Posts Tagged ‘Georges Bernanos’

A Mallorca, durant la guerra civil


Bartomeu Rosselló-Pòrcel fue un poeta mallorquín enmarcado en aquella edad de plata de las letras catalanas, que se desarrolló casi al mismo tiempo, casi con las mismas vicisitudes, que la edad de plata de las letras castellanas, en la rosselló-pòrceldécada de los 20 y los 30. Residió y trabajó en Barcelona y en Madrid. La guerra civil estalla. Mallorca es tomada sin grandes dificultades, y una especie de aventurero y mercenario fascista italiano, llamado Arconovaldo Bonacorsi, quien se hacía llamar “Conde Rossi” y a veces “general Aldo Rossi”, a la sazón enviado por Mussolini como una especie de vicecónsul, dirige una de las más brutales represiones contra la población civil, hasta el punto de que Georges Bernanos, todo un escritor católico, afín a los sublevados fascistas, llega a escribir asqueado un testimonio sobre tales crueldades en Los grandes cementerios bajo la luna. Ante la imposibilidad, por su actividad en el ejército republicano (al que se alistó, aunque su delicado estado de salud le mantuvo alejado de la acción), de poder regresar a Palma, su ciudad natal, escribe uno de los más bellos poemas del período de la guerra civil, comparable a los de Antonio Machado, en el que la ausencia de reflexión política o de arenga revolucionaria es suplida por la nostalgia propia del exiliado. Rosselló-Pòrcel muere en El Brull en 1938, a los 24 años de edad, a causa de una tuberculosis, y se convertiría en el símbolo de una generación literaria catalana perdida. Su amigo Salvador Espriu le dedicaría una hermosa poesía a su memoria.

0639Por otro lado, y como fue la costumbre, su labor –a parte de la esforzada labor editorial, que tuvo que luchar contra los vientos y las mareas de la censura institucional, y que en ningún caso debe ser olvidada ni obviada- fue difundida y popularizada por varios cantautores, entre ellos la hermosa Maria del Mar Bonet, quien en su disco epónimo de 1974, para el que contó con la colaboración del también grande Hilario Camacho (¿enemistad castellanos-catalanes?, para quien la quiera, para quien la crea), y con una maravillosa portada confeccionada por el inmortal Joan Miró, rescataba algunos de los poemas de este gran autor mallorquín. Por supuesto, y supongo que con trabas institucionales, este implícito alegato contra la guerra y el fascismo, fue cantado por la bardesa balear:

Escuchar:

http://www.musicadepoetes.cat/app/musicadepoetes/servlet/org.uoc.lletra.musicaDePoetes.Titol?autor=197&titol=1309

A Mallorca, durant la guerra civil

Verdegen encara aquells camps
i duren aquelles arbredes
i damunt del mateix atzur
es retallen les meves muntanyes.
Allí les pedres invoquen sempre
la pluja difícil, la pluja blava
que ve de tu, cadena clara,
serra, plaer, claror meva!
Sóc avar de la llum que em resta dins els ulls
i que em fa tremolar quan et recordo!
Ara els jardins hi són com músiques
i em torben, em fatiguen com en un tedi lent.
El cor de la tardor ja s’hi marceix,
concertat amb fumeres delicades.
I les herbes es cremen a turons
de cacera, entre somnis de setembre
i boires entintades de capvespre.

Tota la meva vida es lliga a tu,
com en la nit les flames a la fosca.

César de Vicente Hernando, Poesía de la Guerra Civil Española (Eds. AKAL, 1995), p. 170

A Mallorca, durante la guerra civil

Verdean aún aquellos campos/ y duran aquellas arboledas/ y sobre el mismo azul del cielo/ se recortan mis montañas./ Allí las piedras invocan siempre/ la lluvia difícil, la lluvia azul/ que viene de ti, cadena clara,/ sierra, placer, ¡claridad mía!/ Soy avaro de la luz que me queda dentro de los ojos/ ¡y que me hace temblar cuando te recuerdo!/ Ahora los jardines son como músicas/ y me turban, me fatigan como en un tedio lento./ El corazón del otoño ya se marchita,/ concertado con humaredas delicadas./ Y las hierbas se queman en cerros/ de cacería, entre sueños de septiembre/ y nieblas entintadas de atardecer.// Toda mi vida se liga a ti,/ como en la noche las llamas a la oscuridad.

Bartomeu Rosselló-Pòrcel

Música: Maria del Mar Bonet

El sonido es malo, pero las imágenes merecen la pena

Día de las Baleares


El otro día fue el de las Islas Baleares, o Illes Balears… Sin embargo se me pasó totalmente. Así que, aunque no puedo preparar nada, os cuelgo un magnífica canción de mi admirada María del Mar Bonet. Aunque hable sólo de Mallorca, daos todos por aludidos; hubiera preparado también algo del grupo Uc, pero no tengo tiempo, ya que no encuentro sus canciones y tendré que ser yo de nuevo quien las cuelgue.
También os recomiendo un libro curioso, a pesar de que no lo he leído: Los grandes cementerios bajo la luna, de Georges Bernanos, un escritor católico francés pro-franquista que, después de haber visto los abusos y crímenes que el conde Rossi cometió contra la población civil de Mallorca, escribió este libro de protesta (fijaros sólo en el título para haceros una idea).


Cobles de la divisió del Regne de Mallorca

Espès e molt sovent
Per plorar los ulls se torca
– Qui sóts vós, dona plasent
a qui el cor se desconhorta? –
– Vei enveja qui aporta
mos fills, e perdició.
Si volets saber qui só
só la illa de Mallorca.

Mos fills desobedients
als estranys m’han subjugada.
per los llurs mal regiments
concòrdia han gitada.
No em sé per quina raó
los meus fills m’han avorrida,
ne per què divisió
entre ells és establida.
Si ma gent era unida
viurien segurament.

– Senyora, antigament,
ans que fóssets crestiana,
havia gran uniment
en la vostra gent pagana.
Mai no fou tal unió
de migjorn a tramuntana.

Coplas de la división del Reino de Mallorca


Espeso y muy a menudo/ por llorar los ojos se limpia/ -¿Quién sois vos, mujer agradable/ a quien el corazón se le desconsuela?/ -Vecino envidia quien aporta/ mis hijos, y perdición./ Si queréis saber quien soy,/ soy la isla de Mallorca.// Mis hijos desobedientes/ a los extraños me han subyugado./ Por sus malos regímenes/ concordia han vomitado./ No sé por qué razón/ mis hijos me han aborrecido,/ ni por qué división entre ellos/ entre ellos está establecida./ Si mi gente estaba unida,/ vivirían seguramente.//  -Señora, antiguamente,/ antes de que fueses cristiana,/ había gran unidad/ en vuestra gente pagana./ Nunca hubo tal unión desde mediodía a tramuntana.
Anselm Turmeda-Jacques Denjean

A %d blogueros les gusta esto: