Reseña de “Dama de la Noche” de Cristina Bermejo Rey


Mírame
Y dime que me quieres
Sólo bastará eso
Para que a ti me entregue
Pues sólo seremos tú y yo,
No habrá nadie más,
Juntos nos iremos,
Conseguiremos la felicidad.

Balada de Christine

Dama de la noche es una historia en la que “Amor y terror van de la mano”, una historia en la que dos seres se enfrentan a su maldición para poder estar juntos. Lo cierto es que su autora, Cristina Bermejo Rey, siente cierta predilección por las historias en las que hay que vencer o sobrellevar una maldición, y una gran fascinación por la figura sensual y cautivadora del vampiro.

La escribió a la edad de 17 años, fruto –dice ella- de su “caserismo” (“Más casera que las croquetas de mi abuela”, suele decir). Revisó a fondo el escrito y apenas tuvo que hacer grandes cambios, de manera que la editorial Mablaz se la publicó.

HFZJEAHMDDXQDPVCTCVX2015_10_13_5h13m58sLa historia tiene como trasfondo y motivo la historia de amor entre dos vampiros, Christine y Bill, en un tiempo indeterminado (aproximadamente, finales del XVIII y principios del XIX) y en un lugar indeterminado (Gran Bretaña o Irlanda). Una noche, Tom, un viajante, descubre la naturaleza de la cautivadora mujer que le ha seducido, y desde ahí, se desata una historia en la que los dos enamorados habrán de enfrentarse a un sinfín de enemigos: hechiceros, inquisidores (sólo diferenciados por su fe) y asesinos, pero también con valiosos aliados.

Para contar la historia, Cristina eligió una mecánica de alternancia de narradores en primera persona: cada parte del libro nos es contada por uno de los personajes principales, comenzando por Tom, que nos sirve de llave para abrir la historia. Algo que a mí, particularmente, me parece sumamente interesante y original, así como el final, muy sorprendente (aunque yo sea más partidario del pre-final).

Christine, cortesía de Sergio Ramos PérezAlgo que le atormenta un poco a su autora es el paralelismo que pueda establecerse con la célebre saga Crepúsculo, hasta el punto de ser casi lo primero de lo que habla en las presentaciones y entrevistas. Reconoce que, ciertamente, tomó la idea de la historia de amor, pero no mucho más: contra la idea angelada y naïve que vende esta saga, en Dama de la Noche nos encontramos al vampiro más descarnado, el que por su naturaleza se ve obligado a matar para vivir (algo que hace el ser humano, como animal que es). El vampiro de Bermejo Rey es el clásico: el que mata para subsistir, el que vive por una maldición, el que muere si se expone al sol… Como ella dice: “Mis vampiros no brillan al sol”.

En definitiva, una obra entretenida en donde descubrir a una muy prometedora escritora novel, que ya tiene en ciernes su próximo libro, y que recomiendo muy vivamente.

Se puede encargar a través de http://www.librosmablaz.com/index.php?page=catalog&pw=1&bq=dama%20de%20la%20noche#Mapa, o bien escribiendo a pedidoscrislm”arroba”hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: