Archive for 13/04/11

Spancil Hill: el lamento emigrante de Irlanda


Salida de emigrantes irlandeses hacia Nueva York. London News 6 julio 1850“Spancil Hill” es una bella balada irlandesa en estilo tradicional, escrita por un tal Michael Considine (Circa 1859-Circa1873; no he encontrado más información), que habla sobre la emigración irlandesa que tuvo lugar entre el siglo XIX (y antes) y principios del XX; la canción trata, sobre todo, de aquellos irlandeses que fueron a California atraídos por la fiebre del oro. Spancil –o Spancill- Hill es un lugar que existe, al igual que los personajes que nombra: es una pequeña población al este de County Clare, a 5 km. de Ennis, cuya feria fue una de las más famosas (según la Wikipedia). La canción es una muestra del folklore irlandés de aire nostálgico más conocido, propio de un pueblo emigrante.

Ésta es la versión original, atribuida a Considine, que hemos extraído de http://www.mudcat.org/thread.CFM?threadID=4808#27381:

Spancillhill

Last night as I lay dreaming, of the pleasant days gone by,
My mind being bent on rambling and to Erin’s Isle I did fly.
I stepped on board a vision and sailed out with a will,
‘Till I gladly came to anchor at the Cross of Spancilhill.

Enchanted by the novelty, delighted with the scenes,
Where in my early childhood, I often times have been.
I thought I heard a murmur, I think I hear it still,
‘Tis that little stream of water at the Cross of Spancilhill.

And to amuse my fancy, I lay upon the ground,
Where all my school companions, in crowds assembled ‘round.
Some have grown to manhood, while more their graves did fill,
Oh I thought we were all young again, at the Cross of Spancilhill.

It being on a Sabbath morning, I thought I heard a bell,
O’er hills and vallies sounded, in notes that seemed to tell,
That Father Dan was coming, his duty to fulfill,
At the parish church of Clooney, just one mile from Spancilhill.

And when our duty did commence, we all knelt down in prayer,
In hopes for to be ready, to climb the Golden Stair.
And when back home returning, we danced with right good will,
To Martin Moylan’s music, at the Cross of Spancilhill.

It being on the twenty third of June, the day before the fair,
Sure Erin’s sons and daughters, they all assembled there.
The young, the old, the stout and the bold, they came to sport and kill,
What a curious combination, at the Fair of Spancilhill.

I went into my old home, as every stone can tell,
The old boreen was just the same, and the apple tree over the well,
I miss my sister Ellen, my brothers Pat and Bill,
Sure I only met my strange faces at my home in Spancilhill.

I called to see my neighbors, to hear what they might say,
The old were getting feeble, and the young ones turning grey.
I met with tailor Quigley, he’s as brave as ever still,
Sure he always made my breeches when I lived in Spancilhill.

I paid a flying visit, to my first and only love,
She’s as pure as any lilly, and as gentle as a dove.
She threw her arms around me, saying Mike I love you still,
She is Mack the Rangers daughter, the Pride of Spancilhill.

I thought I stooped to kiss her, as I did in days of yore,
Says she Mike you’re only joking, as you often were before,
The cock crew on the roost again, he crew both loud and shrill,
And I awoke in California, far far from Spancilhill.

But when my vision faded, the tears came in my eyes,
In hope to see that dear old spot, some day before I die.
May the Joyous King of Angels, His Choicest Blessings spill,
On that Glorious spot of Nature, the Cross of Spancilhill.

Spancilhill

La noche pasada cuando estaba acostado soñando con días agradables que pasaron/ mi mente fue inclinada a vagar y a la Isla de Erin volé./ Abordé una visión y zarpé con un deseo,/ hasta que llegué felizmente a anclar en la cruz de Spancilhill.// Encantado con la novedad, maravillado con las escenas,/ donde en mi temprana infancia, a menudo pasaba mi tiempo./ Creí oír un murmuro, creo que todavía lo oigo,/ es ese arroyito de agua en la Cruz de Spancilhill.// Y para entretener mi fantasía, me tumbo sobre el suelo,/ donde todos mis compañeros de colegio, en multitudes se reunían./ Algunos ya habían alcanzado la hombría, mientras muchos llenaron sus tumbas,/ oh, creí que éramos jóvenes otra vez, en la Cruz de Spancilhill.// Era una mañana de sábado, creí oír una campana,/ sobre colinas y valles sonó, en notas que parecían decir/ que el padre Dan venía para cumplir con su servicio/ en la parroquia de Clooney, a solo una milla de Spancilhill.// Y cuando nuestro servicio comenzó todos nos arrodillamos en oración,/ con la esperanza de estar preparados para subir por la Dorada Escalera./ Y cuando volvíamos a casa bailábamos con cierta buena voluntad/ la música de Martin Moylan en la Cruz de Spancilhill.// El veintitrés de Junio, el día anterior a la feria,/ todos los hijos e hijas de Erin se reunirán allí seguramente./ El joven, el viejo, el fornido y el atrevido venían a jugar y a matar,/ qué combinación más curiosa, en la Feria de Spancilhill.// Entré en mi viejo hogar, como lo puede atestiguar cada piedra,/ el viejo sendero seguía igual, y el manzano sobre el pozo,/ echo de menos a mi hermana Hellen, mis hermanos Pat y Bill,/ seguramente sólo encuentro mis caras extrañas en mi hogar de Spancilhill.// Llamé para ver a mis vecinos, para oír lo que dirían,/ los viejos se estaban debilitando, y los jóvenes se volvían grises./ Me encontré al sastre Quigley, es tan esforzado como siempre todavía,/ él siempre hizo mis calzones cuando vivía en Spancilhill.// Hice un vuelo para visitar a mi primer y único amor,/ es tan pura como cualquier lirio, y tan tierna como una paloma./ Echó sus brazos a mi alrededor, diciendo Mike todavía te amo,/ ella es la hija de Mack el guardabosques, el Orgullo de Spancilhill.// Creí que me inclinaba para besarla, como lo hacía en los días de antaño,/ dice ella Mike sólo estás bromeando, como solías hacerlo antes,/ el gallo graznó en el gallinero de nuevo, graznó alto y estridente a la vez,/ y me desperté en California, muy lejos de Spancilhill.// Pero cuando mi visión se desvaneció, las lágrimas acudieron a mis ojos./ Confío en ver ese querido lugar algún día antes de morir./ Que el Jubiloso Rey de los Ángeles derrame Sus Mejores Bendiciones/ en ese Glorioso lugar de Naturaleza, la Cruz de Spancilhill.

Michael Considine

Como es habitual con las canciones que se convierten en populares, éstas sufren sus cambios a lo largo del tiempo, sufriendo variaciones en las letras, reduciéndose o, más raramente, alargándose. Esta canción ha sido cantada en versiones cortas posteriores por la mayoría de los grandes artistas irlandeses; de ellos, hemos elegido a dos: Christy Moore (la de arriba) y la banda The Dubliners:

Spancil Hill

Last night as I lay dreaming of pleasant days gone by
My mind being bent on rambling to Ireland I did fly
I stepped on board a vision and I followed with a will
Till next I came to anchor at the cross of Spancil Hill

It being on the 23rd of June, the day before the fair
When lreland’s sons and daughters, and friends assembled there
The young, the old, the brave and the bold, came their duty to fulfill
At the parish church in Clooney, a mile from Spancil Hill

I went to see me neighbors, to see what they might say
The old ones were all dead and gone, the young one’s turning grey
But I met the tailor Quigley, he’s as bould as ever still
Ah he used to make my breetches when I lived in Spancil Hill

I paid a flying visit to my first and only love
She’s as white as any lily and as gentle as a dove
And she threw her arms around me, saying “Johnny, I love you still”;
Oh she’s Ned the farmer’s daughter, and the pride of Spancil Hill

I dreamt I held and kissed her, as in the days of yore
Ah, “Johnny you’re only joking as many’s the time before”.
Then the cock he crew in the morning, he crew both loud and shrill
I awoke in California, many miles from Spancil Hill.

Spancil Hill

La noche pasada cuando estaba acostado soñando con días agradables que pasaron/ mi mente fue inclinada a vagar a Irlanda volé/ Abordé una visión y la seguí con un deseo/ hasta que llegué a anclar en la cruz de Spancil Hill.// Siendo el 23 de Junio, el día anterior a la feria,/ cuando los hijos e hijas de Irlanda, y los amigos se reunían allí./ El joven, el viejo, el valiente y el atrevido, vinieron a cumplir con su deber/ a la parroquia de Clooney, a una milla de Spancil Hill.// Fui a ver a mis vecinos, para ver lo que dirían/ Los viejos estaban todos muertos y enterrados, los jóvenes se volvían grises,/ pero encontré al sastre Quigley, todavía es tan enérgico como siempre,/ ah él solía hacerme los pantalones cuando vivía en Spancil Hill.// Hice un vuelo para visitar a mi primer y único amor/ ella es tan blanca como cualquier lirio y tan tierna como una paloma/ y lanzó sus brazos a mi alrededor, diciendo “Johnny, aún te amo”; oh es la hija de Ned el granjero, y el orgullo de Spancil Hill.// Soñé que la abrazaba y la besaba, como en los días de antaño./ Ah “Johnny sólo estás bromeando como tantas veces antes”./ Entonces el gallo graznó en la mañana, graznó alto y estridente a la vez./ Me desperté en California, a muchas millas de Spancil Hill.

A %d blogueros les gusta esto: