Archive for 25/08/11

La policía está al servicio de los ciudadanos… ¡Salta, payés, que no ha sido nada!


Chico que por impedir la agresión a dos mujeres iba siendo apaleado en el trasero mientras intenta marcharse de allíCon gran preocupación he estado observando los acontecimientos de estos días, en los que la policía antidisturbios parece a menudo extralimitarse en sus funciones. Muchas de mis impresiones las dejé plasmadas en una entrada anterior, en la que ya criticaba un poco todo esto. Nunca he entendido el porqué hay manifestaciones que acaban felizmente, y otras, sencillamente, a la menor provocación se sacan las porras, se cortan calles, y, encima, se arremete muchas veces contra ciudadanos (¡y periodistas!) inocentes… El porqué ocurre esto, cuáles son los parámetros para intervenir con violencia, es algo que deberíamos preguntar a los altos mandos, a los delegados del Gobierno, y a los consejeros que tienen algunas comunidades autónomas y al propio ministro del interior. Durante la marcha laica (en la que yo no insulté a nadie, salvo que éste me insultara –sí, señores- antes) vi escenas surrealistas, como detener a un chico sólo por pasar por donde “no debía”, o ver a toda una fila de antidisturbios vigilando una calle completamente vacía (salvo personas que hablaban entre ellos en las aceras).

Daniel Nuevo, el hombre que tomó esta foto, fue inmediatamente agredido sin haber proferido insulto, provocación o agresión por su partePero pongámonos por un lado del lado del policía, imaginando que sólo le mueve el cumplimiento de las órdenes recibidas… Dicen, y comparto, que están hartos de que se les insulte, aunque esos insultos son inspirados por actuaciones anteriores, y últimamente los insultos no han sido tan masivos como se dice. Pero ahora bien, ¿de dónde vienen a menudo esos insultos? Que no digo siempre, pero, gracias a los medios de los que hoy disponemos, muchas de las acciones que antes eran simplemente sospechas o rumores por parte de quienes no lo veíamos directamente, han quedado al descubierto. Veamos este ejemplo de Valencia, en el que un infiltrado de la policía es quien está incitando al insulto e incluso a la violencia:

Con este vídeo, lo único que se prueba es que sólo necesitan la excusa de las provocaciones y los insultos para actuar foto de Arturo Rodríguez: algunos manifestantes plantan cara a la policía con su propio cuerpocon violencia. Si es por deslegitimar una protesta en concreto, ¿qué intereses hay detrás de esto? Así que, para los amigos contestatarios, la próxima vez, venga de quien venga –sea infiltrado o no-, no hagáis caso de las personas que os están pidiendo una acción más o menos violenta: quizás, aunque no os guste, les estaréis haciendo el juego y dándoles la satisfacción. Aunque otros vídeos demuestran como a veces ni siquiera incitan, sino que empiezan ellos con los desórdenes. No voy a reproducir aquí los vídeos y fotos, más que nada porque son ya de sobra conocidos por todos (me hubiera gustado poner una foto que me ha causado particular vergüenza, pero por el copyright no ha sido posible; no obstante es ésta: http://gabrielpecot.photoshelter.com/gallery-image/WYD-Spain-2011/G0000guoFfgblmC4/I0000N7alcI5zcho): añado a ellos el estupor que me produjo cómo un policía, sin mediar provocación hacia él, tiraba del pelo a un vecino mío que se había enfrentado a otros polis (cosa que no apoyo, ya que de ello no sacas más que esto) debido al registro realizado a otros chicos de mi ciudad (que no sé exactamente lo que habían hecho, porque no daban explicación alguna a pesar de los buenos modos de mi colega), y yo, al ver esto lleno de rabia –insisto, a éste no se le había dicho ni hecho nada-, al pasar a su lado, no recuerdo si para evitar una agresión hacia mí, o desafiándole, o pidiéndole calma, me limité, ante su sorpresa (¿por qué?), a caminar pasando a su lado con la mano alzada a medio cuerpo… No pasó nada (mejor para él). Pero he visto cosas en ellos que me han avergonzado de sobremanera, como no me pasaba desde que vi cómo, durante las protestas contra la guerra de Iraq, a la petición de ayuda sanitaria para una chica, el agente de turno respondía con un tremendo golpe en la cabeza de la chica (vídeo que, creo, sigue existiendo), y creo que ya ni siquiera necesitan una excusa, pero… ¡Vaia ó Demo! Yo también he sido insultado en numerosas ocasiones por gentecilla cualquiera, y aguantado las miradas de odio de aquellos que nos protegen y, teóricamente, nos sirven, incluso he intuido sus murmullos y miradas de reojo con desdén (y siempre pensando, “si me quieres aquí me tienes; si me das, no te aseguro que no vaya a devolvértela”) sin que yo les haya insultado, y ¿qué pasa? ¿Me he liado yo a hostias como un puto hooligan alcoholizado y narcotizado? No, ¡joder!, no… Si bien es mi deber como ciudadano responsable censurar los insultos y provocaciones de algunos “compañeros de ruta”, es también el mío exigir un poco de profesionalidad por su parte y de buen juicio: ¡carajo!, que no son los únicos funcionarios que aguantan insultos o desagravios (los funcionarios de oficina y otros tienen que soportar también a indeseables con una sonrisa, y, sin caer en insultos o agresiones, demostrarles que su actuación era errónea). Confío en que todos esos abusos que hemos presenciado traigan las consecuencias justas para aquellos que las hayan cometido. Pero eso sí, amedrentar, no amedrentan a nadie. Ahora sí, señalemos a los auténticos culpables, a los delegados del gobierno y al ministerio del interior que, a día de hoy, justifican la actuación de sus empleados como bien medida y justa (la policía está dirigida por delincuentes que se sientan en los despachos), y señalemos la hipocresía de cierto PPartido que, cuando algún miembro, de sus Según el testimonio del videoaficionado y de varios testigos, este chico fue anteriormente abofeteado sin que intentara defenderse (click para ver el vídeo)bases, de su cúpula, y ya ni te cuento si es alguna deportista famosa, es detenido, inculpado o enjuiciado, hablan de cierta instrumentalización partidista de las fuerzas de seguridad por parte del gobierno y le acusan de crear un Estado policial, pero que cuando es alguien ajeno a los suyos, a los intocables, ríen y aplauden como la hienas sanguinarias que son. Y si crees que este escrito es duro, deberías leer el que mi buen juicio me ha censurado. Y ¡circulen! Que aquí no se les ha perdido nada…

La sátira y la ironía del gran Pi de la Serra de nuevo:

Escuchar: http://www.goear.com/listen/a12fd29/canco-en-i-francesc-pi-de-la-serra

Cançó en I

La policia està al servei dels ciutadans,
la servilia està al ciutei dels piutadans,
la ciutadia està al polei dels sertadans,
la policia està al ciutei dels servatans,
l’estudiantia està al polei dels servi-mans,
la servilia està al servei dels poli-mans,
la polivia està al serteu dels estudiants.
La nena toba que passava per allí,
la policia fidelment la protegí;
i no sabeu potser vosaltres perquè ho fi?
Per un jove que la volia fullir.
La ciutacia està al pervei dels tinserdans,
la lipocia està al versei dels taciudans,
l’oligarquia… 1, 2, 3 salta pagès, que no ha estat res!
Una cegueta que no pot atravessir,
colpeja l’aire amb un bastó blanc i molt fi,
un policia de seguida arribí
i amb gran tendresa, força i gràcia, l’ajudí.

Canción en I

La policía está al servicio de los ciudadanos,/ la servilía está al ciudicio de los piudadanos,/ la ciudadía está al policio de los serdadanos,/ la policía está al ciudicio de los servadanos,/ la estudiantía está al policio de los servi-manos,/ la servilía está al policio de los poli-manos,/ la polivía está al serdicio de los estudiantes,/ la niña toba que pasaba por allí,/ la policía fielmente la protegí;/ y ¿no sabéis quizás por qué lo haci?/ Por un joven que la quería jodir./ La ciudacía está al pervicio de los tinserdanos,/ la lipocía está al versicio de los daciudanos,/ la oligarquía… 1, 2, 3 salta payés, ¡que no ha sido nada!/ Una cieguita que no puede crucir,/ golpea el aire con un bastón blanco y muy fini,/ un policía en seguida lleguí/ y con gran ternura, fuerza y gracia, la ayudí…

Pi de la Serra

http://www.viasona.cat/grup/quico-pi-de-la-serra/palau-d-esports-barcelona-27276/canco-en-i

NOTAS A LA TRADUCCIÓN: éste es uno de los textos relativamente algo más difíciles de traducir del gran Quico, debido a sus juegos de palabras, pero creo que he salido airoso. Por otro lado, dado que es la alteración del final de algunas palabras la que da sentido al texto, ésta es una de las excepciones en que se debe respetar la rima original.

A %d blogueros les gusta esto: