Archive for 13/01/11

Tributo a Hair (y) 8: Flesh failures/ Let the sunshine in


Sin título2ATENCIÓN: esta entrada puede ser considerada como eso que llaman un spoiler, es decir, un destripe de la película. Aunque intentaré no destripar demasiado la película con mi reflexión, si no la has visto y eres de los que quieren mantener el suspense, no veas el primer vídeo, sino el segundo, que recoge únicamente la canción.

Ayudar a un amigo, por pequeña que sea la acción, puede traer consecuencias desastrosas para uno mismo: eso importa poco cuando estás dispuesto a arriesgar lo que sea por la felicidad de aquellos a los que quieres. La canción con la que se cierra el musical supone una de las críticas contra la guerra cantadas más impresionante, aunque su crítica es tremendamente elemental: la guerra, y sobre todo este tipo de guerras, totalmente evitables, son criticables pues mueren personas y se obliga a matar, y hay personas que prefieren morir a matar, mientras los políticos, los banqueros y los generales engordan gracias a la sangre inocente que engrasa los increíbles beneficios (todos recordamos la más reciente intervención en nuestro país del despreciable Jeb Bush) de una guerra muy rentable que esconde sus auténticos intereses bajo banderas, grandes palabras e ideales, y el miedo.

La letra de la canción es muy acertada; mi única pega se dirige a la alabanza de Timothy Leary, el sintetizador del LSD y uno de los padres de la contracultura de los años 60. Mis razones son que personas como el Dr. Leary, Ken Kesey y otros místicos que aseguraban traer una nueva dimensión de la conciencia, un despertar místico más allá de los medios de cualquier religión tradicional, a través de drogas como el LSD (que comenzó como un experimento del ejército), obnubilaron a toda una generación y fue causa de su autodestrucción; en más de una ocasión, la capacidad crítica de los hippies era anulada por la mística y la lisérgica, especialmente cuando iban unidas. Uno no puede evitar ver en esto el mismo plan desarrollado contra los barrios negros, sobre todo cuando años después, el funesto presidente Nixon declaraba que los enemigos internos de “América” eran los hippies, los estudiantes y los negros.

´Final de la película

Flesh failures

(Let the sunshine in)

We starve-look
At one another
Short of breath
Walking proudly in our winter coats
Wearing smells from laboratories
Facing a dying nation
Of moving paper fantasy
Listening for the new told lies
With supreme visions of lonely tunes

Somewhere
Inside something there is a rush of
Greatness
Who knows what stands in front of
Our lives
I fashion my future on films in space
Silence
Tells me secretly
Everything
Everything

Manchester England England
Manchester England England
(Eyes look your last)
Across the Atlantic Sea
(Arms take your last
embrace)
And I’m a genius genius
(And lips oh you the
doors of breath )
I believe in God
(Seal with a righteous kiss)
And I believe that God believes in Claude
(Seal with a righteous kiss)
That’s me, that’s me, that’s me

The rest is silence
The rest is silence
The rest is silence

Singing
Our space songs on a spider web sitar
Life is around you and in you
Answer for Timothy Leary, dearie

Let the sunshine
Let the sunshine in
The sunshine in
Let the sunshine
Let the sunshine in
The sunshine in
Let the sunshine
Let the sunshine in
The sun shine in…

La carne fracasa

(Dejad entrar la luz del sol)

Parecemos hambrientos/ los unos a los otros/ faltos de aliento/ Caminando orgullosos en nuestras ropas de invierno/ llevamos perfumes de laboratorio/ frente a una nación moribunda/ de emocionantes fantasías de papel/ escuchando las nuevas mentiras que nos han contado/ con visiones supremas de melodías solitarias.// En algún lugar/ dentro de algo hay una corriente de/ grandeza/ Quién sabe lo que nos depara/ nuestra vida/ Labro mi futuro sobre películas del espacio./ El silencio/ me cuenta secretamente/ todo/ todo.// Manchester, Inglaterra, Inglaterra,/ (los ojos te miran por última vez)/ a través del Océano Atlántico/ (Los brazos te sujetan/ por última vez)/ Y soy todo un genio/ (y los labios te ¡oh!/ las puertas del aliento)/ Creo en Dios/ (el sello con un escueto beso)/ y creo que Dios cree en Claude/ que soy yo, que soy yo, que soy yo./ El resto es silencio…// Cantando/ nuestras canciones espaciales con un sitar de tela de araña/ La vida está alrededor y dentro de ti/ la respuesta para Timothy Leary, cariño/ Dejad entrar la luz del sol.

Sólo canción
A %d blogueros les gusta esto: