Posts Tagged ‘Jorma Kaukonen’

Jefferson-Aeromodelismo: Los chicos de siempre y Nicky Hopkins… ¡Un nuevo amanecer!


airplanewoodstock6keJefferson Airplane tocó desde el principio en casi todos los festivales de rock que se produjeron en los 60 y a principios de los 70: desde Monterey al Festival Pop de Kralingen, Holanda. Pero, sin lugar a dudas, fue en el festival de Woodstock, en Agosto de 1969, donde el grupo realizó una de sus más memorables actuaciones, reinterpretando viejos temas y presentando los nuevos, algunos de ellos con sorpresa: interminables sorpresas acompañadas por distorsiones y solos imposibles. Su actuación íntegra ha sido remasterizada en un álbum llamado Jeffeson Airplane. The Woodstock Experience, mientras que lanicky edición especial del festival de Woodstock contiene material inédito de la banda.

Grace Slick recordaba las anécdotas que sufrió el grupo para la revista Life. En principio, el grupo iba a actuar el Sábado 16 a las 8’30, pero un retraso con el helicóptero les obligó a realizar la actuación el domingo 17, a las seis de la mañana. Durante toda la noche, debido a las lluvias del día anterior, Jefferson Airplane la pasó en vela para cuidar de su material, tomando para ello diversas “sustancias”.

En esta actuación les acompañaba el gran teclista Nicky Hopkins, que ya había colaborado en la grabación de Volunteers y se convirtió en su inseparable acompañante durante aquel año. Nicky Hopkins era un músico británico de estudio, tocó en el Jeff Beck Group, y cuando éste se disolvió, Hopkins viajó a San Francisco, en donde colaboró con muchas de las bandas de la ciudad. En los años 70 se convertiría en miembro plenario de Quicksilver Messenger Service.

29647690-29647691-large henry diltzAsí pues, mientras la mayoría de la audiencia sentía aún la resaca de las monstruosas actuaciones de la noche anterior (Grateful Dead y Creedence Clearwater Revival), algunos se despertaron cuando, mientras la banda comenzaba a afinar, Grace, con su hermoso ceñido vestido de color blanco brillando al sol, se dirigía al público de esta manera: “¡Bien amigos! Habéis visto a los grupos heavies [quiero dejar esto así, ya que es de difícil traducción], ahora vais a ver la música de los maníacos de la mañana… Creedme: esto es un nuevo amanecer… Los chicos de siempre… y Nicky Hopkins.” Y, aquellos que aún no se habían despertado a eso de las seis de la mañana, sin duda debieron hacerlo cuando estalló el soulesco trueno metálico de su número fuerte de apertura, “The Other Side of This Life”, en la que, cerca del final, se oye a Paul Kantner claramente gritar el nombre de su ídolo y autor de la canción, Fred Neil:

Un aficionado grabó parte de la actuación con una cámara de 8 mm; hasta ahora son las únicas imágenes de su primera actuación:

Continúan con “Somebody to love”, aquel himno generacional escrito por el cuñado de Grace, Darby Slick:

Actuación

Y, a continuación, le toca a Marty Balin, con un clásico de la banda ya por entonces, “3/5 of a mile in 10 seconds”:

Actuación

Tras esto, su invitación a la filosofía hippie de 1967 a tres voces, “Won’t you try/ Saturday Afternoon”, anecdóticamente apropiada, ya que actuaron el domingo:

Actuación

Y ahora es el momento de presentar una de las nuevas canciones: “Eskimo blue day”, esa excelente balada ecologista escrita por Grace; aquí hace una ligera variación respecto a la letra original, diciendo, en vez de “fire eating people” –gente que come fuego-, “fighting people”, gente –o pueblo- luchadora:

Tiempo para recuperar otro viejo tema: “Plastic Fantastic Lover”, esa balada de amor en clave de rock duro dedicada a… la televisión:

Y otro de los nuevos, a tres voces: el tema escrito por David Crosby “Wooden Ships”. Ésta es, sin duda para mí, la mejor canción de su intervención, alargándola hasta los 20 y tantos minutos, con Marty Balin metiendo frases de la canción “J. P. P. McStep B Blues”, un viejo tema de la banda de sus inicios (que no la hemos llegado a poner). Imagino que la versión debió de sorprender tanto a la audiencia como a mí el día que la escuché y me quedé sorprendido cuando no acababa con el “Go ride the music!”. Ahora, si tienes 20 minutos de tu vida, quiero que te arrepantingues en el sillón, vacíes tu mente y te dispongas a disfrutar de los, probablemente, 20 mejores minutos musicales de tu vida: prometo no defraudarte…

¡Guau!… Pero también hubo cabida para los temas inéditos, de la mano de Jorma Kaukonen. El primero de ellos fue esta demoledora crítica a la guerra de Vietnam, “Uncle Sam’s blues”, el blues del Tío Sam, en la que Jorma, con su cruz jaina colgando, ironiza, casi a la manera del Brecht de Madre Coraje, sobre como un hecho tal como es matar no se considera delito bajo ciertas circunstancias. El tema se incluiría en el primer disco del proyecto de blues paralelo que llevo a cabo con su amigo Jack Casady, Hot Tuna:

Actuación

Y para encadenar temas, su himno revolucionario de aquel año, “Volunteers”:

Actuación

Tras esto, recuperan uno de sus clásicos, “The Ballad of You & Me & Pooneil” en una versión larga y sorprendente en la que Kantner y Slick introducen nuevas líneas (que no he sido capaz de transcribir):

La otra canción inédita es una versión de un clásico del blues, “Come back baby”, que grabaría Hot Tuna en su segundo álbum:

Y, acercándonos al final, una de las canciones más celebradas: “White Rabbit”, el bolero psicodélico compuesto por la exuberante Grace inspirada en el cuento de Alicia en el País de las Maravillas:

Actuación

Y… El gran final: “The House At Pooneil Corners”, esa canción apocalíptica que es la hermana gemela malvada de “The Ballad of You & Me & Pooneil”. Es sorprendente que, con todas las horas sin dormir que Grace asegura que estuvo la banda, estuvieran tan lúcidos y geniales en su actuación. El único fallo aparente sucede al principio de esta canción, en la que por un momento parecen perderse… Pero en seguida se recuperan y la atacan con fuerza:

La actuación de Jefferson Airplane estuvo muy acorde con el espíritu del festival: por un lado, sus rocks más arrolladores ya clásicos por entonces; también sus manifiestos generacionales sobre el amor y las drogas; y sintetizándolo todo, la protesta política en temas como “Volunteers”, “Uncle Sam’s Blues” o “Wooden ships”. Debió ser un gran evento, y esperamos que aquel que tenga el material algún día lo publique inédito. Espero haberte hecho pasar un buen rato, si no el mejor rato de tu vida (como te había medio prometido), uno de los mejores.

Aquí llega a su fin nuestro curso de JEFFERSON-AEROMODELISMO, en el que no están todas las que son ni son todas las que están, pero que siempre pueden aparecer… Esto no es el final. Mañana un epílogo…

NOTA SOBRE ALGUNOS VÍDEOS. Muchos de los vídeos que sólo eran la música de la actuación, hasta hace poco, perteneciendo a un único usuario, se podían oír… Pero por las razones que sólo la todopoderosa Sony entenderá, hoy ya no estaban disponibles para “mi país”, por lo que me ha llevado una tarde entera hacer algunos. Y para evitar que sean descubiertos por Sony, les he cambiado el título y por etiqueta he puesto “jipis”. No quiero que esto se entienda como un desprecio hacia Jefferson Airplane, sino como una medida de seguridad. Ya lo pondré bien algún día. ¡Gracias por vuestra comprensión!

Jefferson-Aeromodelismo: ¡Tengo la Revolución! (Meadowlands/ Volunteers)


Jefferson Airplane - Volunteers - Booklet (4-6)Y así, llegamos al final del disco, con dos canciones, la última de las cuales se llama igual que él.

“Meadowlands”, praderas, es un tema tradicional en la que Grace Slick interpreta al órgano el himno del ejército soviético, “Полюшко-поле” (“Poliushko Pole” que también significa praderas), mientras oímos de fondo la voz de un vendedor callejero. Según Paul Kantner, es algo que aprendió del gran Pete Seeger: arreglarlo así para que fuera “un desaire contra el Establisment”, el orden establecido. [NOTA: tengo una ligera confusión: en mi cd original se acredita a Jorma Kaukonen como el arreglador de la melodía, pero en la reedición de 2003 se acredita a Paul Kantner y a Grace Slick, cosa que viene abalada por las propias declaraciones que Kantner hizo a Jeff Tamarkin). La tranquilidad de esta melodía nos prepara para el grand finale del disco: la canción que le da nombre, “Volunteers”.

Meadowlands

Come and get it/ Dollar fifteen, too/ Get your bargins right over here/ Dollar fifteen, too/ Look at the bargins over here, ladies/ Ladies, everybody’s entitled to buy/ Everybody’s entitled for a good buy/ Right over here, get it/ Please come over here and get it/ Dollar fifteen, too/ Step inside/ Hi, how are you?/ Yes, you’ll get it, you’ll get it,/  Wait, I’ll give it to you in a minute/ Come over here, you’ll get it/ Right over here/ Here, one fifty-two Orchid Street, and one forty-eight Orchird Street/ Yes? Yes./ I take care of the babies, too./ Once a buy, like fifty cents an hour watching the babies../ While you do your shopping right over here/ You get it right over here/ At Mendel’s Department Store/ Yes, you entitled for good buy, and you get it/ Right over here/ Thank you/ You get it, right over here

http://www.sing365.com/music/lyric.nsf/Meadowlands-lyrics-Jefferson-Airplane/492D41135AB1E0F648256BF400096092

Praderas

Vengan  y compren/ Quince dólares, también/ Obtengan su descuento justo aquí/ Quince dólares, también/ miren las ofertas de aquí/ Señoras, todo el mundo tiene derecho a comprar/ Justo por aquí, compren/ Por favor vengan por aquí y compren/ Quince dólares, también/ Pasen adentro/ Hola, ¿cómo está?/ Sí, lo tendrán, lo tendrán,/ Espere, se lo daré en un minuto/ Vengan por aquí, lo tendrán/ Directo por aquí/ Aquí, uno con cincuenta y dos Calle de la Orquídea, y uno cuarenta y ocho Calle de la Orquídea/ ¿Sí? Sí./ Cuidaré de los niños también./ Compre una vez, como cincuenta centavos la hora vigilando a los niños…/ mientras ustedes compran por aquí./ Lo obtendrán justo aquí/ en los Almacenes de Mendel/ Sí, tenéis derecho a buenas compras, y lo tendréis/ Justo aquí/ Gracias/ Lo obtendréis, justo por aquí.

“Tradicional”*/ arreglado por Grace Slick & Paul Kantner

* En realidad, la canción tiene padre y madre. La melodía es obra de Lev Knipper, mientras que la letra original (¡no ésta!) es de Viktor Gusev, y es una parte del poema de Gusev  “Un poema sobre un soldado del Komsomol”. Para saber más: http://en.wikipedia.org/wiki/Polyushko_Pole. Imagino que, si no fue por desconocimiento, quizás Jefferson Airplane estaban jugando al despiste.

Jefferson Airplane - Volunteers - Booklet (3-6)La misma melodía bluegrass con que se abre el disco, en “We can be together”, se presenta en el tema del cierre, cuya letra es de Marty Balin. Podría parecer que Balin quiso escribir un himno revolucionario para la juventud del año 69, pero, al igual que reducía otra canción de amor a mero cliché, aquí también desromantiza el origen de la letra: una mañana, estando en la casa en la que el grupo vivía y trabajaba, se despertó por el ruido de un camión de basuras que ponía “Voluntarios por América”, y ese cartel fue el que le inspiró la letra. Para Kantner, el significado de su co-composición es mucho más profundo que una llamada a las armas, es el llamamiento a contribuir positivamente. En cualquier caso, “Volunteers” se convirtió en uno de los himnos revolucionarios rockeros de finales de los 60 y principios de los 70.

Volunteers

Look what’s happening out in the streets
Got a revolution got to revolution
Hey I’m dancing down the streets
Got a revolution got to revolution
Ain’t it amazing all the people I meet
Got a revolution got to revolution
One generation got old
One generation got soul
This generation got no destination to hold
Pick up the cry
Hey now it’s time for you and me
Got a revolution got to revolution
Come on now we’re marching to the sea
got a revolution got to revolution
Who will take it from you
We will and who are we
We are volunteers of America

More lyrics: http://www.lyricsfreak.com/j/jefferson+airplane/#share

Voluntarios

Mira lo que está pasando en las calles/ tengo una revolución, tengo que revolucionar/ Eh, estoy bailando en las calles/ Tengo una revolución, tengo que revolucionar/ ¿No es sorprendente toda la gente con la que me encuentro?/ Tengo una revolución, tengo que revoluciónar/ Una generación tiene edad/ una generación tiene alma*/ esta generación no tiene destino al que agarrarse/ Recoged el grito/ Eh, ahora es la hora para ti y para mí/ Tengo una revolución, tengo que revolucionar/ Vamos ahora, marchamos hacia el mar/ Tengo una revolución, tengo que revolucionar/ ¿Quién lo tomará de ti?/ Nosotros lo haremos, y ¿quiénes somos?/ Somos voluntarios de América.

Marty Balin & Paul Kantner

* Aunque he decidido traducirlo por “alma”, la expresión got soul puede que se refiera más a la música soul y la expresión significaba más bien “tener sentimiento”. De nuevo, dejamos la interpretación abierta.

Go ride the music

Y mañana, una sorpresa: el GRAND FINALE! Permanezcan a la espera…

Jefferson-Aeromodelismo: Turn my life down


martyTras el huracán rockero con el que se cierra la cara A, el segundo lado del disco se abre con una tranquila balada folk-rock de mano de Jorma Kaukonen que parece hablar del reencuentro de dos ex-amantes; sin embargo, Jorma no creía que él pudiera cantar la canción como él quisiera, y cede el papel de vocalista a su compañero Marty Balin que, como él esperaba, hace un trabajo realmente estupendo, apoyado de nuevo por el grupo femenino Ace of Cups a los coros, y además con dos de los invitados: Stephen Stills (ex-componente de Buffalo Springfield, que comenzaba con la aventura del trío –por entonces- de country-rock Crosby, Stills & Nash) al órgano hammond, y el percusionista Jefferson Airplane-to-be (perdón, es que me gusta esta expresión inglesa sin equivalente exacto en castellano, si acaso “futuro”) Joey Covington a las congas.

Turn my life down

When I see you next time round in sorrow
Will you know what I’ve been going through
My yesterdays have melted with my tomorrow
And the present leaves me with no point of view
When I see you next time round look into my eyes
Where we’d be never could decide
Borrowed moments they cannot fill the moments of our lives
And wishful thinking leaves me no place to hide
No place to hide
No place to hide
I see the shadows softly coming
Taking me into a place
Where they turn my life down
Leaving mourning with myself
And nothing to say

Tomar mi vida

Cuando te vea la próxima vez con tristeza/ ¿sabrás por lo que he estado pasando?/ Mis ayeres se han fundido con mi mañana/ y el presente me abandona sin ningún punto de vista/ Cuando te vea la próxima vez mírame a los ojos/ dónde hemos estados nunca lo podríamos decidir/ Los momentos prestados no pueden llenar los momentos de nuestras vidas/ y la ilusión me deja sin lugar en el que esconderme/ Ningún lugar para esconderse/ Veo las sombras viniendo suavemente/ llevándome a un lugar/ donde toman mi vida/ dejándome lamentándome conmigo mismo/ y sin nada que decir.

Jorma Kaukonen

Jefferson-Aeromodelismo: Hey Fredrick


graceLa tercera pista del disco está escrita y cantada por Grace Slick, y no sólo es uno de los mejores temas del disco, sino que es uno de los mejores rocks de Jefferson Airplane… y de todos los tiempos: un modelo precursor del género llamado balada heavy. La letra parece una especie de poema de amor desesperado, sobre el amor no correspondido que, según el título, está dedicado –sea real o sea ficticiamente- a un tal Fredrick o Frederick… No he conseguido averiguar quién era: lo más seguro es que, como la mayoría de las canciones de amor la historia se inventada y “Fredirck” un nombre escogido al azar; o quizás se trate de Paul Kantner, con quien estaba empezando una relación; pero por las referencias a la velocidad, a los frenos y al ruido de motores que suenan, Fredrick, tal vez fuera un motero (juguemos, a ver si alguien sabe algo: uno de los Hell’s Angels más famosos era un mexicano apodado “Fat Freddy”, ¿existirá alguna relación?), sin que esto signifique que la propia Grace tuviera alguna relación con él. La música es, sencillamente, impresionante: Grace toca el piano también, junto a Nicky Hopkins, el gran teclista británico que se trasladó a San Francisco y colaboró con los Airplane durante esta época; y Jorma, en uno de los solos de guitarra más impresionantes de la historia del rock, se bate en duelo consigo mismo. Esta canción me gustaría dedicársela a alguien, si lees esto y lo adivina, y si no, con el tiempo lo sabrás…

Hey Fredrick

Either go away or go all the way in
Look at what you hold
Come back down on a spear of silence
When it flies
You go on through
You come on through
The ridiculous no
Oh no
One more pair of
Loving eyes look down on you
Sheets and a pillow
How old will you have to be before you
Stop believing
That those eyes will look down on you
That way forever
There you sit mouth wide open
Animals nipping at your sides
On wire wheels the four stroke man
Opens wide
The marching sound
The constant ride
On the gasket is mine
All mine
One more pair of
Wire wheels bear down on you
Gear stripping the willow
How many machine men will you see before you
Stop believing that speed
Will slide down on you
Like brakes in bad weather

http://www.lyricstime.com/jefferson-airplane-hey-fredrick-lyrics.html

Hey Fredrick

O te vas o ve todo el camino a dentro/ mira a lo que te agarras/ Regresa en una lanza de silencio/ Cuando vuela/ vas a través,/ vienes a través del / ridículo no/ Oh no/ Un par más de/ ojos amantes te miran/ sábanas y almohada/ ¿Cómo de viejo tendrás que ser antes de/ que pares de creer/ que esos ojos te mirarán/ de esa manera para siempre./ Te sientas ahí con la boca bien abierta/ los animales te mordisquean los costados/ en ruedas de alambres el hombre con cuatro ataques/ De par en par/ el sonido de marcha/ el galope constante/ sobre la junta es mío/ todo mío/ Un par más de/ ruedas de alambre ejercen presión sobre ti/ La velocidad desnuda al sauce/ ¿Cuántos hombres-máquina verás antes de que/ pares de creer que esa velocidad/ se derrapará sobre ti/ como los frenos en el mal tiempo.

Grace Slick

Jefferson-Aeromodelismo: Good Shepherd


jormaLa siguiente entrada del disco se relaja ya con un tema “de” Jorma Kaukonen. En este disco, uno de los miembros más influidos por ese regreso a las raíce del que hablamos ayer fue el guitarrista de Jefferson Airplane, que en este disco nos presenta tres temas bastante “tradicionales”. El primero de ellos es este gospell tradicional que aprendió de un amigo llamado Roger Perkins, un cantante de folk, y de un tal Tom Hobson. Era una canción que al bluesman del grupo le gustaba mucho y la arregló con efectos psicodélicos en lo que él llamó una psicodélica balada de folk-rock en la que nos sorprende con una voz suavísima, acompañado en el coro por el grupo femenino de San Francisco Ace of Cups.

Good Shepherd

If you want to get to Heaven
Over on the other shore
Stay out of the way of the blood-stained bandit
Oh good shepherd
Feed my sheep
One for Paul
One for Silas
One for to make my heart rejoice
Can’t you hear my lambs acallin
Oh good shepherd
Feed my sheep
If you want to get to Heaven
Over on the other shore
Stay out of the way of the long-tongue liar
Oh good shepherd
Feed my sheep
If you want to get to Heaven
Over on the other shore
Stay out of the way of the gun shot devil
Oh good shepherd
Feed my sheep

More lyrics: http://www.lyricsfreak.com/j/jefferson+airplane/#share

Buen Pastor

Si quieres llegar al Cielo/ sobre la otra orilla/ apártate del camino del bandido manchado de sangre./ Oh, buen pastor/ alimenta mi oveja/ Una por Pablo/ una por Silas/ una para que mi corazón se regocije/ ¿No oyes a mis corderos llamándome?/ Oh, buen pastor,/ alimenta mi oveja./ Si quieres ir al Cielo/ sobre la otra orilla/ apártate del camino del mentiroso de larga lengua/ Oh, buen pastor,/ alimenta mi oveja/ Si quieres ir al Cielo/ sobre la otra orilla/ apártate del camino del diablo con escopeta/ Oh, buen pastor,/ alimenta mi oveja.

Tradicional/ arreglado por Jorma Kaukonen

Cantada por Grace en un concierto en el Golden Gate, 1969

Jefferson-Aeromodelismo: Podemos estar juntos… ¡Contra la pared, hijoputa!


La violencia que había comenzado el año de 1968 no se detuvo, y siguió en auge en 1969, coincidiendo con la legislatura de Richard Milhous Nixon, elegido en 1968. Las protestas contra la guerra del Vietnam se recrudecían, así como los disturbios raciales, mientras Nixon, aunque fuera indirectamente, declaraba a los estudiantes, a los hippies y a los negros enemigos declarados de “América”. El año 1969 ya anunciaba que la década siguiente iba a estar marcada por un incremento de la violencia como no se veía desde hacía 40 ó 50 años atrás. Este panorama afectó a la música rock estadounidense (y británica) de dos maneras, una directa y otra indirecta. El modo directo en que los acontecimientos socio-políticos afectaron a la música fue que los cantantes y grupos de rock se mostraban mucho más implicados a través de sus canciones que antes, con temas que hablaban sobre la guerra, ya no siempre desde el pacifismo más utópico y naif, al estilo de John Lennon, sino desde las críticas al gobierno, al ejército y a la banca; sobre los disturbios raciales, posicionándose, claramente, a favor de los negros y de sus figuras públicas, desde Martin Luther King hasta los Panteras Negras (cuyos líderes no eran tan radicales como sus bases)… O bien hubo quien hizo aún más hermética su burbuja, predicando una “huida hacia los bosques” en donde estar a salvo de la violencia urbana, o a través de alguna religión mística del lejano oriente.

Jefferson Airplane - Volunteers - FrontLa incidencia indirecta, probablemente muy relacionada con la otra, fue que muchos de los grupos ya veteranos experimentaron una especie de regreso a las raíces muy curiosa: los Byrds y los Grateful Dead volvían sus ojos al country-rock, al igual que los miembros de bandas pioneras, ya desaparecidas o recicladas, como Crosby, Stills, Nash & Young (David Crosby de Byrds; Graham Nash de los Hollies; y Stephen Stills y Neil Young de Buffalo Springfield), Poco (con Richie Furay de Buffalo Springfield), Flyin’ Burrito Brothers (con ex-Byrds Chris Hillman y Gram Parsons). También Bob Dylan volvía a sus raíces del folk y sacaba un disco íntegramente de country, mientras surgían nuevos grupos que enraizaban en el rock y el blues más purista: Creedence Clearwater Revival y su swamp-rock, el blues atronador de Allman Brothers, o los abanderados del rock sureño Lynyrd Skynyrd. Los Beatles vuelven al rock y al rythm’n’blues de sus raíces en sus dos últimos álbumes, al igual que hicieron los Rolling Stones, y los Who se reciclaban en el rock más duro de la última hornada. Y es que cuando el rock duro volvió sus ojos al blues más clásico y tradicional y lo atiborró de esteroides, éste se renovó en un estilo que comenzó a llamarse heavy rock: Led Zeppelin, AC/ DC, Black Sabbath… Incluso Deep Purple, un grupo rock duro “sesentayochero” reemplazaban a su vocalista por otro con una voz más aguda y potente para estar a la altura de los tiempos. Por otro lado, también estaban los que no dejaban de explorar otras vías más progresistas, dando lugar al rock progresivo de los años 70 (Moody Blues, King Crimson, Genesis, etc.), de los cuales algunos harían auténticas obras maestras y otros rebasaban la barrera de lo soportable. Pero, ¿y Jefferson Airplane? Con una melodía base de blue-grass y una letra reivindicativa, abrían su disco de 1969 Volunteers:

En Jefferson Airplane confluyeron las dos incidencias en este disco: temáticamente su disco más político, y musicalmente más austero que los anteriores,Jefferson Airplane - Volunteers - Inside con presencia del rock duro más puro junto a temas de folk-rock y de country, para el que contaron con la colaboración de amigos como David Crosby, Stephen Stills, Joey Covington (futuro sustituto de Dryden), Jerry García, el teclista Nicky Hopkins y el conjunto Ace of Cups a los coros. Detrás de la politización del grupo estaba Paul Kantner, el Airplane más político según sus compañeros, que, como hemos dicho, ya había tomado las riendas del grupo desde hacía tiempo. No todos estaban demasiado de acuerdo con esta línea: Jack Casady consideraba que no era asunto suyo implicarse en política así, pero como músico profesional debía hacer que aquello sonara bien; Jorma Kaukonen se define como apolítico, aunque en el disco aparece con una camiseta que tiene grabada la famosa efigie del “Che” Guevara. Dentro del disco, el grupo, representado en la portada con máscaras y accesorios de broma con la bandera de su país detrás, presenta en el interior del disco la reproducción de un diario en el que se habla sobre un ficticio festival de rock (alterando el nombre de grupos reales como “Bud Dolan”, “Rolland Stoves” o “The Beavers”), y al lado una especie de encuesta a los miembros de Jefferson Airplane que reproduzco. Ante la pregunta “¿Cuál es tu barra favorita de la bandera?” los miembros del grupo tienen sus más diversas respuestas, algunas aparentemente absurdas, como Grace, respondiendo “Apunta eso hacia otro lugar” (supongo que se refiere a un micrófono), o Paul Kantner, asegurando que “Michoucan” (uno de los Estados de México, supongo) es su barra favorita; o Jack Casady, que tiene cuatro barras favoritas en la bandera de EE.UU. Pero más reveladoras son las respuestas de Balin y Jorma:

Marty Balin: “¿Qué bandera?”

Jorma Kaukonen (que es quien da la respuesta más explícita): “Déjame contestar esa pregunta con otra: ¿Por qué el Pentágono no mantiene lejos sus espíritus malignos?”

Y así, el álbum se abre con “We can be together”, una especie de himno generacional de reafirmación contra los ataques lanzados contra los hippies y otros colectivos por el presidente Nixon y demás, escrito por Paul Kantner. Lo más conflictivo de la letra, para los directivos de RCA, era la presencia de la palabra “motherfucker”, hijo de puta, y rogaron al grupo que quitaran “eso”; pero ellos se salieron con la suya… Y, francamente, nunca había oído la palabra “hijo de puta” de una manera tan deliciosa. “We can be together”: un deseo y una reivindicación generacional:

del documusical “Go ride the music”

We can be togeher

We can be together
Ah you and me
We should be together
We are all outlaws in the eyes of america
In order to survive we steal cheat lie forge fuck hide and deal
We are obscene lawless hideous dangerous dirty violent and young
But we should be together
Come on all you people standing around
Our life’s too fine to let it die and
We can be together
All your private property is
Target for your enemy
And your enemy is
We
We are forces of chaos and anarchy
Everything they say we are we are
And we are very
Proud of ourselves
Up against the wall
Up against the wall (motherfucker)
Tear down the walls
Tear down the walls
Come on now together
Get it on together
Everybody together
We should be together
We should be together my friends
We can be together
We will be
We must begin here and now
A new continent of earth and fire
Come on now gettin’ higher and higher
Tear down the walls
Tear down the walls
Tear down the walls
Won’t you try

Podemos estar juntos

Podemos estar juntos/ tú y yo/ Deberíamos estar juntos/ Todos somos proscritos a los ojos de América/ Con el fin de sobrevivir robamos, timamos, mentimos, falsificamos, jodemos, nos escondemos y traficamos/ Somos obscenos, ilegales, horribles, peligrosos, sucios, violentos y jóvenes,/ pero deberíamos estar juntos/ Vamos toda la gente que estáis alrededor/ Nuestra vida es demasiado hermosa como para dejarla morir y/ podemos estar juntos/ Toda vuestra propiedad privada es/ objetivo de tu enemigo/ y tu enemigo es/ nosotros/ Somos fuerzas del caos y la anarquía/ Todo lo que dicen es que somos lo somos,/ y nosotros estamos [somos] muy/ orgullosos de nosotros mismos./ ¡Contra la pared/ contra la pared (hijo de puta)!/ ¡Echad abajo las paredes!/ ¡Echad abajo las paredes!/ Vamos ahora juntos/ Pongámonos en marcha juntos/ Todos juntos/ Deberíamos estar juntos/ deberíamos estar juntos, amigos míos/ Podemos estar juntos/ Lo estaremos/ Debemos comenzar aquí y ahora/ un nuevo continente de tierra y fuego/ Vamos ahora colocándonos más y más/ Echad abajo las paredes…/ ¿no lo intentaréis?

More lyrics: http://www.lyricsfreak.com/j/jefferson+airplane/#share

Up against the wall, motherfucker!no sólo es una frase que se podría haber oído a un policía, sino que tiene al menos dos variantes: una, la de un movimiento anarquista llamado “The Motherfuckers” (los hijos de puta), y otra, de la que deviene ésta además, es de un poema titulado “Black People!” (¡Pueblo Negro!), del poeta Amiri Baraka, dedicado, obviamente, a la comunidad afroamericana y al movimiento de Derechos Civiles. La expresión se convirtió en un grito de protesta del 68 estadounidense, y Jefferson Airplane, con esta canción la fomentó como grito revolucionario. Y aquí está la actuación en la que, contra los censores, Grace dice “motherfucker” en el show de Dick Cavett, convirtiéndose en la primera cantante en decir esta palabra en la televisión estadounidense:

Actuación en el Dick Cavett Show, 1969

Para comprender mejor lo que pasaba, os recomiendo este artículo de la época escrito en la revista Triunfo: “La América que mata”, pp. 34-43 y su segunda parte, pp. 22-29, firmados por Alberto Moravia

Jefferson-Aeromodelismo: “Turn out the light/ Bear Melt”


Jefferson Airplane - 1969 - Bless Its Pointed Little Head - InsideDespués de la tormenta de ayer, que vuelva la calma… Volvamos con Bless its Pointed Little Head y sus dos cortes finales tampoco registrados en discos de estudio. La actuación se supone que debía acabar con un alegre rag improvisado para despedir a la concurrencia al que Grace da nombre cuando pide al técnico que “apague las luces”, “Turn out the lights”, que viene firmado por todo el grupo, excepto por Marty Balin (?), al igual que la siguiente. Parece mentira que la canción con la que se cierra el álbum sea una improvisación –quiero decir que no me lo acabo de creer del todo, pero de ser así… ¡putos genios!- de tranquila música psicodélica, con sus altos y bajos, y una especie de fábula ecológica-feminista poetizada (no sé si me estoy pasando de listo). El título, “Bear Melt”, parece hacer referencia al famoso sintetizador del LSD Owsley Stanley, cuyo mote era “Oso”: un personaje de la contracultura muy vinculado al mundo del rock, siendo íntimo de los Grateful Dead (aunque siento muy poquita simpatía por los “profetas” del LSD, que a veces se me configuran como agentes de la CIA, hay que reconocerles cierta importancia, lo cual no quita lo que sostengo desde hace algún tiempo: que el movimiento hippie podría haber sido mucho más si, por lo menos, el LSD y otras drogas hubieran sido desterradas de su cultura). Con esta increíble improvisación psicodélica se despide Bless Its Pointed Little Head, el único álbum en directo de Jefferson Airplane en esta etapa editado en vida de la banda: actualmente se pueden encontrar varios discos que recogen sus grabaciones en distintas actuaciones de los locales de San Francisco y otros sitios, incluyendo un titánico y magnífico de su asombrosa actuación íntegra en el festival de Woodstock de la que hablaremos otro día. Por las fechas de grabación, este disco sirve de puente para pasar al año siguiente, 1969, que junto a un recrudecimiento de la violencia en general, verá a unos Airplane más políticos que nunca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bear Melt

There are always just a few pebbles
in the middle of a stream
when it’s trying to be a flowing mother

Oh she blows she blows
Nobody knows
Oh there she goes
Nobody knows

Then along comes a little tiny
animal nipping a
few drops out of her side
just a few drops from her side

She can run
she could stay
but the days not right and so she’s gonna move
Let me tell you gonna move
Let me tell you how I’m gonna move along
Out away

But ahhhh
There’s a man come along with a jacket on
long gun in his hand
I said there was a man coming on
with a red jacket on
and a big long gun in his hand

Got a sledge hammer
All he needs is one head
Just one sledge hammer baby and all
all them animals is dead
Yeah dead

But why not keep the little animals alive?
Why not?
I say why not?

And don’t you worry ‘bout being sentimental honey
they’re just an animal you want to keep alive
Keep alive

And give it to you what I have
Give it to me
Give to you yeah
And give it to me
Oh

You know how good it feels when somebody gives it to you
Yeah, it feels good when somebody gives it to you.
Gives it to you right here.

Tell me how it feels.
When somebody gives it to you good.

Oh you could listen
to a thousand different reasons
Why you can’t go.

Fusión del Oso

Siempre hay sólo algunos guijarros/ en mitad del arroyo/ cuando intenta ser una madre fluida.// Oh, ella sopla sopla/ nadie sabe,/ oh, por allí va/ nadie sabe// Entonces viene un diminuto/ animal pellizcando unas/ pocas gotas que le caen por su lado/ sólo unas cuantas gotas de su lado// Ella puede correr/ podría quedarse/ pero los días no son propicios y por eso se tiene que ir/ Déjame decirte cómo me voy a ir/ lejos de aquí.// Pero ¡ahhh!/ hay un hombre que viene con una chaqueta/ un gran arma en su mano/ Dije que había un hombre viniendo/ con una chaqueta roja/ y un gran arma en su mano.// Tiene un martillo/ sólo necesita una cabeza/ Sólo un martillo, cariño, y todos/ todos sus animales muertos/ sí, muertos.// Pero ¿por qué no dejar que los animalitos vivan?/ ¿Por qué no?/ Digo yo ¿por qué no?// Y no te preocupes si eres sentimental, cariño,/ sólo son animales que quieres mantener vivos/ mantener vivos.// Y te doy lo que tengo/ Dámelo/ Te lo doy, sí/ Y dámelo/ ¡Oh!// Sabes lo bien que se siente cuando alguien te lo da/ Sí, se siente bien cuando alguien te lo da/ te lo da aquí mismo// Dime cómo se siente/ cuando alguien te hace bien.// Oh, podrías escuchar/ miles de razones diferentes/ por las que no te puedes ir…

Kantner, Casady, Kaukonen, G. Slick, Dryden

A %d blogueros les gusta esto: