Filosofía rollingstoniana: “si lo intentas a veces”


Let_it_BleedIntentando citar de memoria: “He estado escuchando a ese filósofo tuyo: Jagger” -le dice en el primer capítulo la hermosa doctora Cuddy (Lisa Edelstein) a su insubordinado, cínico y escéptico empleado, el doctor Gregory House  (Hugh Laurie)-, “y dice que no puedes obtener siempre lo que quieres.. Pero que si lo intentas alguna vez…”… En fin, una referencia televisiva de calidad para presentar una canción fundamental, que es canción de cabecera de este melómano médico ficticio. Y es que, desde 1968, los Rolling Stones habían emprendido el camino de abandonar el utopismo hippie, representado por el barroquismo musical del 67 capitaneado por sus amigos/rivales los Beatles, y por el que tantos palos les dieron. Al tiempo que recuperaban el blues y el rock duro de sus raíces, sus temas se volvían algo más realistas y más crudos (curiosamente, el más dotado para el barroquismo musical, el que dio calidad a esa incursión en la psicodelia y el rock sinfónico con sus flautas, mellotrones, instrumentos orientales y norteafricanos, el hombre-orquesta Brian Jones, fue el que más contento se puso del regreso a las raíces, tanto como antes se había opuesto al barroquismo). Los temas de su disco Beggars Banquet habían acompañado las revueltas del 68 de gran parte del mundo; ahora, su disco del 69, Let it bleed, hacía de contrapunto al panorama violento del final de los utópicos 60, en el que los hippies, a la salida de Woodstock, agonizaban entre el activismo radical violento y sus excesos con las drogas. Por eso, hay quien califica esta canción, lanzada como sencillo en 1968 y recogida posteriormente en el disco de 1969, como un retrato de esos tiempos y de su filosofía: el desencanto con el utopismo del 67, que dio paso al radicalismo del 68 y siguientes, quedaba plasmado en esa máxima de “no siempre puedes tener lo que quieres, pero si lo intentas, a veces, puedes conseguir lo que necesitas”, que se abre (fortuitamente, pues lo consideraron “divertido”) con un coro, el London Bach Choir, que le da cierto aire de revelación:

You can’t always get what you want

I saw her today at the reception
A glass of wine in your (her) hand
I knew she was going to meet her connection
At her feet was a footloose man

(Now) You can’t always get what you want (no) (yes)
You can’t always get what you want
And (But) if you try sometime(s), you(‘ll) (you just) (might) find
You(‘ll) get what you need

And I went down to the demonstration
To get my fair share of abuse
Singing "We’re going to vent our frustration
If we don’t, we’re going to blow a 50 amp fuse"

Sing it to me

Ah baby, yeah

I went down to the Chelsea drugstore
To get your prescription pills
I was standing in line with Mr. Jimmy
And, man, did he look pretty ill

We decided that we would have a soda
My favorite flavor was cherry red
I sung my song to Mr. Jimmy
Yes, and he said one word to me and that was "dead"

I said to him…

Oh yeah

You get what you need
Yeah
Ah baby, ah yeah

I saw her today at the reception
In her glass was a bleeding man
She was practiced at the art of deception
I could tell by her blood-stained hands

http://timeisonourside.com/SOYouCantAlways.html

No puedes conseguir siempre lo que quieres

La vi hoy en la recepción/ un vaso de vino en su mano/ Supe que se iba a encontrar con su contacto/ A sus pies estaba un hombre sin compromiso.// No puedes conseguir siempre lo que quieres/ No puedes conseguir siempre lo que quieres/ pero si lo intentas alguna vez, podrías descubrir/ que conseguirás lo que necesitas.// Y me dirigí a la demostración/ para obtener mi justa parte de abuso/ cantando “Vamos a desfogar nuestra frustración/ y si no, vamos a fundir un fusible de 50 amperios”.// Cántamelo// No puedes conseguir siempre lo que quieres…/ pero si lo intentas, a veces, solo encontrarás tal vez/ que conseguirás lo que necesitas.// Fui a la droguería de Chelsea/ para comprar tus pastillas con receta/ Estaba en la cola con el señor Jimmy/ y, tío, parecía estar bastante enfermo// Decidimos que nos beberíamos una soda/ Mi sabor favorito era cereza roja/ Le canté mi canción al señor Jimmy/ Sí, y él me dijo una palabra, que era “muerto”.// Le dije// No puedes conseguir siempre lo que quieres…/ Pero si lo intentas alguna vez, podrías descubrir/ que consigues lo que necesitas.// Consigues lo que necesitas// La vi hoy en la recepción/ en su copa había un hombre sangrando/ había practicado en el arte de la decepción/ lo podría decir por sus manos manchadas de sangre.// No puedes conseguir siempre lo que quieres…/ Pero si lo intentas alguna vez, podrías descubrir/ que consigues lo que necesitas.

Mick Jagger & Keith richard

One response to this post.

  1. Una de mis favoritas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: