reel
In the leaden rain, seven tongues of flame did shine o’er the lines of steel
By each shining blade a prayer was said, that to Ireland her sons be true
But when morning broke, still the war flag shook out its folds in the foggy dew

‘Twas England bade our wild geese go, that "small nations might be free";
Their lonely graves are by Suvla‘s waves or the fringe of the great North Sea.
Oh, had they died by Pearse’s side or fought with Cathal Brugha*
Their graves we’d keep where the Fenians sleep, ‘neath the shroud of the foggy dew.

Oh the bravest fell, and the Requiem bell rang mournfully and clear
For those who died that Eastertide in the spring time of the year
And the world did gaze, in deep amaze, at those fearless men, but few,
Who bore the fight that freedom’s light might shine through the foggy dew

As back through the glen I rode again and my heart with grief was sore
For I parted then with valiant men whom I never shall see more
But to and fro in my dreams I go and I kneel and pray for you,
For slavery fled, O glorious dead, when you fell in the foggy dew.

El rocío brumoso

Bajando la cañada una mañana de Pascua hacia una hermosa ciudad cabalgué./ Había líneas armadas de hombres marchando en escuadrones que pasaron a mi lado./ Ninguna gaita vibraba, ningún tambor de guerra hizo sonar su estruendosa retreta,/ sólo la campana del Ángelus sobre el oleaje del Liffey tañía en el rocío brumoso.// Bien alto orgullosamente colgaron sobre la ciudad de Dublín la bandera de guerra/ Era mejor morir bajo un cielo irlandés que en Suvla o Sud-El-bar/ Y desde los llanos de Royal Meath vinieron corriendo hombres fuertes/ mientras los hunos de Bretaña, con sus armas de largo alcance marchaban en el rocío brumoso.// Oh, la noche cayó, y el estallido de los rifles entonaron el reel de la Pérfida Albión/ Bajo la lluvia de plomo, siete lenguas de fuego brillaron sobre las líneas de acero/ por cada brillante filo se rezó una oración, que a Irlanda sus hijos sean fieles/ Pero al amanecer, la bandera de guerra todavía ondeaba sus pliegues en el rocío brumoso.// Fue Inglaterra quien exigió que nuestros gansos salvajes se fueran, que “las pequeñas naciones podrían ser libres”;/ Sus tumbas solitarias están por las olas de la bahía de Suvla o en la orilla del gran Mar del Norte./ Oh, ¿han muerto al lado de Pearse o lucharon con Cathal Brugha?/ Mantendremos sus tumbas donde los Fenians duermen, bajo el sudario del rocío brumoso.// Oh, los más bravos cayeron, y la campana del Réquiem tañó triste y clara/ por aquellos que murieron en aquella Pascua en la primavera de aquel año./ Y el mundo contempló, con profundo asombro, a aquellos hombres audaces, pero unos pocos,/ los que llevaron en la lucha esa luz de libertad brillaría en el rocío brumoso.// Regresando por la cañada cabalgué otra vez y mi corazón sufría de dolor/ porque entonces partí con valientes hombres a quienes nunca más veré./ Pero voy de aquí para allá en sueños y me arrodillo y rezo por vosotros,/ pues la esclavitud huyó, ¡oh gloriosa muerte!, cuando caísteis en el rocío brumoso.

2 responses to this post.

  1. […] que marcó el inicio de la independencia de Irlanda (sobre este hecho histórico, ya traje una hermosa canción), más aún en la versión que el poeta nacionalista irlandés, Padraig Pearse, haría, […]

  2. […] (“The foggy dew”, Canon Charles O’Neill) […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: