Feliz Día de Las Librerías


Me gustaría estar en una librería,

una de esas librerías de barrio humilde,

donde los niños ojean ávidos y asombrados

páginas de libros de animales,

y los jóvenes pasan de casas de apuestas,

contemplan los libros y proclaman:

¡Ya sé lo que quiero que me regalen!

Donde una chica solitaria busca amores malditos

y un joven aspirante aprende de los grandes maestros.

Quiero estar junto a Faulkner y Bukowsky,

discutir con Aristóteles y Karl Marx,

charlar con Antonio Machado

y tomar un café con Lorca.

Quiero ser ojeado, hojeado, visto, leído, deseado, peticionado, solicitado…

Quiero que pregunten por mí.

Soy un libro,

una historia de justicia y venganza,

cuento al mundo lo que el mundo me ha contado.

Si me quieres descubrir, estoy en tu librería.

Me llamo Billy (“algo es algo”):

ansío conocerte porque tengo mucho que contarte.

Búscame en tu librería.

A %d blogueros les gusta esto: