Archive for 11 11+00:00 abril 11+00:00 2011

The Moody Blues: “Dawning is the day”


Moody_Blues-A_Question_Of_Balance-FrontUno de mis grupos favoritos de rock sinfónico, psicodélico y progresivo británico de los años 60 y 70 son los maravillosos The Moody Blues (los blues sombríos). Moody Blues, capitaneados por Justin Hayward, letrista y compositor, que contaba con el primer flautista en el mundo del rock, Ray Thomas, comenzó a mediados de los 60 como un grupo de rythm & blues, como mandaban los cánones, hasta que “vieron la luz” y participaron activamente en la revolución de la música pop encabezada por los Beatles. Su álbum de 1967, Days of Future Passed, grabado con la London Festival Orchestra, no sólo los descubrió como un grupo original e innovador, sino como los creadores de aquello que había comenzado a llamarse rock sinfónico; fueron los primeros en emplear un mellotrón, un ingenioso instrumento con teclado que permitía reproducir sonidos pregrabados y que sin él la historia del rock hubiera sido muy diferente. En los años 60, los Moody Blues tuvieron una gran popularidad, y sus seguidores más místicos les atribuían poderes sobrenaturales: hay una historia según la cual comenzó a correr un rumor que decía que, durante el concierto de Moody Blues el mundo se acabaría, pero que el grupo salvaría a aquellos que asistieran al evento; obviamente, el mundo no acabó, y el seguidor que comenzó el rumor acusó al grupo de fraude…

A parte de su prodigiosa música, los Moody Blues contaban con letras, la mayoría de Hayward, de una calidad impresionante: una profundidad difícil de encontrar en el rock; canciones que meditaban sobre filosofía, sobre la libertad, bastante libres de discursos. “Dawning is the day”, de su disco de 1970 A question of Balance, es una preciosa canción que invita a la vida y a la libertad.

Dawning is the day

Rise, let us see you,
Dawning is the day,
Miss, misty meadow,
You will find your way,
Wake up in the morning to
yourself and leave this crazy
life behind you.
Listen, we’re trying to find you.

Flow to the sea,
You know where to go,
Still we are free,
No one tells the wind which way to blow.
Wake up in the morning to yourself,
Open your eyes and start to be you.
Listen, we think we can see you.
Baby there’s no price upon your head,
Sing it, shout it.
Now the angry words have all been said.
Do it, don’t doubt it.

So rise, let us see you,
Dawning is the day,
Miss, misty meadow,
You will find your way,
Wake up in the morning to
yourself, open your head and
look around you.
Listen, we think we have found you.

Amanece el día

Levántate, déjanos verte,/ amanece el día,/ señorita, pradera nublosa,/ encontrarás tu camino,/ despiértate por la mañana/ para ti misma y deja esta vida/ loca tras de ti./ Escucha, intentamos encontrarte.// Fluye hacia el mar,/ sabes a donde ir,/ todavía somos libres,/ nadie le dice al viento la manera en la que sopla./ Despiértate por la mañana para ti misma,/ abre tus ojos y comienza a ser tú./ Escucha, creemos que podemos verte./ Cariño tu cabeza no tiene precio,/ cántalo, grítalo./ Ya se han dicho todas las palabras de ira./ Hazlo, no lo dudes.// Así que levántate, déjanos verte,/ amanece el día,/ señorita, pradera nublosa,/ encontrarás tu camino,/ despiértate por la mañana/ para ti misma, abre tu cabeza y/ mira a tu alrededor./ Escucha, creemos que te hemos encontrado.

Justin Hayward

A %d blogueros les gusta esto: