Posts Tagged ‘Berlanga’

Adiós maestro


A Manuel Alexandre

Silencio


Título
Silencio
Intérprete
Adolfo Celdrán
  1. A la voz de un pueblo (Adolfo Celdrán)
  2. Canción de la novia del pescador (letra: Jesús López Pacheco, música: A. Celdrán)
  3. La cruzada de los niños (Bertolt Brecht-A. Celdrán)
  4. Doña María (Nicolás Guillén-A. Celdrán)
  5. ¡Qué pena! (León Felipe-Carmina Álvarez)
  6. La mala pesca (letra: López Pacheco, música: Hilario Camacho)
  7. El sastre de Ulm (letra: B. Brecht-A. Celdrán)
  8. Canción a las 6 de la mañana (A. Celdrán)
  9. Canción del pescador (letra: Carlos Álvarez, música: A. Celdrán)
  10. Canción bailable (J. López Pacheco)
  11. Una canción (J. López Pacheco)
  12. General (Bertolt Brecht-Adolfo Celdrán)
  13. Bella ciao (Popular italiana)
  14. Cajitas (Mavina Reynolds, adaptación A. Celdrán)
1970

Comentario: éste es el primer LP de Adolfo Celdrán, un cantautor, a mi entender, imprescindible. La portada es del pintor Juan Genovés, y el disco fue aclamado como el mejor del año por la crítica (Bourbon’s street, 1971). En realidad, éste no es el disco original, pues aquél comprendía sólo hasta "Una canción"; esta edición especial comprende como bonus extra tres de sus primeras canciones, incluidas en su primer EP. El título Silencio hace referencia al tema central de la primera canción del disco, cuya letra es de su autoría, y está dedicada a personajes tan importantes como Raimon, Berlanga, Bardem, Pi de la Serra, Lluís Llach, Ángel González… El disco comprende, además de las letras de Celdrán, letras de poetas tan importantes como Nicolás Guillén, Bertolt Brecht, León Felipe y Jesús López Pacheco; y además de su música, contó con la aportación de amigos como Hilario Camacho y Carmina Álvarez en "La mala pesca", de López Pacheco, y "¡Qué pena!", de León Felipe, respectivamente. Escritas y compuestas por Adolfo Celdrán son "A la voz de un pueblo", un feroz alegato contra la censura, la represión y el terror encarnados en el silencio -símbolo sempiterno en los cantautores vía poetas de la Generación del 50- y, a la vez, una llamada esperanzada a romper ese "criminal silencio", y "Canción a las 6 de la mañana", en donde ofrece un retrato realista de la madrugada en ciudades como Madrid, llenas de prostitutas, obreros descontentos, parados…, y en donde a la vez se invita a no quedarse dormido ante este panorama desolador. De Bertolt Brecht canta "La cruzada de los niños", un precioso poema inspirado en un niños polacos durante la II Guerra Mundial, y "El sastre de Ulm", una moraleja que enfrenta el idealismo y la confianza del sastre en la ciencia con la cerrazón racional del obispo de Ulm. Para ser un disco hecho en Madrid, abundan los temas de pescadores en "La mala pesca" y "Canción de la novia del pescador", dos críticas sociales basadas en el mundo difícil de los trabajadores de la mar. Por no comentar todas las canciones, sólo mencionaremos la que cierra el disco original: "Una canción", sobre un poema de Jesús López Pacheco; "Una canción", o también "Pueblo de España, ponte a cantar", supuso la donación de Celdrán y López Pacheco a la colección de himnos antifranquistas que empezaba a tomar forma: es un canto a las clases trabajadoras y un soplo de aliento a su lucha por la justicia bajo el verso: "pueblo que canta no morirá".
Sobre las tres canciones incluidas en esta edición de "Los cantautores" (ed. del Prado) decir que formaron parte del primer EP de Adolfo. "General" está basado en un poema de Brecht en el que se contrapone la voluntad humana a la de las máquinas gracias a su pensamiento, lo cual hace que el general no pueda usarle siempre. "Bella ciao" es una conocidísima canción popular de los partiggani italianos contra Mussolini que también se oyó en España en la guerra civil. Y "Cajitas" se trata de una popularísima canción escrita por la cantautora norteamericana Mavina Reynolds, bastante prohibida en sus días por su crítica; a parte de por Celdrán, la canción ha recibido numerosas versiones como la del mismo Pete Seeger o Víctor Jara, y constituye en todas ellas, al igual que en la original, toda una crítica contra la burguesía y su sistema social establecido. Huelga decir que el EP recibió el temible, pero usual, sello de "no-radiable" por parte de la censura.

A Agustín González, actor


Hará ya dos años que falleció el inolvidable actor Agustín González. Le tenía un cariño especial a este actor porque prácticamente fue el primero con el que me quedé el nombre y el rostro (para estos asuntos yo soy pésimo); le había visto siendo un niño, casi un adolescente, en la serie "Los ladrones van a la oficina" y en la película de Martes y 13 "En martes ni te cases ni te embarques": fue para mí tal shok aquel hombre con cara de buena persona haciendo tantos espasmos al cabrearse, pero sin llegar nunca a la sobreactuación, que me propuse seguir su carrera… y nunca me defraudó. Me reí con él a rabiar en "La escopeta nacional" y en "Patrimonio nacional", de Luis García Berlanga: ¿cómo podía retratar también a los curas franquistas? Tan integristas, tan extremistas… Era tal la devoción que mis amigos y yo le tenemos que de siempre, uno de nuestros pasatiempos favoritos era imitar al maestro. ¡Qué risas! A fin de cuentas, gracias a él supimos apreciar lo que era la profesionalidad en la escena, y admirar a sus compañeros de armas: actores y actrices como J. L. López Vázquez, M. Aleixandre, Emma Penella…, y directores como Berlanga, Camus o el también actor Fernando Fernán Gómez.
Pero no todo era comedia: el maestro sabía sacar su carga dramática. Para mí es inolvidable su actuación en "Las bicicletas son para el verano" como padre liberal y humanista… No puedo decir más que era una bestia de la interpretación. Nunca le vi, por desgracia, en teatro, pero ¡imaginen! Si en cine era una bestia, en teatro debía ser un monstruo…
Me hubiera gustado alguna vez estrechar la mano de este gran actor, tan sólo eso, y expresarle mi admiración, pero esa ilusión se desvaneció hará ya dos años:
Un escenario vacío, y un eterno aplauso.

P.S: me hubiera gustado colgar un vídeo suyo, pero no hay ninguno, o yo no lo encuentro… ¡Una pena! Como esta entrada es más sentimental que profesional, os remito a páginas especializadas con información completa sobre el gran actor:
Culturalia
Nuestrocine
El Mundo.es
Y os paso la noticia tal y como la recogió El Mundo

TENÍA 74 AÑOS

Fallece el actor Agustín González tras sufrir una neumonía

MADRID.-
El actor madrileño Agustín González ha fallecido en Madrid a los 74 años tras una neumonía que le mantuvo ingresado en la clínica de la Zarzuela casi dos semanas, según han informado fuentes próximas al fallecido.

Agustín González había estrenado el pasado mes de noviembre en el Teatro Reina Victoria de la capital la obra "Tres hombres y un destino", junto a José Luis López Vázquez y Manuel Alexandre.

El actor había sido sustituido por Juan Jesús Valverde en las últimas
dos semanas, debido a su enfermedad, que según ha indicado el
empresario teatral Enrique Cornejo, se originó hace tiempo con una
gripe que González sobrellevó actuando en el Reina Victoria "debido a su gran sentido de la responsabilidad".

Según Cornejo, finalmente el actor ingresó en urgencias de la
clínica de La Zarzuela con principio de neumonía, dónde permaneció
ingresado en los diez últimos días hasta que el pasado jueves recibió el alta médica y regresó a su casa.

Veinticuatro horas después de recibir el alta médica sus familiares
apreciaron un empeoramiento en su estado de salud y al regresar al
hospital fue ingresado en la UVI, donde ha fallecido sobre las 11.00 horas por un paro cardíaco.


Con Pepe Rubianes


Aunque de esto ya hablé yo también en otra ocasión, por ciertas circunstancias curiosas ellas, Alvito Godino ha publicado un texto sobre el asunto. Lo recojo aquí también como muestra de apoyo al actor y director teatral Pepe Rubianes, tan injustamente vapuleado todavía:

Contra la censura teatral

El caso de
Pepe Rubianes sigue dando que hablar a quienes siguen insistiendo en la
malicia del actor y director catalán. Por hacer memoria: Rubianes, en
una entrevista sobre su obra Lorca eran todos, dijo un
comentario que de seguro no podía imaginar que le iba a traer tantos
problemas y con el cual no pretendió ofender a nadie (a mí, por lo
menos, no): "estoy hasta los cojones de España y de los españoles".
Fuera de contexto es muy fácil juzgar, sí, pero esto no fue más que una
ironía, o mejor dicho sarcasmo, hacia el petardeo que esos señores tan
"serios" se traían, y se traen, por aquel entonces a causa del dichoso
Estatut Catalá.
Pues, como digo, Pepe no podría imaginar que su broma desataría a los
fantasmas de la transición: A esta obra, el ayuntamiento de Madrid,
dirigido por el faraónico Gallardón, le retiró la subvención (y mira
que es raro, con lo que le gustan a este hombre las obras) sin más que
una vaga y poco convincente explicación como excusa. CC.OO le cedió el
pabellón que tiene en la ciudad, pero ocurrió algo rarísimo: de nuevo,
algo parecido a los antiguos Guerrilleros de Cristo Rey, aquellos
impresentables que durante la transición se dedicaban a reventar
películas de Saura, Bardem o Berlanga, obras de teatro de Lorca o
dirigidas por Albert Boadella, y recitales de Lluís Llach, Raimon o
Alberto Cortez, cuando no empuñaban las pistolas y asesinaban a líderes
sindicales, abogados laboralistas o estudiantes comprometidos,
reaparecieron en el estreno de su obra. "¿Cuándo desparecerá la censura
teatral?", rezaba en una sección de preguntas sin respuestas Hermano Lobo, una publicación de humor gráfico de finales de los 70. Parece que hoy por hoy sigue vigente.
Hubo en otra ocasión otra agresión de ultras a un montaje teatral
llamado "Me cago en Dios": dos nietitos de Blas Piñar irrumpieron en la
sala dispuestos a quemar el escenario, el cual estaba lleno de papel
higiénico, al grito anticuado y espeluznante de "Viva Cristo Rey"…
¿Qué ocurrió? Pues veréis: el autor, director y único autor de esta
obra (que yo no he visto, por lo cual no puedo juzgar) es cuñado (o
algo así) de nuestra indigne presidenta, dª Esparanza Aguirre. En esa
ocasión, nadie (y eso que son católicos los de PP y todo) pareció
molestarse, excepto, claro, estos dos angelitos y su abuelo. Eso sí,
después del incidente, la obra cambió de nombre.
El caso es que resucita el grito reaccionario del PP porque en algunas
localidades del sur de la CAM la obra ha sido contratada en diversos
programas teatrales como los de Alcorcón o Getafe, donde yo vivo. Hoy
leo en el periódico que el portavoz del PP de Getafe, José Luis Moreno
(no, no es coña, se llama así) ha exigido la retirada de la obra. Y es
más: me dice un amigo que fue a la obra el otro día y aparecieron los
ultras del PP arrojando huevos.
En fin, que me sumo al grito de Rubianes: yo también estoy harto de
estos españoles de mierda (pero de estos solos, la mayoría de los
paisanos me caen bien, que luego sacamos las cosas de contexto: pero
estos no son paisanos míos, no los reconozco). Y le tengo que decir a
Albert Boadella que se vuelva a disfrazar otra vez, como hizo en
aquella ocasión para escapar de un juicio por una de sus obras, que
parece que la cosa va mal.
Y a todo esto… ¿Dónde caraja está la libertad de esxpresión de la que
tanto alardean? Y, por otra parte, citando al genial Miguel Gila: "Si
no aguantan una broma, váyanse del pueblo"; si esta gente no sabe
captar lo que es una IRONÍA,
¿de qué les ha servido a muchos de ellos el dinero que sus papis
gastaron en su "educación" universitaria? Mejor que se vayan de la
política, porque no entiendo que hace gente sin cultura como ésta
ocupando cargos públicos que podrían estar ocupando gente más
capacitada y con más cultura y luces.
Por eso:
ABAJO ESPERANCITA

A %d blogueros les gusta esto: