Posts Tagged ‘folk’

Folk-rockmántico 3: Si volvieras otra vez


Pablo Guerrero: A tapar la calleTal como dice la autora de este vídeo, esta canción nos habla de como el sistema lógico que es la vida cotidiana de cada uno, si falta la constante del/ la amad@, éste se vuelve absurdo y se pliega sobre sí mismo en contradicción: los sitios no son sitios, las cosas que hacemos pierden sentido, se pierde todo horizonte e ilusión… Sencillamente, todo es absurdo, a menos que “volvieras otra vez”…

En mi opinión, con el disco A tapar la calle, Pablo Guerrero alcanzó la perfección. Como se suele decir, no sobra una sola canción en este utópico microuniverso pabloguerreriano en el que de nuevo se mezclan el amor individual con la solidaridad universal. El disco, musicalmente, es una estupenda muestra de folk extremeño que creo escuela, por pequeña que ésta fuera. Este “Si volvieras otra vez” es una muestra de este universo lírico, apoyándose en el folklore extremeño, quizás no tan interesante como el irlandés o el vasco (para los profanos, me refiero), pero que a uno le parece que le arranca un trozo del alma…

Si volvieras otra vez

Tengo un pájaro alegre
con plumas de colores
No canta porque te fuiste.
Flor de verulí y olé.
si volvieras otra vez.

Lo que siempre nos ha unido
amigos libros, caminos.
Me sobran porque te fuiste,
flor de verulí y olé
si volvieras otra vez.

 
Ando un poco entre las cosas
sin poderme detener.
Solo desde que te fuiste
flor de verulí y olé 
si volvieras otra vez.

Pablo Guerrero

The foggy dew


"Birth of the Irish Republic", Walter PagetBasándose en una melodía tradicional encontrada en un manuscrito, un sacerdote irlandés llamado Canon Charles O’Neill escribió en 1919 una canción narrando el levantamiento de los irlandeses contra la corona inglesa en 1916, el Levantamiento del Día de Pascua (Éirí Amach na Cásca). La popularidad de la canción, unida a la historia de la República de Irlanda, hizo que fuera un himno para el pueblo irlandés, y cantada más recientemente por artistas como Sinnead O’Connor, Alan Stivell, Chieftains o Dubliners, e incluso una interpretación musical por el colectivo catalán El Grup de Folk (“Per sobre les muntanyes”). La letra ha sido extraída de la Wikipedia, en donde nos habla de otras canciones con el mismo título, y respetamos los enlaces insertos en ella para saber de quiénes habla:

The foggy dew

As down the glen one Easter morn to a city fair rode I
There Armed lines of marching men in squadrons passed me by
No pipe did hum, no battle drum did sound its loud tattoo
But the Angelus Bell o’er the Liffey‘s swell rang out through the foggy dew

Right proudly high over Dublin Town they hung out the flag of war
‘Twas better to die ‘neath an Irish sky than at Suvla or Sud-El-Bar
And from the plains of Royal Meath strong men came hurrying through
While Britannia’s Huns, with their long range guns sailed in through the foggy dew

Oh the night fell black, and the rifles’ crack made perfidious Albion reel
In the leaden rain, seven tongues of flame did shine o’er the lines of steel
By each shining blade a prayer was said, that to Ireland her sons be true
But when morning broke, still the war flag shook out its folds in the foggy dew

‘Twas England bade our wild geese go, that "small nations might be free";
Their lonely graves are by Suvla‘s waves or the fringe of the great North Sea.
Oh, had they died by Pearse’s side or fought with Cathal Brugha*
Their graves we’d keep where the Fenians sleep, ‘neath the shroud of the foggy dew.

Oh the bravest fell, and the Requiem bell rang mournfully and clear
For those who died that Eastertide in the spring time of the year
And the world did gaze, in deep amaze, at those fearless men, but few,
Who bore the fight that freedom’s light might shine through the foggy dew

As back through the glen I rode again and my heart with grief was sore
For I parted then with valiant men whom I never shall see more
But to and fro in my dreams I go and I kneel and pray for you,
For slavery fled, O glorious dead, when you fell in the foggy dew.

El rocío brumoso

Bajando la cañada una mañana de Pascua hacia una hermosa ciudad cabalgué./ Había líneas armadas de hombres marchando en escuadrones que pasaron a mi lado./ Ninguna gaita vibraba, ningún tambor de guerra hizo sonar su estruendosa retreta,/ sólo la campana del Ángelus sobre el oleaje del Liffey tañía en el rocío brumoso.// Bien alto orgullosamente colgaron sobre la ciudad de Dublín la bandera de guerra/ Era mejor morir bajo un cielo irlandés que en Suvla o Sud-El-bar/ Y desde los llanos de Royal Meath vinieron corriendo hombres fuertes/ mientras los hunos de Bretaña, con sus armas de largo alcance marchaban en el rocío brumoso.// Oh, la noche cayó, y el estallido de los rifles entonaron el reel de la Pérfida Albión/ Bajo la lluvia de plomo, siete lenguas de fuego brillaron sobre las líneas de acero/ por cada brillante filo se rezó una oración, que a Irlanda sus hijos sean fieles/ Pero al amanecer, la bandera de guerra todavía ondeaba sus pliegues en el rocío brumoso.// Fue Inglaterra quien exigió que nuestros gansos salvajes se fueran, que “las pequeñas naciones podrían ser libres”;/ Sus tumbas solitarias están por las olas de la bahía de Suvla o en la orilla del gran Mar del Norte./ Oh, ¿han muerto al lado de Pearse o lucharon con Cathal Brugha?/ Mantendremos sus tumbas donde los Fenians duermen, bajo el sudario del rocío brumoso.// Oh, los más bravos cayeron, y la campana del Réquiem tañó triste y clara/ por aquellos que murieron en aquella Pascua en la primavera de aquel año./ Y el mundo contempló, con profundo asombro, a aquellos hombres audaces, pero unos pocos,/ los que llevaron en la lucha esa luz de libertad brillaría en el rocío brumoso.// Regresando por la cañada cabalgué otra vez y mi corazón sufría de dolor/ porque entonces partí con valientes hombres a quienes nunca más veré./ Pero voy de aquí para allá en sueños y me arrodillo y rezo por vosotros,/ pues la esclavitud huyó, ¡oh gloriosa muerte!, cuando caísteis en el rocío brumoso.

Hiru Piztiak


ee000378Alboka es un ya veterano grupo de la música étnica y de raíz especializados en la música tradicional vasca, mezclándola además con toda música autóctona imaginable, especialmente con la música celta, ya que uno de sus componentes es irlandés. Alboka estaba formado en sus orígenes por cuatro músicos de peso: Txomin Artola, Josean Martín Zarko, Joxan Goikoetxea y Allan Griffin; a ellos se les suma otros músicos de renombre de aquí y de allá como el txalapartari Juan Mari Beltrán, Eliseo Parra, Tino di Geraldo y la cantante húngara Martà Sebestyén (en la foto junto a los Alboka originales) que borda el acento vasco-francés. El nombre del grupo se corresponde con el que yo considero que es el instrumento con el sonido más maravilloso sobre la tierra: la alboka, cuyo origen es un misterio (hay quien dice que es autóctono de los vascones, otros que es de origen árabe, y otros –teoría que no comparto por ciertas razones que no vienen al caso- que es de origen celta) y que es el alma y la identidad (por decirlo así) del sonido de un maravilloso grupo, no sólo pan-vasquista, sino pan-folklorista.

Este tema, titulado “Hiru piztiak (“Las tres bestias”) pertenece a su álbum Lorius –Dichoso- (Resistencia, 2008). El tema se llama así porque está compuesto por tres danzas, aunque la letra es original, escrita en zortziko txiki.

Oír: http://www.goear.com/listen/dd626c1/hiru-piztiak-alboka

Hiru Piztiak

(Piztiak/ Bernard Xirolarru Egilea/ Anbar eta beltza)

 

Bildots kantaria naiz
egiten dut hozka
Hautatuen etxean
den zakur berdexka.

Lotu nazazu edo
Joango naiz ihesi,
Ez zaitut behar baina
Ez nazazu utzi.

Indioilarra aina
Banaiz ni kantuan,
Arratoia bezala
Beti izkutuan.

Nireak ohoreak
Lanak besteenak,
Sei hizkuntza dakizkit
Erdipurdi denak.

Sartaldeko Printze naiz
Zerbitziarekin,
Mila opari ditut
Zertako ez jakin!

Arrazoi txukunei gor
Noa galbidean,
Behintzat azkarrena naiz
Tontoen artean.

Las tres bestias (1)

(Las bestias/ Bernard el luthier/ Ambar y negro)

Soy el cordero que canta/ mordiendo/ en la casa de los elegidos/ soy el perro verde.// Átame o/ huiré,/ no te necesito pero/ no me dejes.// Cantando como el pavo,/ siempre escondido/ como la rata.// Para mí son los honores,/ el trabajo para los demás,/ sé hablar seis idiomas/ todos mal que bien.// Soy el Príncipe del Este/ con sirvientes,/ traigo mil regalos/ ¡no sé para qué!// Sordo a las razones prudentes/ voy por el camino de la perdición,/ al menos soy el más rápido-listo (2)/ entre los tontos.

Letra: Allan Griffin

Música tradicional

Traducción al castellano: Gustavo Sierra Fernández

Notas sobre la traducción

(1) Allan Griffin escribió este texto en euskera respetando la métrica zortziko txiki; por respetar esa métrica, tanto su traducción al inglés como su traducción al castellano, que podéis encontrar en el disco, viola (con todos mis respetos) sistemáticamente el sentido de la canción y no respeta el significado de las palabras: a fin de cuentas, el texto es suyo. Pero yo, personalmente, prefiero mil veces destrozar la métrica de un poema o una canción con el fin de salvaguardar su sentido original, que es lo que creo que debe de transmitirse en una buena traducción. Otra cosa serían las adaptaciones, con las que estoy de acuerdo siempre y cuando no violen excesivamente el sentido original.

(2) En este punto no he sabido decidirme por ninguna de las dos opciones de traducción por estas razones: azkar significa indistintamente listo, hábil, inteligente pero también rápido. Probablemente, Griffin hizo cierto juego aquí, sólo posible en euskera, ya que a la hora de traducir se nos presenta un dilema: si azkarrena se refiere a galbide, (camino de la) perdición (galdu: perderse; bide: camino), se puede traducir como “el más rápido entre los tontos” (entendiendo que sólo los tontos toman ese camino; pero también, si lo casamos con tontoen le iría bien “el más listo”. Cualquiera de las dos traducciones le iría bien, así que opto por dejarla abierta para que elijáis la que más os guste.

Folk-rockmántico 2: If I were a carpenter (Tim Hardin)


hardin1Ésta es un clásico del folk-rock estadounidense. Tim Hardin fue un cantautor de los años 60 que, al igual que Dylan y otros, creció musicalmente en los ambientes bohemios del folk y del jazz en los círculos del Greenwich Village para, posteriormente, con el estallido musical que comenzó junto al nacimiento del movimiento hippie, enriquecer sus canciones con otros ritmos y otras músicas. Ésta es una canción muy  bonita, muy romántica, aunque a veces peque de cierto machismo tradicional bastante perdonable. Otros cantaron la canción, como Johnny Cash o Bobby Darin, con quien alcanzó gran éxito.

If I were a carpenter

If I were a carpenter
And you were a lady,
Would you marry me anyway?
Would you have my baby?

If a tinker were my trade
would you still find me,
Carrying the pots I made,
Following behind me.

Save my love through loneliness,
Save my love for sorrow,
I’m given you my ownliness,
Come give your tomorrow.

If I worked my hands in wood,
Would you still love me?
Answer me babe, "Yes I would,
I’ll put you above me."

If I were a miller
at a mill wheel grinding,
would you miss your color box,
and your soft shoe shining?

If I were a carpenter
and you were a lady,
Would you marry me anyway?
Would you have my baby?
Would you marry anyway?
Would you have my baby?

Si yo fuera carpintero

Si yo fuera carpintero/ y tú fueras una dama,/ ¿te casarías conmigo de todas maneras?/ ¿Tendrías un hijo de mí?// Si calderero fuera mi oficio/ ¿me encontrarías aún,/ llevando los tarros que hice,/ siguiéndome detrás de mí?// Salva mi amor a través de la soledad,/ salva mi amor del dolor,/ te he dado mi ser,/ ven a darme el tuyo mañana.// Si mis manos trabajaran la madera/ ¿aún me querrías?/ Respóndeme cariño, “Sí te querría,/ te pondré por encima de mí.”// Si yo fuera molinero/ en un molino de muela,/ ¿echarías de menos tu caja de maquillaje/ y tus cómodos zapatos brillantes?// Si yo fuera carpintero/ y tú fueras una dama,/ ¿te casarías conmigo de todas maneras?/ ¿Tendrías un hijo de mí?

Tim Hardin en Woodstock

Nota sobre la traducción

Dado que las transcripciones de la canción que he encontrado por ahí eran cutres, incluyendo una lamentable traducción hecha con el traductor automático, me ha costado observar que “onliness” era en realidad “ownliness”, palabra que no recogen todos los diccionarios y que es tremendamente metafísica; en castellano parece poder traducirse por “mismidad”, pero como personalmente a mí esta palabra no me gusta nada, he decidido traducirlo por “ser”, es decir, “lo que cada uno es en su totalidad”, que creo que le va mejor a la canción en vez de un concepto tan pesado.

Folk-rockmántico: Suenan las campanas


Recuerdo y Profecía - frontalEsta canción pertenece a un disco raro, pero no raro porque tuviera desmadres lírico-sinfónicos frankzappanianos o metiera sonidos extraños. Es raro porque a pesar de la belleza de las letras de Luis Díaz Viana y de las preciosa interpretación de dos de los más importantes cantantes de música de raíz de Castilla, este disco, hoy por hoy, es desconocido e inencontrable.

Para el año 1976, Luis Díaz Viana, hoy autor de interesantes tratados académicos, como una colección crítica de canciones e himnos de la guerra civil española que ha sido uno de mis libros de cabecera en la realización de mi proyecto de tesis, era un poeta novel con poemas interesantes. Para entonces había publicado cerca de dos libros de poesía: Cárceles de soledad y Deseada libertad, títulos muy acordes con el panorama político-cultural del tardofranquismo y la transición; son poemas enraizados con la realidad social de entonces unos, y otros hermosos poemas de amor que no se desentienden del mundo circundante, sino que lo enfrentan. De estos dos libros fue de donde se extrajeron las canciones que Joaquín Díaz, el padre del folk castellano (Agapito Marazuela sería el padrino o el abuelo) arreglaría para cantarlas, en un aire de folk, junto a María Salgado en el disco titulado Recuerdo y profecía por España. De ellas, rescatamos una que es de las que más celebro cada vez que suenan por este aire entre nostálgico y feliz, muy acorde al folk-rock estadounidense.

Oír: http://www.goear.com/listen/e0895d8/suenan-las-campanas-maria-salgado-y-joaquin-diaz

Suenan las campanas

Suenan las campanas
en la calma azul Recuerdo y Profecía - trasera
de la mañana
cerca de mí.

Pájaros que vuelan,
nubes que presienten
mi tristeza por partir.

Ventanal abierto,
donde se amontonan
los recuerdos del ayer…

Hoy debo marcharme,
aunque el sentimiento
me quisiera detener.

Camino sobre hojas
con un equipaje
de palomas y de azul.

No tengo otra cosa
ni otra compañía que
las sombras y la luz.

Suenan las campanas
en la calma azul
de la mañana
cerca de mí.

Pájaros que vuelan,
nubes que presienten
mi tristeza por partir.

Letra: Luis Díaz Viana

Música: Joaquín Díaz

Cantan: María Salgado y Joaquín Díaz

La murga de los currelantes


Carlos Cano escribió y cantó esta canción a mediados y finales de los años 70… Cerca de 30 años después, la letra parece tan incorrupta como el brazo de Santa Teresa, salvo por los emigrantes, que ahora son inmigrantes, así que incluso ahí sería actualizable. Uno de los valores de Cano fue cantar las cosas de una manera muy sencilla y clara, como veremos a continuación:

La murga de los currelantes

¡Ay, Señor!
la que armaron, la que liaron,
con la salida de la masonería
y la subversión,
la pelota, los toros, la lotería 1976 Carlos Cano - A la luz de los cantares (Frontal)
y las quinielas,
el seillas, las letras, el televisor.
"Yus pikinglis", turismo, Sofico (1), renta,
los alemanes, bombas en Palomares (2)
¡Vaya por Dios!
Y ahora con el destape de teta y trota
los camuflajes,
las serpientes con traje de santurrón.
Y es que las dentaduras,
ya no están duras,
para estas huesuras
y llega la rotura
y el personal, que asentado en diquela
como se jalan de carca a carca
mientras cuecen las habas,
suelta un cantar:

¡María!
coge las riendas de la autonomía
¡Marcelo!
que los parados quieren currelo
¡Manué!
¿con el cacique qué vas a hacer?
pues le vamos a dar con el tran tracatrán
pico, pala ichimpón! y a currelar
parabán parabán parabán pan pá.

Esto es la murga los currelantes
que al respetable buenamente
va a explicar,
el mecanismo, tira para adelante,
de la manera más bonita y popular,
se acabe el paro y haya trabajo
escuela gratis, medicina y hospital
pan y alegría nunca nos falten.
Que vuelvan pronto los emigrantes
haya cultura y prosperidad.

¡Maroto!
siembra la tierra que no es un coto
¡Falote!
que ya esta bien de chupar del bote
¡Ramón!
hay que acabar con tanto bribón
pues le vamos a dar el tran tacatrán
pico, pala ¡chimpón! y a currelar
parabán parabán parabán pan pá.

Esto es la murga los currelantes
que al respetable buenamente
va a explicar,
el mecanismo, tira para adelante,
de la manera más bonita y popular,
se acabe el paro y haya trabajo
escuela gratis, medicina y hospital
pan y alegría nunca nos falten.
Que vuelvan pronto los emigrantes
haya cultura y prosperidad.

Carlos Cano

NOTAS

(1) Sofico fue una empresa inmobiliaria, o una especie de cooperativa, relacionada con el turismo, en la cual tenían acciones personalidades del gobierno, y que protagonizó el gran “pelotazo”, el escándalo inmobiliario de finales de los 70, dejando arruinados a muchos inversores sencillos y a mucha gente sin pisos fragani casas en la playa.

(2) En 1966, los estadounidenses perdieron unas bombas atómicas en el mediterráneo, en frente del pueblo de Palomares, provincia de Almería, organizándose un escándalo mayúsculo y una carrera de Estados Unidos para evitar que la Unión Soviética las obtuviera. A parte de las protestas contra que esto fuera el patio de juego de los Estados Unidos, una vez retiradas las bombas, el entonces ministro Manuel Fraga Iribarne, para demostrar que allí no había peligro radiactivo, se dio un chapuzón en su playa (foto). Algunas fuentes indican que en realidad esa playa no era Palomares. Más información: http://es.wikipedia.org/wiki/Incidente_de_Palomares

Tri Martolod


Hoy traemos una canción tradicional de las costas de Bretaña (Breizh, en bretón), interpretada por el gran bardo Alan Stivell:

Tri martolod

Tri martolod yaouank (tra la la, la di ga dra)
Tri martolod yaouank o voned da veajiñ
Tri martolod yaouank (tra la la, la di ga dra)
Tri martolod yaouank o voned da veajiñ

O voned da veajiñ ge, o voned da veajiñ (bis)
Gant avel bet kaset (tra la la, la di ga dra)
Gant avel bet kaset betek an Douar Nevez

Betek an Douar Nevez ge, betek an Douar Nevez
E-kichen maen ar veilh (tra la la, la di ga dra)
E-kichen maen ar veilh o deus mouilhet o eorioù

O deus mouilhet o eorioù ge, o deus mouilhet o eorioù
Hag e-barzh ar veilh-se (tra la la, la di ga dra)
Hag e-barzh ar veilh-se e oa ur servijourez

E oa ur servijourez ge, e oa ur servijourez
Hag e c’houlenn ganin (tra la la, la di ga dra)
Hag e c’houlenn ganin pelec’h ‘n eus graet konesañs

Pelec’h ‘n eus graet konesañs ge, pelec’h ‘n eus graet konesañs
E Naoned, er marc’had (tra la la, la di ga dra)
E Naoned, er marc’had hor boa choazet ur walenn

Hor boa choazet ur walenn ge, hor boa choazet ur walenn
Gwalenn ar promesa (tra la la, la di ga dra)
Gwalenn ar promesa, ha par omp da zimeziñ
Ha par omp da zimeziñ ge, ha par omp da zimeziñ

– Ni ‘zimezo hon-daou (tra la la, la di ga dra)
Ni ‘zimezo hon-daou, ha pa n’eus ket avañtaj
Ha pa n’eus ket avañtaj ge, ha pa n’eus ket avañtaj

– Ma mamm c’hwi zo ‘n hoc’h aez (tra la la, la di ga dra)
Ma mamm c’hwi zo ‘n hoc’h aez, n’ouzoc’h ket piv zo diaes
N’ouzoc’h ket piv zo diaes ge, n’ouzoc’h ket piv zo diaes

– N’hon eus na ti na plouz, (tra la la, la di ga dra)
N’hon eus na ti na plouz, na gwele da gousket en noz
Na gwele da gousket en noz ge, na gwele da gousket en noz

N’eus na liñser na lenn, (tra la la, la di ga dra)
N’eus na liñser na lenn, na pennwele dindan ar penn
Na pennwele dindan ar penn ge, na pennwele dindan ar penn

N’hon eus na skuell na loa, (tra la la, la di ga dra)
N’hon eus na skuell na loa, na danvez d’ober bara
Na danvez d’ober bara ge, na danvez d’ober bara

– Ni ‘ray ‘vel ar glujar (tra la la, la di ga dra)
Ni ‘ray ‘vel ar glujar, ni ‘gousko war an douar
Ni ‘gousko war an douar ge, ni ‘gousko war an douar

Ni ray ‘vel ar c’hefeleg, (tra la la, la di ga dra)
Ni ray ‘vel ar c’hefeleg, pa sav an heol ‘ya da redek
Pa sav an heol ‘ya da redek ge, pa sav an heol ‘ya da redek

Echu eo ma jañson, (tra la la, la di ga dra)
Echu eo ma jañson, an hini ‘oar ‘c’hontinui
An hini ‘oar ‘c’hontinui, an hini ‘oar ‘c’hontinui

Tres jóvenes marineros

Tres jóvenes marineros, tra la la …/ Tres jóvenes marineros van de viaje/ El viento les ha llevado hasta Terra Nova/ Anclaron al lado de la piedra del molino/ Y en este molino había una criada/ Y ella me pregunta “¿Dónde nos hemos conocido?”/ En Nantes, en el mercado elegimos un anillo/ Un anillo de compromiso y estuvimos a punto de casarnos/ Nos casamos incluso sin tener bienes/ Mi madre, siéntete cómodo, nunca sabes quién está necesitado/ No teníamos ni casa ni paja ni cama en donde dormir por la noche/ No teníamos ninguna sábana o manta o colcha debajo de la cabeza/ No teníamos un tazón ni una cuchara ni con qué hacer pan/ Hicimos como la perdiz, dormimos en el suelo/ Hicimos como la becada, cuando el sol sale huye/ Mi canción se ha terminado, aquel que sepa que continúe.

Tradicional de Bretaña

La traducción al castellano la he hecho yo en base a la traducción francesa de esta página: http://per.kentel.pagesperso-orange.fr/martold1.htm, así que admito y ruego sugerencias y correcciones.

A %d blogueros les gusta esto: