A los que no apoyan ni hacen la huelga general de educación…


944625_646599258718013_1673943291_nAyer, las noticias decían que ni la CONCAPA ni otra asociación conservadora de padres de alumnos apoyaban la huelga general en educación… Ni falta que hace, pero, como dirán que es una irresponsabilidad por parte de profesores, padres y alumnos hacer huelga, nosotros, ya que nadie lo dice, les recordamos a todos esos señores como dichas asociaciones, el ministro W€rt, su portavoz (con ese vídeo que hizo y remitió a los medios, en vez de celebrar una rueda de prensa) y todos esos cretinos que se dedican a crear opinión en el medio que sea, que en el pasado ellos animaron a sus hijos a hacer pellas… Perdón, a “hacer objeción de conciencia” contra la asignatura Educación para la ciudadanía, y seguimos sin entender por qué: ¿acaso se enseñaba a torturar personas? ¿Por qué entonces sí, y ahora no, estaba bien faltar a clase? Porque puestos a dar lecciones de coherencia…

Accidentalmente, vi cómo enfocaban los “tremendos sucesos” del Campus de Somosaguas, donde unas personas trataban de impedir el acceso a las aulas, nuestra cadena satánica favorita, Tele-Mordor, como “impidiendo la entrada a aquellos estudiantes que querían ejercer su derecho a estudiar” (derecho que, por lo visto, sólo tienen algunos). En otros momentos, podría yo censurar la actitud de algunos para que así no se desvirtuara una lucha, pero visto que ya impera el “todo-vale”, pues vale: sólo tengo palabras precisamente para esos estudiantes que querían ejercer libremente su “derecho a estudiar”. Os quedan por delante la práctica totalidad del año entero para ir a clase y subir a regatear vuestras notas en los despachos, en la manera que os sea más cómoda; cuando, hastiados del estudio, os encontréis haciendo pellas, o faltéis a clase por cualquier otra cuestión trivial, os ruego que os acordéis de vuestro “derecho a ir a clase”. Y ya que a vosotros os da igual la inmensa mayoría que va a verse afectada por una norma injusta, no esperéis que lloremos porque por tres días no podáis ir a clase a besarle el culo al catedrático de turno. Pero tranquilos: ya os lo recompensará alguien el día de mañana con una cartera ministerial.

A esos profesores y alumnos que aseguran no secundar la huelga, porque es una huelga movida por razones “políticas”, habría que decirles que, además de que su decisión de no apoyar la huelga no es menos política, pues nada: que esperen a que el PP promueva una huelga por la educación, así se sentirán algo menos politizados. No mintáis: vuestra abstención política no es más que otro nombre para no llamaros esquiroles.

Pero todas esas personas están contentas, porque por fin la asignatura de Religión es obligatoria y computa para la nota final. ¡Viva!… Yo no es que me oponga a que quien quiera reciba una educación religiosa, pero para eso hay otros lugares, y la asignatura de Religión deja un hueco innecesario y una solemne pérdida de tiempo para los alumnos que no la cursan. Pero bueno, supongo que también es una tradición que se remonta a la Edad Media, como el toro de la Vega, la quema de brujas, el derecho de pernada, el feudalismo, y que un cateto maneje básicamente el destino de la educación y la cultura española.

Quizás, a fin de cuentas, lo que el señor Wert pretende es que nos hagamos toreros…

Hablando de otra cosa y de lo mismo, finalmente, gracias a los libros de Fernando, he conseguido la transcripción de esta tremenda canción de Ramón Muntaner, del año 1978, incluida en su disco Veus de lluna i celobert. Es una letra de Joan Ollé que relata cómo era la infancia durante los años de la posguerra, con una educación manipuladora, alienadora, centrada en el miedo… Y la muerte paseándose bajo palio por la Gracia de Dios:

Parlo d’un temps

Sobtadament retornà el gran silenci
a xiscles negres i roents.
-L’ordre -deien.
La creu va tornar a l’escola
i Jesús fou clavat altre cop entre els lladres.
Amb el braç enlairat cap un cel de llambordes
hissàvem banderes de por, despulles de naufragi.
Parlo d’un temps de llum descorxador
sense ressò ni ombra d’esperança,
parlo d’uns ulls glaçats d’esgarrifança
fent el camí de l’escola amb la por
de no esbrinar la fórmula del vent
l’àrea del cel o el gust de la tristesa.
Parlo del temps de la meva infantesa
i de la infantesa de molta més gent.
Hem vist com s’omplien presons i taüts.
Hem vist cossos nafrats per sagetes
llaurar asparament sota el jou del tirà
i bisbes de greix
-amb la creu a una mà i a l’altra el punyal-
beneint is tragèdia.
Hem vist la mort caminar sota pal·li per la Gràcia de Déu.

Hablo de un tiempo

De pronto regresó el gran silencio/ con chillidos negros y candentes./ –El orden –decían./ La cruz volvió al colegio/ y Jesús fue clavado de nuevo entre los ladrones./ Con el brazo alzado hacia un cielo de adoquines/ izábamos banderas de miedo, despojos de naufragio./ Hablo de un tiempo de luz de matadero/ sin resón ni sombra de esperanza,/ hablo de unos ojos helados de escalofrío/ haciendo el camino del colegio con miedo/ de no desentrañar la fórmula del viento/ el área del cielo o el gusto de la tristeza./ Hablo del tiempo de mi infancia/ y de la infancia de mucha más gente./ Hemos visto como se llenaban prisiones y ataúdes./ Hemos visto cuerpos llagados por flechas/ labrar ásperamente bajo el yugo del tirano/ y obispos de grasa/ –con la cruz en una mano y en la otra el puñal-/ bendiciendo la tragedia./ Hemos visto a la muerte caminar bajo palio por la Gracia de Dios.

Ramón Muntaner – Joan Ollé

A %d blogueros les gusta esto: