Posts Tagged ‘Nueva York 1908’

Te quiero libre no sólo hoy: todos los días


… que en este mundo,
a fin de cuentas,
lo mismo valen
huevos que tetas.

(“Reina Perola”, La Bullonera)

libre te quieroOs voy a ser sinceros: en un principio no iba a escribir nada relacionado con el día de hoy por las mismas razones por las que ahora escribo. El 8 de marzo, día en que se conmemora -no hay que olvidarlo- que en Nueva York, en 1908, 146 mujeres murieron abrasadas en la industria textil Cotton por las bombas incendiarias que lanzaron dentro del edificio ante la negativa de éstas de abandonar el encierro en señal de protesta por exigir lo que les pertenecía, se ha convertido, como en su medida también le ha pasado al día del Orgullo Gay y a otras conmemoraciones semejantes nacidas de la represión, se ha transformado en un formalismo, posible gracias a tachar “trabajadora” del título “día de la mujer”; ahora, lo que en su día era un día de reivindicación se ha folklorizado (en el sentido negativo del término), y como dijo un escritor francés (pudo ser Gide o Malraux, no recuerdo muy bien), cuando una realidad se reviste de formas folklóricas es porque ella en sí es fea y desagradable y necesita una excesiva capa de maquillaje que la mal disfrace. Hoy los informativos nos hablarán de las mujeres triunfadoras en los negocios (mis respetos hacia las que lo consiguieron con honestidad y respeto, pero no hacia aquéllas que, como algunos hombres, lo hicieron pisando a los demás) y se olvidarán de las amas de casa, de las trabajadoras “manuales” del campo y la ciudad, y de las mujeres que, siendo nuestras abuelas, se esforzaron por darnos una sociedad mejor. La culpa de esto la tienen los progres, los pseudoprogres, los conservadores y los fachas: los progres y pseudoprogres (es decir, aquellos que adoptan sólo la forma, pero no el fondo, de ideas progresistas y revolucionarias) porque han equivocado totalmente el concepto de la igualdad con ciertas medidas, basadas en la discriminación positiva, que antes que solucionar la situación sólo ha servido para frivolizarla; por ejemplo, doña Carme Chacón, que para hacer su campaña en las primarias del PSOE organizó un mitin-cena exclusivamente para mujeres: es decir, tiraba de su condición como si fuera una lacra para ella, apelando a la condición sexual de las miembras del partido y al sentimiento igualitario de los miembros masculinos. La paridad y estos numeritos no han ayudado en absoluto.

forges_mujerLa culpa de los conservadores ha consistido en esto: dado que los antiguos argumentos del conservadurismo respecto a algunas cosas convencen sólo a una minoría, le han dado, como es usual, la vuelta a éstos, revistiéndolos de un disfraz progresista en apariencia, para defender los mismos argumentos de siempre, y así inventarse términos a cada cual más irrisorio como “violencia de género estructural” (aplicado al aborto y a cierto derecho a la maternidad, el cual, que yo sepa, no está ni ha estado en peligro) o “mujerismo” (como el contrario equivalente de machismo), etc. Es lo mismo que con el matrimonio gay: derechos sí, pero que nadie olvide cuál es su papel… El machismo como tal tenía sus días contados y necesitó de revestirse con un traje en apariencia moderno.

1331147954_855915_1331148066_noticia_normalY ya, a parte, tendencias absolutamente estúpidas que afirman que son mejores las mujeres en política por el hecho de ser mujeres, y que este mundo iría mucho mejor si gobernasen absolutamente ellas. Si la experiencia de Margaret Thatcher, o de la presidenta de la Comunidad de Madrid y otras, no nos ha servido de lección, mal vamos. He visto a cierto consorte de diva del pop español (que pasó de ser musa del Orgullo Gay a participar en uno de los medios más reaccionarios y homófobos), justo como hizo el señor Andy Warhol con Imelda Marcos y su ingente número de zapatos, consorte del dictador filipino, defender a la señora Carmen Polo de Franco porque “puso una nota de color en aquella España tan gris”… a la que ella contribuyó. Como nos descuidemos, acabaremos alabando a personas como Carmen Polo, Imelda Marcos o Eva Braun sólo por el hecho de ser mujeres, y de eso no se trata.

Quiero decir, ¿de qué sirve tener un día del que todo dios habla si luego, al final, las mujeres en su trabajo siguen ganando mucho menos, si a diario hay mujeres que mueren a manos de sus parejas o callan al verse reducidas a sombras de su dignidad ante su maltratador? ¿De qué sirve si, vete a saber, pueda haber alguna discoteca que celebre el día de la mujer (trabajadora) con un espectáculo de lucha femenina en el barro?

Cortesía de CarmenOs pido disculpas si mi claridad ofende, pero de los radicales yo sé dónde acabarán el día de mañana. Simplemente, soy una persona que no hace distinciones, es decir, que soy feminista, y por eso no necesito estar todo el día con la bandera en alto: hay cosas que ni siquiera me cuestiono, y una de éstas es que los dos sexos somos exactamente iguales: igual de buenxs/ malxs. Y mi apoyo, admiración y respeto va a quien se lo merece: a la mujer trabajadora y a la mujer buena, pero nunca rendiré ni admiración ni respeto hacia personas como Esperanza Aguirre o Rita Barberá… A fin de cuentas, ha hecho más por la liberación de la mujer Hugh Heffner que mujeres como éstas.

Si mi claridad ofende, pido disculpas… a quien se las merezca. Pero mientras tanto, dedicada a la auténtica mujer trabajadora, un poema de Agustín García Calvo en la voz del gran ebanista de la poesía castellana y gallega, Amancio Prada:

Libre te quiero

Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo que al cielo
se despereza,
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.
Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

http://antologiapoeticamultimedia.blogspot.com/2006/08/libre-te-quiero.html

Agustín García Calvo

Música: Amancio Prada

… y que libremente vengas conmigo.

Día de la mujer trabajadora-Día da muller traballadora-Día de la dona treballadora-Langile emakume eguna


En un día como hoy, se conmemora -no hay que olvidarlo- que el 8 de marzo de 1908, en Nueva York, 146 mujeres murieron abrasadas en la industria textil Cotton por las bombas incendiarias que lanzaron dentro del edificio ante la negativa de estas de abandonar el encierro en señal de protesta por exigir lo que les pertenecía. Es un día de duelo para los trabajadores y para las mujeres: la historia del movimiento obrero se ha escrito con sangre, pero la de la mujer obrera con el doble de sangre, por el hecho de ser mujer y ser trabajadora.
¿Es necesario tener otro día del trabajador, trabajadora en este caso? Por supuesto, tal conmemoración sirve para la exigencia de mejoras laborales… Pero ha ocurrido algo muy feo desde mi punto de vista. Mientras que el 1 de mayo se mantiene como día de reivindicación laboral, el día de la mujer trabajadora, el año pasado me dejó muy mal sabor de boca. Lo que salió en los informativos no fueron las mujeres de la industria, ni las de la limpieza, ni siquiera tuvieron a bien mencionar a las prostitutas: la última forma de esclavitud a abolir en occidente (a los proxenetas los he borrado de la lista de la humanidad), no: salieron lo que hoy se conoce como una "súper-woman". Una súper-woman es, resuminedo, una mujer que ha triunfado laboralmente, pero como jefa de empresa, tiene hijos, los "educa" (cuando puede), limpia su casa, hace la cena… a su marido, no sé si se entiende.
Lo que nadie parece ver es que es la imagen más opuesta a este día: no deja de ser la super-woman un nuevo símbolo tanto del machismo como del capitalismo, lo cuál supone una doble traición al espíritu de este día. Superwoman…, ¿por qué no también el supermán? Un hombre que triunfa, educa a sus hijos, lleva al día su casa… Estas cosas se dieron en el pasado, excepto lo de triunfar en la empresa: recordad aquell@s viud@s, que no contaban con nadie ni con ayuda alguna: nadie les llamó super-nada…
¿Por qué no abordar el triste tema de la prostitución? O el de las mujeres que siguen viviendo bajo el yugo del patrón-esposo… No, eso incomoda a nuestros super-bien pensadores…
Solamente espero que este año lo aborden desde la perspectiva realista y no se dejen seducir por la mentira de una super-no-sé-qué: además, ¡¡eso son gilipolleces de yupi de los 80!!
A %d blogueros les gusta esto: