Dios nos salve de la Reina… de la monarquía


Sex_Pistols_-_God_Save_the_QueenÉsta no es una entrada tanto para atacar a la reina de Reino Unido (Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte, y quién sabe si seguiremos hablando de Escocia como miembro), o a los fastos de su “Jubileo” en estos tiempos de crisis económica, sino más bien para reivindicar el rock como arma crítica y rebelde cuando es necesario (nunca me ha gustado el “provocar por provocar” o el criticar por criticar), pues no me hizo demasiada gracia saber que hubo cantantes y grupos de rock que actuaron en la celebración (por suerte, no idolatro a ninguno de ellos): no les voy a atacar a ellos por su decisión de tocar, quizás sean amigos de la reina, etc., pero sí mostrarme crítico con ellos, porque pienso que el día que el arte se ponga del todo del lado de los poderes institucionalizados, en cuanto éstos representen una diferencia entre ciudadanos, estaremos bien, pero que bien, jodidos, pues ya sí que no nos quedará nada. Que ya nos hemos olvidado de cuando éramos hippies y nos censuraban las canciones, ¿no, Mr. Paul “Devolved Irlanda a los Irlandeses” McCartney?

Sid Vicious y Johnny RottenEn 1977, en el Jubileo de la reina, una panda de desarrapados, groseros y estrafalarios punkies bajaron, como es la tradición de esta celebración, por el río Támesis en una barcaza, tocando la canción que les había lanzado tanto al éxito como a ser los abanderados del punk-rock británico (no el primero, según algunos, pero sí el más genuino y representativo): eran los Sex Pistols, tocando su “God save the Queen”, una canción definida por algunos de sus detractores más rancios como un insulto hacia la corona y hacia la nación, pues su nada reverencial canción tenía el nombre del himno británico. El grupo y su mánager fueron arrestados, pero por un incidente algo ajeno a esto (según la wiki); incluso alguno de sus miembros niega que esto hubiera sido premeditado. Para la crítica hostil, quitando lo de los ataques a los símbolos patrios, los Sex Pistols y su himno eran la provocación por la mera provocación; para otros, suponía una burla cruel contra el pueblo británico. Pero su cantante Johnny Rotten se declaraba en estos términos: "No se escribe una canción como ‘God Save the Queen’ porque odies a los ingleses. Se escribe una canción así porque los amas y estás cansado de que los maltraten" (http://es.wikipedia.org/wiki/God_Save_the_Queen_%28canci%C3%B3n_de_Sex_Pistols%29). Y es que hay que aclarar una cosa: en aquellos días, debido a los conflictos de Oriente Medio y otras cosas, también se vivía una crisis económica brutal a escala mundial que se traducía en un inmenso paro, y resultaba bastante indecente engañar a los británicos (no sólo a los ingleses, pues esto afecta también a los galeses, a los escoceses, a los nor-irlandeses y a otros sitios de ultra-mar como Gibraltar y las colonias que aún mantuviera la corona) con semejantes fastos mientras cientos de obreros engrosaban las filas del paro y el desempleo juvenil alcanzaba una cuota tan alta; en vez de darles trabajo, les daban una Union Jack y a jalear vivas a su reina y a su heredero. “God Save the Queen”, cuyas estrofas Rotten canta como shave, pareciendo decir “Dios afeite a la reina”, era, en realidad, el grito de rabia de una juventud harta de ser engañada, que sentía que no tenía futuro alguno, y que encima les decían que ante los símbolos de la patria debían o de callar o de jalear sus fórmulas… Y aplíquese esto a toda monarquía actual.

God Save the Queen

God save the queen her fascist regime
it made you a moron a potential H bomb!

God save the queen she ain’t no human being
there is no future in England’s dreaming

Don’t be told what you want don’t be told what you need
there’s no future no future no future for you

God save the queen we mean it man
we love our queen god saves

God save the queen ‘cos tourists are money
and our figurehead is not what she seems
Oh god save history god save your mad parade
Oh lord god have mercy all crimes are paid

When there’s no future how can there be sin
we’re the flowers in the dustbin
we’re the poison in your human machine
we’re the future your future

God save the queen we mean it man
we love our queen god saves

God save the queen we mean it man
there is no future in England’s dreaming

No future for you No future for me
No future no future for you

https://www.antiwarsongs.org/canzone.php?id=1767&lang=en&justlyrics=1

Dios salve a la Reina

Dios salve [Alt. guarde] a la Reina, su régimen fascista,/ te volvieron imbécil, una bomba H en potencia.// Dios salve a la reina, ella no es un ser humano/ No hay futuro en el sueño de Inglaterra// Que no te ordenen lo que quieres, que no te ordenen lo que necesitas/ no hay futuro, ningún futuro, ningún futuro para ti.// Dios salve a la reina, lo decimos en serio tío/ amamos a nuestra reina que dios guarda.// Dios salve a la reina, porque los turistas son dinero/ y nuestra figura representativa* no es lo que parece/ Oh dios salve la historia, dios salve vuestro demente desfile [Alt. alarde]/ Oh señor, que dios se apiade, todos los crímenes se pagan// Cuando no hay futuro cómo puede haber pecado/ somos las flores en el cubo de basura/ somos el veneno de vuestra máquina humana/ somos el futuro, vuestro futuro// Dios salve a la reina, lo decimos en serio tío/ amamos a nuestra reina que dios guarda// Dios salve a la reina, lo decimos en serio tío/ no hay futuro en el sueño de Inglaterra// Ningún futuro para ti, ningún futuro para mí/ ningún futuro, ningún futuro para ti.

Steve Jones, Glen Matlock & Johnny Rotten

Nota:

* Figurehead, entre otras cosas, significa en inglés algo así como “una persona representativa, con un poder simbólico pero no efectivo”: lo propio de una monarquía parlamentaria y democrática, como “nuestro” Juan Carlos.

A %d blogueros les gusta esto: