“Radikales peligrosos” o “El regreso del Peatón con Opinión”


Éstos son los -según algunos políticos, periodistas y fuerzas de seguridad- peligrosos radicales que organizaron el 25-S y que fueron absueltos (no sé si es la palabra) por el juez Santiago Pedraz:

Autor o difusor: J. C. P., a través de Facebook

Cuando los vi en televisión, el corazón casi me da un vuelco al reconocer al hombre del medio por un vídeo que había visto, y eso que, curiosamente, a mí me cuesta recordar las caras. A partir del segundo 50 aproximadamente, podemos ver lo que este hombre estaba haciendo durante el 25-S:

En esos momentos, el hombre no estaba en las vallas que cercaban el Congreso. La policía le acusó de varias cosas que no se corresponden para nada con las imágenes que vemos. Y es que podemos aseverar que de desagradecidos está el mundo, y que si este hombre es un radikal peligroso, yo también quiero serlo: así de claro.

Por su parte, la sentencia del juez Pedraz ha levantado ampollas entre los otros actores de estos sucesos. De todas las personas y las cosas que han dicho, quiero resaltar una, porque me preocupa especialmente: la respuesta de doña Soledad Becerril, elegida por las cortes como Defensora del Pueblo:

Be Cerril, my friend

¿Qué es la figura del Defensor del Pueblo, según la Constitución?:

Artículo 54.

Una Ley orgánica regulará la institución del Defensor del Pueblo, como alto comisionado de las Cortes Generales, designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en este Título, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la Administración, dando cuenta a las Cortes Generales.

Constitución Española de 1978, Título I, Capítulo IV

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/constitucion.t1.html#a54

Es decir, tal como yo lo entiendo, es una figura creada para defender a los ciudadanos de posibles y eventuales abusos por parte de la Administración, sea ésta general, autonómica o local; según el artículo 162 puede interponer ante el Tribunal Constitucional, el Recurso de Amparo, en nombre de personas naturales o jurídicas, y el de Inconstitucionalidad, en referencia a las leyes que se dicten por cualquiera de las administraciones. Lo que quiero decir con todo esto es que, a mi parecer, la señora Becerril –como en otra ocasión- se está extralimitando en sus funciones, haciendo declaraciones y tomando una competencia que no la compete en absoluto. Hace pensar que, si estos encausados, o cualquier otro, hubieran, por cualquier razón legítima, acudido a ella buscando el amparo que la Consitución garantiza a todo ciudadano, ella lo hubiera rechazado… Y no habría pasado nada porque como la respalda la mayoría absoluta del Congreso. La función de la defensora del pueblo es la de, como dice su nombre, proteger a los ciudadanos, y no a los políticos, en cuanto ejercen su función de políticos, y mucho menos al partido político al que pertenezca. Es por eso que yo creo que esta figura constitucional no puede emplearse para respaldar el comportamiento de los políticos, en cuanto ejercen su función de políticos, más que nada porque apenas necesitan esa protección, y además porque, pudiendo estar de acuerdo o no en que el juez Pedraz se extralimitara, no tiene ninguna potestad al respecto, porque hasta donde yo sé, este juez no ha faltado en ningún momento a principio constitucional alguno del Título I, y nadie le ha pedido recurso de amparo a este respecto. Se me ocurren muchas cosas para reformar las leyes que rigen la política española, y una de esas cosas es que la figura del Defensor, o Defensora, del Pueblo, necesita una revisión y una reforma urgente: esta figura debería ser lo más neutral posible, y no debería ser un instrumento más de poder del partido político, sea el que sea, que en ese momento se encuentre ejerciendo el papel gubernamental.

Pero, a fin de cuentas, yo no soy más que un peatón con opinión:

One response to this post.

  1. “Caminho a pe, por iso vexo o mundo tal cal é” Esto es lo que tenía que hacer esta “señora”, bajarse de su coche de lujo y mezclarse con aquellos a los que se supone que debería defender. Es increíble que un personaje así, que ni siquiera conoce cuales son las funciones de su puesto, esté cobrando un sueldazo pagado por los españoles. Vergüenza de país.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: