Posts Tagged ‘Oskorri’

40 Anos de Voces Ceibes (última parte)


Non falaban do andado/ sementado de feridas

Preparaban o camiño/ cara á terra prometida

Benedicto "Os compañeiros"

viene de 40 anos de Voces Ceibes (2ª parte)

Así pues, llegando a finales de los 60, como ocurre en todos los grupos y colectivos, cada miembro va ampliando sus intereses musicales y con ellos sus horizontes creativos. Esto, como en muchos otros casos, supondrá una ruptura en Voces Ceibes como colectivo.
Como vimos, entre el año 68 y finales de los 70, cada miembro del grupo graba al menos un EP en el sello EDIGSA-Xistral, filial que la catalana EDIGSA había abierto en Galicia. Las carreras más breves fueron las de Xavier, Guillermo y Vicente. Por su parte, Benedicto y Xerardo serán los Voces Ceibes originales que tengan una carrera más larga, junto a los últimos, Bibiano y Suso.
Más debido a problemas externos al grupo, como eran las dificultades impuestas por los gobiernos provinciales y un escaso, aunque fiel, seguimiento del público, debido a la imposibilidad de publicitar sus actividades, la fuerza de Voces Ceibes se concentró más en los recitales que en los discos de estudio. Por esa razón choca que podamos decir que el más prolífico fue Suso Vaamonde, con más de diez LPs; le sigue Bibiano, con tres LPs; Benedicto, con dos LPs (a ambos podríamos sumarle el directo conjunto grabado clandestinamente en 1976, con lo que, entonces, Bibiano tendría cuatro LPs y Benedicto tres); Miro con dos LPs; y, por último, Xerardo Moscoso, con un solo LP.

A finales de los 60 el colectivo roza ya la ruptura, bien sea por compromisos externos, profesionales o no, bien por cierta crisis de los planteamientos primigenios. En muchos sentidos, la inclusión de Bibiano Morón en el colectivo supuso un remozamiento en los planteamientos algo estrictos del grupo. Uno de los plantemientos que empezaban a zozobrar fue la negación a practicar ningún tipo de música tradicional; en esto influyó, por ejemplo, la crítica de otros intérpretes gallegos, pero también el ejemplo de otros movimientos de nueva canción de otros puntos del país, que habían descubierto la fórmula de combinar la canción testimonial y los ancestrales cantos de la tierra. Por otro lado, hacia finales de los 60, la música de los cantautores portugueses se empezó a hacer muy popular en España, especialmente José Afonso y Luis Cilia: muchos fueron los cantores que adoptaron este nuevo modelo de canción (Adolfo Celdrán, Mikel Laboa, Luis Pastor…), pero si hubo un movimiento que recibió toda la influencia de la Canción portuguesa fue, precisamente, la Nova Canción, y muy especialmente Voces Ceibes. En opinión de Bibiano, lo que sucedió fue que los Voces Ceibes se dejaron influir por los cantantes y grupos de folk. Sin embargo, en muchos de ellos la gran metamorfosis tendría que esperar hasta el descubrimiento de la Canción portuguesa. Así, a mediados y finales de los 70, la antigua formación da paso al Movemento Popular da Canción Galega, un proyecto más aperturista en sus planteamientos que Voces Ceibes, que sucumbió totalmente hacia esos años.

Veamos las carreras del resto de Voces Ceibes:

Xerardo Moscoso (Arquivo Gráfico e Documental de Voces Ceibes)
http://www.editorialgalaxia.es/imxd/libros/doc/1177496630173_IP_Voces_Ceibes.pdf Xerardo Moscoso era mexicano de nacimiento: era el hijo de uno de tantos gallegos que habían emigrado al nuevo mundo a buscar el pan que costaba tanto conseguir en Galicia. Xerardo oyó la llamada de la tierra madre y vino a estudiar a Lugo. Pronto se uniría a Voces Ceibes, y sus inicios discográficos fueron los más prolíficos, con dos EPs. Sus canciones, versiones de poemas gallegos, eran bien comprometidas. Por esta razón, y dado el hecho de que Xerardo no poseía la nacionalidad española, el régimen le destierra. Los arreglos de Xerardo son también de los más originales. En esta canción, un poema de Casares dedicado al gran Antonio Machado (que era la gran reivindicación de los cantautores castellanos) choca el hecho de que incluya una especie de pandeirada, cuando Voces Ceibes en sus orígenes había decidido, por el secuestro y castración que el régimen ejercía sobre el folklore gallego, no practicar ningún tipo de música de raíz o de música folk:

 

Durante este exilio forzado, que terminaría en el año 77, Xerardo actúa en diversos países de Europa y  América Latina. Es enXerardo Moscoso. Acción Galega París donde en el año 77 graba su único LP, Acción galega, título tomado del poema de Ramón Cabanillas con el que Xerardo abre el disco. El disco, compuesto por poemas de, entre otros, Ramón Cabanillas y Celso Emilio Ferreiro, es un disco plenamente reivindicativo, compuesto por música con influencias pop y folk. Una muestra de él es esta versión de "O dedo na chaga", un poema que Celso Emilio Ferreiro escribió para que la cantase otro gran cantautor gallego que, desde Venezuela, y casi al mismo tiempo que Voces Ceibes, comenzó a cantar en gallego: Xulio Formoso.

 

Miro Casabella (del Arquivo Gráfico e Documental de VOCES CEIBES) Muchos dicen, incluidos sus propios compañeros, que Miro Casabella es, sin lugar a dudas, el mejor de todos ellos. De él llegó a decir Benedicto que si hubiera cantado en inglés, hubiera sido muy superior incluso a Bob Dylan (es una paradoja manifiesta que en España se distribuya y comercialice mejor la canción en inglés que cualquiera que se haga en las lenguas no castellanas co-oficiales). A diferencia de los otros Voces Ceibes, Miro reside y estudia en Barcelona, en donde graba su primer EP. Dos mesesMiro Casabella: Ti, Galiza, Portada.jpg después de la fundación del colectivo entrará a formar parte de él. El objetivo de Miro al cantar no es otro que acercar la poesía al pueblo gallego, al tiempo que pretende denunciar su situación. Miro es uno de los primeros en hacer una música que podríamos denominar folk. Grabó dos EPs entre 1968 y 1970, incluyendo en ellos una soberbia musicalización del poema de Celso Emilio Ferreiro “Olla meu irmao”, poema en el que el gran Ferreiro denunciaba la utilización manipulada y folklórica del gran pensador y fundador del galleguismo Alfonso Daniel Rodríguez Castelao (sencillamente Daniel, en el poema). Años  más tarde, actuando en diversos puntos, Miro grabaría en 1977 dos LPs: Ti, Galiza y Treboada. En ambos ya se hace patente la influencia del folklore gallego y del celtismo en él, que no sólo canta y toca la guitarra, sino que también toca la zanfoña y el pandeiro (en Treboada, además, participa como músico el gran Quico Pi de la Serra a la guitarra folk). Podemos ver su evolución comparando sus dos versiones de la canción que él convirtió en un himno de lucha: “Ti Galiza”, un poema coescrito con Xavier Costa. La primera, con unos arreglos muy sencillos:

 

 

Casi diez años después, en el álbum con el mismo nombre, Miro recuperó la base melódica de la canción para darle, frente al primer aire de denuncia social, un aire más triunfante apoyándose en unos arreglos basados en los aires tradicionales de Galicia:

 

 

El regreso de Miro Casabella a los escenarios nos llena de contento, y aquí en Madrid somos muchos los que confíamos poder verle algún día.

EP No Vietnam/ Un home/ Eu son a voz do pobo/ O arte de amar. Benedicto Quizás la carrera de Benedicto no fuera la más larga o la más profusa, pero, en muchos casos, sí la más intensa (vais a perdonarme que con él me extienda algo más). Como ya vimos, Benedicto, un joven vinculado al movimiento de Cristianos de Base, fue junto a Xavier González de Valle, uno de los fundadores del colectivo. Es de justicia reconocerle a Benedicto ser el primer cantautor en lengua gallega.

En sus primeros recitales, Benedicto canta poemas de amigos como Lois Diéguez, que serían  grabados en su primer EP. Uno de esos poemas de Diéguez fue este impactante "No Vietnam" (En el Vietnam):

 

 

Benedicto (Arquivo Gráfico e Documental de Voces Ceibes)
http://www.editorialgalaxia.es/imxd/libros/doc/1177496630173_IP_Voces_Ceibes.pdf

Benedicto pasa cierta temporada en Madrid, actuando junto a diversos miembros del colectivo madrileño Canción del Pueblo, como también lo haría Bibiano. Es precisamente en Madrid, poco antes de ser reclamado por sus compañeros de guitarra, donde descubre el inmenso talento de José Afonso al escuchar Traz outro amigo tamem. Desde ese momento, Benedicto se marca como meta conocer a este gran artista. Y así, en una visita a Portugal, después de  despejar la sospecha de que aquel joven gallego que había venido a conocerle no era un PIDE, comienza entre ambos una relación tanto profesional como de amistad. Benedicto acompaña a José Afonso a varias actuaciones a lo largo de Portugal, Zeca y Benedicto: dos grandes de la canción galaico-portuguesaGalicia, y otros lugares de España y del resto de Europa hasta justo el año 74, colaborando en la grabación del LP del cantor portugués Eu vou ser como a toupeira, del año 72. De su amigo y mentor, Benedicto comprendió que había en la música popular gallega una energía inmensa y propicia tanto para la reivindicación política como para la creación musical. Benedicto grabaría dos LPs sólo, bajo la genial producción y arreglos del gran cantautor argentino Alberto Gambino: Pola unión, un disco que él define como la síntesis de todo lo ocurrido desde sus comienzos musicales hasta esos días: los días con Xavier (representado en la versión del "María Soliña" de Celso Emilio que musicó del Valle); su reencuentro con la música de su patria, en "Dorna", que se abre con una conocida coplilla popular gallega, y la tradicional "Si vas ó convento de Herbón", para el que hace magistralmente la segunda voz su eterna compañera Maite; los años de trabajo con Zeca, representado en la canción "Nosa Señora da Guía", basada en una canción popular galaico-portuguesa de la que ambos hicieron una versión; también los momentos amargos, en "Cantar de berce pro víspera de emigrar": "Se por algures notades un certo sabor ácedo, non vos estrañedes, é o amargor que ás veces ven a boca de tanto ter que tragar saliva.", dice en la reseña de su disco, para el que colaboró su camarada Bibiano, inseparable compañero por aquellos entonces. Podéis escuchar todos los temas del disco en su blog personal, así como algunos temas de su siguiente disco.

Benedicto en una actuación del Día de la Cultura en Gijón. Foto aparecida en un artículo de F. Almazán para "Triunfo" el 14 de Septiembre de 1974 (Arquivo Gráfico e Documental de Voces Ceibes) Su segundo LP vino en 1979, también producido por Gambino, editado en Guimabrda, y que incluía una brillante historia de la Nova Canción a modo de reseña escrita por Antonio Gómez, antiguo colega de los días de Madrid: Os nomes das cousas sigue la misma línea inaugurada por el anterior, si bien, ya inmerso en lo que era el nuevo estilo de la Canción gallega, hay más presencia del folklore gallego, con una bien reconocible influencia céltica. Benedicto presentó este LP en diversos conciertos haciéndose acompañar por algunos de los miembros del grupo de rock progresivo NHU. Su historia musical termina en 1980, momento en el que Benedicto se sumerge totalmente en la política, siendo uno de los fundadores del Partido Comunista Galego, y en la enseñanza, labor a la que le ha dedicado toda su vida desde entonces. Este tema, "A espiña", un poema del gran Manuel Curros Enríquez, incluido en su último LP, es la mejor muestra del arte de Benedicto, un artista de corta, pero inmensa y profunda, carrera musical, que algún día ocupará el lugar que le corresponde a nivel nacional. Basta para comprenderlo escuchar sólo estas dos canciones:

 

 

Bibiano En Concierto (del Arquivo Gráfico e Documental de VOCES CEIBES)Por su parte, Bibiano Morón entró en el año 71, invitado por Vicente Araguas. La inclusión de Bibiano en el colectivo supuso una revolución y un remozamiento de los planteamientos iniciales del grupo respecto a la música. Bibiano era un declarado seguidor de la música rock y pop anglosajona: Beatles, Rolling Stones, Dylan… Así que sus progresivos planteamientos musicales chocaban de frente con los planteamientos austeros de Voces Ceibes (aunque en muchas ocasiones estos planteamientos eran más impuestos por la ideología que por los gustos estéticos, en un principio). Pero Bibiano también era un amante de la música folk tal y como se empezaba a plantear en muchos lugares: aquella mezcla de tonadas populares y sonidos contemporáneos que comenzaban o empezarían a practicar grandes grupos como los bretones Gwendal, los irlandeses Pentangle, los ingleses Jethro Tull, o los vascos Oskorri. Benedicto e Bibiano (en directo, año 76, 25 de xuño, Pabillón de deportes de A Coruña)

Bibiano y Benedicto se convirtieron en inseparables, colaborando en las grabaciones de los discos del otro (Bibiano en Pola unión y Benedicto en Estamos chegando ó mar) y dando actuaciones conjuntas en diversas partes de España, con el permiso de la  autoridad, como el espectáculo ofrecido en Madrid para presentar su primer trabajo con el mismo nombre Estamos chegando ó mar, también en el extranjero, en las casas de los amigos de España, en los centros sindicales, en los de los Partidos Comunistas, etc. Pero, sin lugar a dudas, su recital más memorable fue aquel ofrecido en La Coruña en el año 76, a beneficio del dirigente comunista Santiago Álvarez, entonces en la cárcel. El ambiente y la enorme tensión de aquel recital fueron, por fortuna, registrados en una grabación clandestina que se podía obtener con mucho secreto, y que fue reeditada por El Correo Gallego. Gracias a los amigos de A Regueifa puedes descargarte y oír este recital.

Bibiano: Estamos chegando ó mar Bibiano, que también trabajó con Zeca una temporada, sustituyendo a Benedicto, grabó tres LPs: Estamos chegando ó mar (1976), Alcabre (1977) y Aluminio (1979). Todos ellos tienen en común la música, una excelente mezcla de folk galaico y de rock progresivo bien templado. Por desgracia, como también le ocurriría a otros intérpretes y grupos de folk progresivo, cierto sector del público no veía con demasiados buenos ojos la mezcla de la sagrada gaita gallega con guitarras eléctricas y baterías: Bibiano fue duramente criticado por su versión en clave de rock progresivo del clásico "Negra Sombra", de Rosalía de Castro y Xan Montes. A las puertas de la década de los 80, muchos pensaban como en los años 30. Finalmente es en esta década cuando Bibiano se retira: abre la discoteca "Kremlin", en donde actúan nuevos grupos, convirtiéndose Bibiano en el padrino de la llamada Movida Galega. Bibiano ha tenido a bien subir todos sus discos para que los podías disfrutar en su web oficial: bibiano.org, por lo que no es necesario mostrar aquí algunas de sus canciones, si bien destacar algunas de sus canciones: "Estamos chegando ó mar", cuya idea vino cuando Bibiano regresaba a casa disfrutando de su permiso en la "mili" en Madrid, y que en las fechas en las que se grabó se convirtió en un optimista himno de esperanza (1975); "Amador e Daniel", dedicada a los obreros Amador Rei y Daniel Niebla, asesinados por la policía en ña huelga de Ferrol del 74; "Virán gaiteiros", una contagiosa canción que mezcla el amor por el folklore con la reivindicación social ("Eu teré a miña gaita e ti tamén terá-la túa"); o el "Adagio a Janis Joplin", psicodélica canción dedicada a la diva del blues-rock, a la reina del rock estadounidense, en donde Bibiano interpreta partes de "Bye baby bye" y "Move over", dos canciones míticas de la inolvidable Janis.

1970. OS PRIMEIROS ANOSY, por último, Suso Vaamonde. En realidad Suso, que vino de la mano de Xerardo, no era un miembro "plenario" de Voces  Ceibes, sino más bien un miembro ocasional, aunque fue uno de los que intentó mantener el colectivo vivo hasta el último momento. Los motivos de Suso Vaamonde eran bien claros: reivindicación de su lengua y su cultura y la lucha por la libertad. De Voce Ceibes, sea plenario u ocasional, fue el miembro más activo y prolífico, como Nin rosmar un laído (en directo, 1977) u Os soños na gaiola (1978), además de monográficos sobre grandes poetas gallegos como Celso Emilio Ferreiro. Suso falleció el 16 de Febrero de 2000. Para el recuerdo quedan muestras como este canto, de Nin rosmar un laído, "Vestida de aldraxe":

 

 

Conclusión

 

Voces Ceibes nació movido por una necesidad que era común a todas las nacionalidades y lenguas que pueblan España (incluso a la castellana en cierto sentido, ya que no se podía leer con libertad lo mejor de la cultura escrito en castellano): por supuesto, la denuncia de una sociedad injusta y la renuncia a una dictadura, pero también la reivindicación de una lengua y una cultura ultrajada, menospreciada, marginada y encima secuestrada. Su labor, junto a la de los poetas gallegos, fue esencialmente la dignificación de una lengua que durante años llevaba arrastrando el estigma de "rural" y "primitiva". Voces Ceibes, junto a otros como Xulio Formoso desde Venezuela (quien también nos visitó en su día), dieron el primer paso para conformar una canción de temática adulta en gallego, teniendo que luchar además con los oportunistas, con los Julio Iglesias y Juan Pardo, que se aprovecharon de una especie de moda. Más tarde tuvieron que dejar aparcados sus dogmas iniciales, acercándose al folklore de su tierra, descubriendo en él un tesoro escondido y valioso, y arrebatándoselo a quien lo tenía secuestrado. Como ocurre en todo movimiento artístico, los que vinieron después lo hicieron, o bien por influencia o bien por oposición, gracias a la labor inicial de Voces Ceibes. Por citar algunos: cantautores como Emilio Cao, Jei Noguerol, el propio Suso Vaamonde (Voz Ceibe ocasional) o Luis Emilio Batallán; grupos de folk como Fuxan os Ventos, A Quenlla, A Roda, Xocaloma… E incluso grupos de rock progresivo, siguiendo la moda de finales de los 70, como NHU. A las puertas de los 80, la Nova Canción Galega va dejando atrás los planteamientos políticos y se fijan más en la re-interpretación del folklore: surgen grandes grupos como Milladoiro.

La nueva década supuso en muchos casos el funeral de los viejos cantautores contestatarios, si bien los vascos y los catalanes pudieron contar todavía con un reconocimiento a nivel regional (no nacional). No fue éste el caso de los gallegos, que se retiraron la mayoría: en su caso fue o retirarse o folklorizarse (pero no como antaño), aunque surgieron grupos interesantes como Os Resentidos.

Cuando uno, madrileño de nacimiento, maternalmente extremeño y paternalmente castellano-leonés (es decir, sin ninguna relación de parentesco lingüístico inmediato con otra cultura que no fuera la castellana) mira hacia atrás, hacia un tiempo que no vivió, y mira al ahora, al tiempo comprendido entre 1979 y 2008, no puede evitar poner de manifiesto la paradoja existente referente a la música popular española: que en este país se oía más canción española no-castellana en los días de la dictadura que en los días de la democracia a nivel nacional. Aunque, en realidad, en el caso de la Canción gallega, esto no fue exactamente así. Las razones son difíciles de explicar, pero algunas ya las hemos dicho. El escaso apoyo por parte de algún sector relativamente pudiente de la sociedad regional puede ser un factor: la Nova Cançó tuvo un apoyo, aunque no tan grande como se pretende muchas veces y sólo en algunos casos (parece ser que Raimon nunca tuvo ese apoyo), de cierta burguesía catalanista; los vascos, intuyo (son conjeturas), pudieron tener en algún momento el apoyo de cierto clero vasco (al igual que pasa con el latín y el griego clásico, el clero fue en muchas ocasiones el encargado de mantener vivo el euskera); pero los gallegos, y esto les emparentaría con la canción en castellano, estaban prácticamente huérfanos, salvo (de nuevo al igual que los castellano-hablantes) el apoyo de algunos intelectuales como Manuel María, profesores como Xesús Alonso Montero, y sacerdotes próximos al Concilio Vaticano II y a movimientos de base. A parte de esto, la humildad de muchos de sus intérpretes, que no se veían a ellos mismo más que como cantantes vinculados a su tierra.

La Nova Canción Galega ha estado sepultada en muchas ocasiones bajo la losa del silencio impuesto, aunque recientemente se les hayan rendidos bien justos homenajes en Galicia, que han ayudado a revitalizar su ingente labor. Falta, como en todos los casos, un reconocimiento a nivel nacional, porque, mientras esto sea así, yo defiendo que la cultura española, la de verdad, no se escribe sólo en castellano de Madrid: se escribe en muchas lenguas, y quien dice se escribe dice se canta. Con esta serie de homenajes/ historia no he pretendido más que dos cosas: por una parte, la importancia a nivel regional, pero también nacional, de un grupo de jóvenes ansiosos de expresarse en su lengua materna; y, por otra, expresar mi más absoluta admiración hacia este movimiento, gracias al cual un madrileño aprendió gallego.

Por eso, disfrutemos una vez más de este tema de Benedicto, que bien puede resumir lo que Voces Ceibes supuso:

 

 

Fuente para todas las fotos y archivos sonoros: Arquivo Gráfico e Documental de Voces Ceibes

Fuentes documentales:

 

Ghastaspista?/ Historia

bibiano.org

Blog de Benedicto: Chiscando un ollo

Web de Suso Vaamonde: http://usuarios.lycos.es/susovaamonde/

NOTA y DEDICATORIA A VOCES CEIBES: aunque algunos de vosotros me habéis manifestado vuestra conformidad con la inclusión en este lugar de vuestros archivos sonoros, debo pediros disculpas por ello. No obstante, como muchos sabéis, esto se hace con ánimo educativo y documental, nunca lucrativo o como medio para piratear vuestras canciones. Aun así, la última palabra siempre es vuestra, y si no estáis conformes con la inclusión de estos archivos no tenéis más que comunicármelo. Tampoco quiero acabar sin dejar de expresaros mi admiración, respeto y, sobre todo, cariño a todos vosotros, y muy especialmente a Benedicto García Villar, por los buenos momentos que paso con vuestra música, por despertar mi conciencia, por hermanarme con vuestro pueblo, que siento como propio, y por enseñarme gallego. A todos vosotros y al resto de la Nova Canción Galega: GRACIAS

Algunos términos y definicones


Caricatura_de_Paco_Ibáñez_(www.triunfodigital.com) En realidad, aunque exista el tópico del cantautor desaliñado, con greñas y barbas, que empuña una guitarra y canta frases incendiarias, en la canción de autor española, como en la francesa, en la portuguesa y en las demás, no existe un único tipo. Tenemos cantautores “primitivos”, que cantaban con una guitarra solo, tenemos cantautores folklóricos, psicodélicos, rockeros, sinfónicos, trovadorescos, medievalistas, comprometidos, místicos, existencialistas, satíricos, pasmosamente serios, urbanistas, ruralistas, románticos y utópicos, realistas y pesimistas, de lo universal, de lo cotidiano, pacifistas, revolucionarios, propagadores de poesía, algún propagandista (los menos, o si acaso como algo eventual en su carrera), e incluso algunos cantantes y grupos que estaban a caballo entre la canción de autor y alguna otra música (Triana, Joaquín Díaz, Oskorri, Pau Riba, Hilario Camacho, Miguel Ríos). Puede que en esto existan clasificaciones que vayan más allá de las consabidas clasificaciones en lenguas y regiones, aunque la más de las veces, la mayoría escapa a cualquier tipo de clasificación (incluso política). Por esta razón, antes de comenzar la nueva colección sobre la canción de autor, vamos a aclarar términos que usaré a lo largo de esta serie.

  • Tipos de cantautor

Para comenzar, el término “canción protesta” no se ajusta bien, pues no todo aquí es protesta. Así que indistintamente utilizaremos también términos como “canción antroplógica”, en referencia a que habla sobre el hombre en general, o “canción de autor”. De cualquier manera, soy de la opinión de que ninguna de estas definiciones se ajusta al 100 por cien.

  • Cantautor convencional“: será aquel cantautor que envuelve sus letras en un acompañamiento pop al gusto de la época; por ejemplo Serrat, Víctor Manuel o Patxi Andión. En cualquier caso, el término no es peyorativo.
  • Cantautor austero“: a falta de un nombre mejor, designa a aquellos que por lo general sólo se hacían acompañar (por lo menos en los conciertos) de guitarra o piano más un instrumento secundario: piano, bajo, cello o 2ª guitarra. A este modelo se ajustan Laboa, Labordeta, Raimon o Pablo Guerrero.
  • Cantautor experimental“: con este nombre nos referimos a aquellos que, además de inspiración literaria, explotan su inspiración musical hasta límites insospechados. Pau Riba es el gran ejemplo, pero también Pi de la Serra, Bibiano o Lluís Llach.
  • Cantautor/ grupo folk“: aquel o aquellos que toman su inspiración musical de la música tradicional.
  • Cantautor/ grupo de música de raíz“: el o los que interpretan música tradicional pura.
  • “Folk“: género musical que permite variaciones e interpretaciones musicales de temas y músicas tradicionales.
  • Música de raíz: aquella que es mera interpretación de la música tradicional.
  • Cantaor protesta: aquel cantante que utiliza el flamenco puro para protestar.
  • Intéprete: aquel que no canta textos propios, los hay de tres tipos:

1. de otros cantantes: es aquel que versiona canciones de sus compañeros para darlas a conocer. Rosa León fue de las mejores en esto.

2. con letrista fijo: aquel cantante que cuenta con un letrista. Por ejemplo, Moreno Galván era el letrista de José Menese.

3. de poetas: el más numeroso y usual; es aquel que pone música a los poemas de un poeta. Paco Ibáñez es el gran ejemplo, pero también el leonés Amancio Prada.

  • Musa de la canción protesta: éste es un nombre barroco de mi invención que sirve para designar a aquellas intérpretes femeninas que servían de expresión a las palabras y a la música de otros autores. Ana Belén, Marisol y Massiel son los 3 grandes ejemplos, aunque a muchos les choque la inclusión de la 3ª.
  • Cantautor autosuficiente: perdón por la invención del término; con éste quiero designar a aquellos cantautores que cantaban sólo sus textos como Aute, Guerrero, Munárriz o Labordeta generalmente.
  • Proveedor de canciones: aquellos cantautores que, además, regalaban algunas de sus mejores canciones a otros cantantes. Casos como Aute o Manolo Díaz para los primeros discos de Massiel, Hilario Camacho para Pablo Guerrero, y viceversa, Pablo Guerrero para Hilario o para Luis Pastor…

Claro que yo no soy amigo de etiquetar, pero esto no es más que una aclaración: aparte de que no es estricta. No quisiera ser malinterpretado. Otro tema sería el estilo musical, de lo cual hablaremos en otra ocasión, aunque aquí ya hemos apuntado por lo menos tres.

  • Definiciones posibles de “canción de autor”

Uno de losCaricatura_de_Quico_(www.triunfodigital.com) problemas más frecuentes que se les presentan a los estudiosos de este tipo de música es qué nombre darle a este género de manera que refleje toda sus posibilidades. General y tradicionalmente se ha optado por el término canción de autor, y a su practicante cantautor; es un término que traduce una palabra francesa que significa “cantante de poesía o de contenidos”. Así, en francés tenemos la palabra chansonier, en ingés songwriter, en portugés suele usarse el término más abstracto de cantor, al igual que en Latino América. En el caso español (y en cierto sentido también el latinoamericano) este término entraña cierta confusión cuando dentro de él englobamos también a grupos y no solistas únicamente, a cantantes que no escriben sus propias canciones, y muy especialmente a aquellos que optaron por cantar única y exclusivamente las poesía de los grandes poetas. Y, ciertamente, a nadie se le ocurriría excluir a Paco Ibáñez o a Amancio Prada del género de la canción de autor.

Al igual que González Lucini y Torrego Egido, de los cuales he tomado algunas ideas, yo tampoco encuentro una definición que se ajuste a este estilo. Vamos a ver por qué:

  • Canción protesta/ canción política: hay que decir que este término, por lo menos el 2º, fue inventado con intenciones peyorativas por quienes estaban en el ajo y por algunos críticos musicales de estrecha mira. Para empezar, bien es verdad que es lo que más abunda, la protesta; pero no todo es política: también hay reflexiones filosóficas y protestas no ya tan políticas como humanistas. Sería falso decir que Raimon era un cantautor político y Serrat uno romántico: Raimon podía escribir poemas tan románticos y tiernos como su correligionario, y viceversa, Serrat podía mostrarse tan rebelde como su compañero. Sin embargo hay que decir que, por lo menos al principio, en Latino América esta definición no tenía tal sentido peyorativo, sino al contrario, por lo que no es inusual, al contrario que aquí, que un cantante definiera su estilo como canción protesta; lo mismo ocurría en un principio en Estados Unidos, hasta que Bob Dylan, presuntuamente, la declara muerta, según él, debido a la ramplonería de algunas de las canciones y, quizás, a la comercialidad que había adquirido el género (en parte gracias a él), cosa a la que tampoco fue ajena España, dentro de lo que cabe (incluso se llegó a hacer canción protesta reaccionaria). Una alternativa más o menos plausible sería la de “canción denuncia”, pero seguiríamos sin abarcar todas sus posibilidades. Lo mismo nos ocurriría con el término “canción comprometida”: para empezar, dejaríamos fuera del género las maravillosas canciones de amor que hasta el cantautor más beligerante cantó alguna vez. Y además había cantautores que, si bien tenían una actitud clara y marcada de oposición en lo personal y en su manera de hacer arte, no hacían canciones políticas, de denuncia política o “comprometida” (eran comprometidos, cuidado), sino que optaban por otro tipo de contenidos quizás menos abstractos.
  • Canción de autor: este término es ya más aceptado, pero entraña sus problemas. Si bien la palabra es una traducción de otra palabra francesa, que venía a significar “cantante de textos, de contenidos”, al transcribirla al castellano da la confusión de que cualquiera pueda ser cantautor, pues ampliamente se entiende como aquél cantante que compone y escribe sus canciones: según esto, hasta el Leonardo Dantés de la actualidad lo sería, o incluso Enriquito Iglesias… El otro problema, y no es por faltarle a nadie, es que no todos los cantautores son iguales: no es posible meter en el mismo saco a Xerardo, Laboa o Celdrán junto a Perales, Juan Pardo o Andrés do Barro (cantante que a mí me inspira cierta ternura): son diferentes, demasiado diferentes, porque no hablan de lo mismo; incluso en lo musical los separa un enorme abismo. El otro problema que encierra es que, mientras se admitirían estas inclusiones, se excluirían a personas tan importantes como Paco Ibáñez o Amancio Prada, cantantes de la gran poesía, lo cual sería infame a todas luces.
  • Canción antropológica: término que es del gusto de Glez. Lucini; a mí también me parece acertado, pues son canciones que hablan del hombre en general, de la vida cotidiana y de lo que a ésta y aquél le afecta. El problema que encierra es que es demasiado complicado explicar el por qué este término, y también es un término demasiado impopular, en el sentido de que no lo conoce nadie y hasta puede sonar frío por la falta de resonancia semántica en el público general.
  • Canción testimonial: es un término heredado de la poesía de los años 50, llamada testimonial (Gloria Fuertes, López Pacheco, José Hierro…). Al igual que en esta poesía, esta definición se refiere aquí a la capacidad de la canción de autor de describir y analizar, desde una perspectiva realista y meramente descriptiva, ciertas situaciones que se dan en la sociedad, con la intención última de dar a conocerlas y mover conciencias mediante su denuncia. El problema sigue siendo la poca familiaridad del público con este concepto.

Como vemos, es casi imposible encontrar una definición que se adapte totalmente, si bien por matices peyorativos, porque no abarquen todas Caricatura_de_Raimon_para_una_entrevista_de_Manuel_Vicent_aparecida_en_Hermano_Llas posibilidades, o porque sean definiciones demasiado abstractas, desconocidas o complicadas. Por ello, en el futuro, utilizaré cualquiera de las definiciones (excepto la de canción política, a menos que hablemos de una o varias canciones en concreto que se centren en la política) porque, si bien ninguna llega a explicar el fenómeno en su totalidad, sí es verdad que las tres se complementan entre sí, y además, sería fatigoso para todos llamarla “canción antropológica testimonal de autor y de protesta”. Por supuesto, las definiciones siempre son inexactas, lo cual se debe casi siempre a la libertad creadora del artista; por poner un ejemplo, Pi de la Serra, a lo largo de su carrera, ha tocado varios palos de la música: jazz, canción de autor austera, blues, psicodelia, rock… Y sin embargo no podríamos encasillarle en ninguno de estos estilos de música. Por esta razón, cuando yo hable de canción de autor y de cantautor me referiré única y exclusivamente a aquel cantante o grupo que canta una canción con determinado contenido y profunidad poética (ya sea propio, o un poema, o una tonada tradicional de su pueblo) y con cierta intencionalidad, que es siempre lo que nos permite descubrir al auténtico cantautor del farsante (que los hubo y los hay).

Fotos, en orden de aparición: caricaturas de Paco Ibáñez y de Pi de la Serra -firma del autor-, fuente “Triunfo” (www.triunfodigital.com); caricatura de Raimon -firma del autor-. fuente “Hermano Lobo” (www.hermanolobodigital.com).

Kukulbitxo-Ezpatadantza


Con mucha alegría, os traigo este clásico de Oskorri, porque, como me dice Karlos, apenas me ha tenido que corregir mi traducción.
El "Ezpatadantza", danza de espadas, es un baile tradicional del País Vasco, pero también de otros lugares, con nombres como "Baile de espadas", "Danza de palos" o "Paloteos". Son bailes en los que los danzantes entrechocan entre sí palos o espadas, y se cree que vienen de las danzas guerreras de nuestros antepasados celtas, íberos y vascones. El gran grupo vasco Oskorri aprovechó esta forma tradicional para traernos una genial canción: el álbum Hau hermosurie (1986) se abría con el "Kukulbitxo", seguido de esta "Ezpatadantza":
 
 
 
Ezpatadantza
 
Gerra oihurik nahi bazendu
hau duzu ezpatadantza,
lur zahar honek eskatzen du
erraietatik bengantza.

Eztarri-ezpatak alerta,
kopla eder ta zorrotzak,
ez gaitezen sekula gerta
geure etxean arrotzak.

Mende luze isil latzetan
mihietatik zintzilik,
egun ilunpe garratzetan
gogo gintuzkete hilik.

Baina egia ulertzeko
entzun gauza bat bakarrik:
herri harro hau ehortzeko
ez da sortuko indarrik.

Jo ezak, lagun, sano gogor
panderua ta guitarra,
batasun indarrak dituk hor,
hau duk aire herritara!

Oi albokari, izan zintzo,
putz egiok adarrari,
odol beroa zaiguk mintzo,
lot guztiok burrukari.

 
Baile de espadas
 

Si quisieras un grito de guerra / ésta es la danza de espadas,/ esta vieja tierra pide/ venganza desde las entrañas.// Alertas las gargantas y las espadas,/ coplas bellas y afiladas,/ jamás lleguemos a ser extranjeros en nuestra casa.// En los siglos largos, rudos y silenciosos/ colgando de las lenguas,/ en los días oscuros  amargos/ nos querrían ver muertos.// Pero para comprender la verdad/ escucha una cosa sólo:/ no surgirá fuerza alguna/ que entierre este orgulloso pueblo.// Toca, amigo, con fuerza el pandero y la guitarra,/ ahí tienes unidas las fuerzas,/ ¡qué melodía más popular!// Oh albokari, sé honrado,/ sopla el cuerno,/ nos habla la sangre caliente,/ unámonos todos a la lucha.

Hitzak: Natxo de Felipe

Doinua: Anton Latxa eta Natxo de Felipe

Al nuevo diácono de la iglesia católica, José Luis


Como cristiano que eres, José Luis, conoces lo importante que es creer en Dios, creer en Jesucristo: no podrías ser lo que eres de no ser así. También como cristiano, pero no sólo, sino también como pensador y como persona, sabes que incluso más importante que creer en Dios es creer en el Hombre: y eso es lo que a ti te hace ser un auténtico cristiano. Has elegido el camino de la fe, de la entrega, no para ganarte el Cielo (que no te hace falta), no para lucir alhajas y anillos ni sombreros jerárquicos: lo has elegido por entrega; por entrega a Dios, sí, pero sobre todo por entrega al Hombre. Tú sabes que para poder conocer a Dios, primero hay que conocer al hombre; para poder servir a Dios, primero hay que servir al hombre; y para poder amar a Dios, primero hay que amar al hombre. Pero todo esto tú ya lo sabes. Por eso espero que la iglesia católica trate bien a uno de sus más dignos hijos que, además, es mi amigo.
José Luis, te dedico una hermosa canción. Es un poema de Gabriel Aresti al que Oskorri puso música. En él se habla de un burro que está en una iglesia y parece rezar, se cae y se muere, y San Pedro, al que le gusta mucho, consigue que entre en el Cielo. Ignoro la lectura de Aresti de su poema, pero creo que lo que viene a decir, en cierto sentido, es que son los más humildes los que antes llegan al Cielo, y no los sacerdotes que hacen callar a los burros.

 http://www.goear.com/files/external.swf?file=024aa9a

Astoarena

Kristau prestu
bat bailitzan

asto bat dago
elizan.

 Hantxe da
abiatu
debotenganantza
eta beste bat
dela
ematen du antza
baina haren
otoitza
dirudi
burlantza
pater nosterrik
gabe
egin du
arrantza.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Korura igon eta
han daude
kantari
apezpiku
jaunaren
hogei
zerbitzari
pena ematen
diote
gure astoari
ez baitaki
latinez
gaixo pekatari.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Apaiza
semoilari
dago pulpituan
hainbeste
garraxia
arnasa itoan
gure astoarekin
sartu da
pleituan
eta honen
arrantzak
ixiltzen
zituan.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Elizan du
sufritu
momentu
larririk
arrantzarik
gabeko
lastimagarririk
kristau
belauniko
lurrean
jarririk
inork ez du
ikusi
haren
belarririk.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Buztana altua
eta
korotik erori
bertan
akabatzen da
ez delako txori
zerura jotzen
eta
aita San
Pedrori
zer moduz
gustatuko
asto nabar
hori.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Aita San Pedrok
dio
ai zer
patzientzi
zeruan astorik
ez zuen
lizentzi
baina sarrera
onik
nola galerazi
kabestroan
dakarzki
hamar
indulgentzi.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Canción del burro

Como si fuera
un cristiano honrado/
un burro está
en la iglesia.//
Allí se ha
dirigido/ hacia los
devotos/ y parece/ que es otro/ pero su oración/ parece una
burla./ sin pater
noster/ ha rebuznado.// Como si fuera
un cristiano honrado/ 
un burro está
en la iglesia.//
Sube al coro y/ allí están
cantando/ 20 servidores
del señor obispo./ Les da pena/ nuestro burro/ porque no sabe
latín,/  pobre pecador.// Como si fuera
un cristiano honrado/ 
un burro está
en la iglesia.//
El sacerdote
está en el púlpito/ sermoneando/ gritando/ hasta casi
ahogarse./ Ha entrado en
pleito/ con nuestro
burro/ y sus gritos
silenciaban/ los rebuznos
del burro.// Como si fuera
un cristiano honrado/ un burro está
en la iglesia.// 
En la iglesia
padeció/ un momento de
apuro,/  lastimoso/ y sin rebuznos./ Puesto de
rodillas,/  como un
cristiano./ Nadie ha visto/ sus orejas.// Como si fuera
un cristiano honrado/  un burro está
en la iglesia.// El rabo en alto
y se cayó del coro./ Ahí mismo se
mató/ porque no es
pájaro./ Se fue al cielo/ y al padre San
Pedro le gustó mucho/  ese burro
pardo.// Como si fuera
un cristiano honrado/ un burro está
en la iglesia.// El padre San
Pedro dice:/ ¡ay qué
paciencia!/ en el cielo el
burro no tenía permiso/ pero ¿cómo
prohibirle la entrada?/ Trae en el
cabestro/ 10 indulgencias// Como si fuera
un cristiano honrado/  un burro está
en la iglesia.

Hitzak: Gabriel
Aresti

Doinua:
Laberguerie / Oskorri


Traducción: Karlos Cid Abasolo

Imanol/ Oskorri: “The counterfeiter song”


This is a Basque workingmen’s traditional strike ballad., exactly from Eibar (Guipuzcoa; Bas. Gipuzkoa). The traditional Basque industry is, essentially, the iron industry: during XIX and XX centuries, many people from other Spanish regions (specially from Andalucia, Galicia and Extremadura) came to work on that industries.

Forjarien kanta/ Eibarko forjarien kanta


Gaur forjariak lana utzirik
gatoz guztiok kalera
labeak oso itzaldu eta
protesta bat egitera.
Mailu burdinak bota ditugu
hantxe bertan bazterrera
ez dugu nahi berriro ere
toki hartara lanera.

Dinbili, danba !  gau eta goiza
su eta keen artean
sosegu eta deskantsu gabe
geure buruen kaltean,
horrexegatik lanak utzirik
gatoz guztiok batean.

Gora, bai gora beti, gora forjaria !
langile trebe zintzo da mailukaria
lurpera, bai lurpera beti nagusia !
ez digute egingo nahi duten guztia.
Ez badigu ematen arrazoia guri,
ez badigu ematen behar legez ongi
su emango diogu geure fabrikari
eta nagusiaren etxe guztiari.

Hiru babarrun jateagatik
horrenbeste neke, pena,
erdi ustelik aurkitzen dute
forjariaren barrena,
gure kontura egiten dute
nagusiek nahi dutena
gure lepotik gizentzen dute
bete faltrikara dena.

Oso goizetik lanean hasi
su eta keen artean,
dinbili, danba !  gelditu gabe
guztiz ilundu artean,
arropa denak puskatzen eta
osasunaren kaltean.

Ez badigute guri jornalik haunditzen
berriro gu ez gara lanera bihurtzen
arrazoiz gehiago badugu eskatzen
ez gaituzte inola hoiek ikaratzen.
Ez badigu ematen arrazoia guri,
ez badigu ematen behar legez ongi
su emango diogu geure fabrikari
eta nagusiaren etxe guztiari.
Ez badigu ematen arrazoia guri,
ez badigu ematen behar legez ongi
su emango diogu geure fabrikari
eta nagusiaren etxe guztiari.

Herrikoia

The counterfeiter song/ The Eibar’s counterfeiter song

Today, we the counterfeiter, leaving the job/ are coming all to the street,/ the blast furnaces completely off ,/ to make a protest./ We have thrown on the spot to a side/ the hammers and the irons,/ we don’t want to go again/ to that place to work.// Dinbili, danba! night and day/ between fires and smokes/ without calm nor a break/ for our disagreement./ By that,/ leaving the job,/ we all come at once.// Hail, yes, hail forever the counterfeiter!/ Skillful, sensible and "hamering" worker./ Let’s bury, yes, let’s always bury the boss!/ They shall not make us all that they want./ If they don’t say we are right,/ if they don’t give it us as well as it’s should,/ we will set on fire our factory/ and all the boss’ house.// Four eating three beans/ how tiredness and sorrows/ they find half rotten/ the counterfeiter’s entrails./ At our expense the bosses/ make what they want,/ at our expense/ they fill out/ their pockets.// Early we begin working,/ between fires and smokes,/ dinbili danba! nonstop,/ till it gets dark completely,/ tearing all the clothes/ and in detriment of our health.// If they don’t increase our day’s wage,/ we don’t come back to working,/ if we rightly ask for more,/ those don’t scare us anyhow./ If they don’t say we are right,/ if they don’t give it us as well as
it’s should,/ we will set on fire our factory/ and all the boss’ house.


Popular
This song was recorded excellently by songwriter Imanol, in his 1975’s LP Herriak ez du barkatuko (People shall not forgive) as "Forjarien kanta", and the Basque folk group Oskorri, in his 1979’s LP Oskorri (Red Sky/ Sunset) as "Eibarko forjarien kanta".

(Herriak ez du barkatuko -1975-76)
One of the best voices among the Basque songwriters was Imanol.
Imanol Larzabal Goñi was born in Saint Sebastian (Sp. San Sebastián;
Eus. Donostia) in 1947. In despite of the hard prohibition that
Francoist authorities make on the Basque language use, at his home
always was spoken Euskara, the  Basques’ immemorial language. Imanol was a young activist: being young he was a dantzari (traditional Basque dancer) as a member of the cultural Basque group Argia (light), he began to sings in Basque since 1964; in 1968 gets into the universitarian abertzale
(a Basque word that means a Basque patriot) studients union, and
finally he joins as a ally and supporter of ETA: Basque Country and
Freedom (Eus. Euskadi ta Askatasuna; Sp. País Vasco y Libertad), when
this armed group means other thing that today (look behind) and records
an EP under the pseudonim of Mitxel Etxegarai. In 1971 he was arrested
for "belongings to armed band"; gets free, but when the regime arrests
an ETA activistists, in the called Burgos process, he decides to
exiliate himself to France. There he mets Paco Ibáñez,
a son of Spanish refugiates, who has being singing great Spanish poems
from all times. With his help and friendship, Imanol records his first
LP "Orain borrokarenean…" (Now in the fight). He also recorded in
France others great albums: one with Castilian female-songwriter Elisa Serna; with the  Britain great folk group Gwendal he recorded two LPs: Herriak ez du barkatuko! (People shall not forgive!) in France, and Lau haizetara
(To the four winds) in Spain, after to obtain Amnesty in 1977. In Spain
already he records a lot of well templated records as in Basque as in
Spanish. For deffending ex-ETA activist Yoyes’ remember, killed by her
own ex-companions-in-arms, he gets threats from ETA, so he went out
Basque Country. Imanol finally died in 2004, in Orihuela.
Imanol’s
art and deep voice has been defined as a voice of soil. His songs was a
middle of poetry and traditional Basque music and songs, and he always
loved his land. His friends still carrying him in the heart.
(Oskorri’s Oskorri -1979-)
Oskorri (lit. red sky: os: sky, gorri: red; fig. sunset or dawn) is the great and revolutionary Basque folk-group. Formed originally by Natxo de Felipe, Bixente Martínez and Antón Latxa with others at the 70’s beginnings, during the Spanish folk revolution all along the country. Inspired by progressive folk groups, as British Jethro Tull, and starting almost at the same time than others great folk groups as Britain’s Gwendal or Pentangle, from Ireland, Oskorri mix Basque traditional ballads and music with progressive elements, besides the powerful poetry of Gabriel Aresti or by his songwriter and lead singer Natxo de Felipe, with regional and political vindications. Between their  LPs are Gabriel Arestiren oroimenez (In homage to Gabriel Aresti), Oskorri (Red Sky/ Sunset); Alemanian euskaraz (Talking Basque in Germany), Bernat Etxepare and others. Happily, Oskorri still is in active and in a good fit.

The Oskorri‘s web page: www.oskorri.com

Euskal Kanta Berria (New Basque
Song) was a movement of Basque songwriters with the pretension of
vindicate and save Basque language, music and culture, and a
vindication of their land, the so named Euskal Herria (Basque Land/
Basque People). Between this movement, there were collectives as and Argia (light) and Ez dok Amairu (There’s no Thirteen). Between them we can name people as important as Mikel Laboa, Lourdes Iriondo, Benito Lertxundi, Imanol, Lupe, Oskorri… In
differance of others regionals songwriters movements, Euskal Kanta
Berria used to play the Basque traditional music since the beginnig
with their poems or those from great Basque poets as Gabriel Aresti. Within this movement, songwriters Antton Valverde, J. A. Artze and Xabier Lete make the most of these songs.

The 70’s Spanish folk revolution. As in other countries, in the 70s appeared in Spain a lot of songwriters and groups that made vindicate songs with the traditional music from their lands. With the precedent in the 60s of Castilian folksinger Joaquín Díaz, the Catalan collective Grup de Folk (Folk Group), the Basque collective Ez dok Amairu, the Asturian songwriter Víctor Manuel and the global folk group Nuestro Pequeño Mundo (Our little world), started to appear a lot of songwriters as, from Aragón, José Antonio Labordeta, from Extrremadura Pablo Guerrero, from Andalucia the movement Nuevo Flamenco (New Flamenco) and the collective Manifiesto Canción del Sur (South’s Song Manifest), from Balear Islands María del Mar Bonet, Castilian Ismael and Elisa Serna, Galician Benedicto and Bibiano, and others; and groups like Asturian Nuberu (an Asturian genius), Galician Fuxan os Ventos (May run the winds), Basques Oskorri (Red Sky) or Aseari; Castilians Nuevo Mester de Juglaría (New Minstrel’s Work) or La Fanega (a kind of land’s measure); from Aragon La Bullonera or Boira (Fog); Jarcha (a mozarabian poetic composition) from Andalucia; Uc from Ibiza Island; Al Tall from Valencia; and many others.

Mosen Bernat Cantuya


Bernard Dechepare, o Bernad, o incluso más moderno Bernard Etxepare, fue un clérigo vasco-francés que vivió durante el siglo XVI. La importancia de este hombre es que es el primer escritor conocido en lengua vasca íntegramente. No abundan demasiado detalles sobre su vida, y su obra se reduce a la obra Linguae Vasconum Primitiae, en donde se recogen sus poemas, generalmente cargados de enseñanzas morales. Es ahí donde adivinamos que, por apoyar a algún señor en las guerras de banderizos, seguramente a Carlos I, sufrió un juicio y, probablemente prisión debido a la hostilidad de la casa de Albret de Baja Navarra. De eso habla este su "Mosen Bernat Cantuya", "El cantar de mosén Bernard". Una aclaración: el texto está en bajo-navarro (dialecto vasco-francés) del siglo XVI; para ver una versión batua pinchar: http://www.basquepoetry.net/poemak/0004.htm:

Mosen Bernat Cantuya

Mossen bernat iaquin vahu gauça nola ginen cen
Bearnora gabetaric egon ahal inçanden.
Heldu vehar duyen gauçan ezta escapaceric
Nic oguenic eznuyela honguiguitez verceric
Bidegabec haritu nu vide eznuyen leqhutic
Erregueri gayzqui saldu guertuz oguen gaberic.
Iaun erreguec meçu nenzan ioanenguion bertaric
Gaycez lagola ençun nuyen bana nic ez oguenic
Izterbeguier eneyen malician leqhuric
Ioan nendin enaguien oguen gabe ihesic.
Valinetan ioan ez aninz oguenduru ninçaten
Ene contra falseria bethi cinhexi çaten
Iustician ençun vaninz sarri ialgui ninçaten
Haren faltaz hassi nuçu iauguitiaz dolucen.
Vercen gayçaz cençacia çuhurcia handi da
Yzterbegui duyen oro nitan vedi gaztiga
Abantallan dabilela albayledi segura
Gayça apart egoyztea bethiere hobe da.
Ni gayxoa exayari nihaur giniz escura
Ene vnsa eguinac ere oray oro gayz dira
Haren menian ezpanengo nic nuqueyen çucena
Miraculu vanagui ere oray ene oguena.
Falsu testimoniotic ecin ehor veguira
Halaz condemnatu çuten ieyncoa ere hilcera
Beccatore guira eta mira eztaquigula
Balinetan vide gabe acusatu baguira
Paciença dugun eta ieyncoac guizan ayuta
Malician dabilena verac diro mendeca.
Iangoycua çu cirade eguiazco iugia
çure gortean vardin dira handi eta chipia
Norc vayt ere eguyn deraut malicia handia
Hayer hura othoy barqha niri valia eguia.
Iangoycoa çuc veguira exayaren menetic
Nic eniac badacusquit ene gayçaz vozturic
çure escuyaz dacusquidan heyec gaztigaturic
Ene gaynian eztaguiten vste duten yrriric.
Iangoycua eguin dicit çure contra beccatu
Hayez nahi enuçula othoy heben punitu
Erregueri daquidala nic ezticit faltatu
Ceren egon vehar dudan heben hanbat gatibu.
çuganaco huxeguinez nahi banuçu punitu
Erregue eta verce oro ene contra armatu
Gogo honez nahi dicit çure eguina laudatu
Eta exayac didan pena pacientqui haritu
Nahiz heben pena nadin arima den saluatu
Hayec cer merexi duten çuhaurorrec iqhustzu.
Penac oro giten dira ieyncoaren nahitic
Eta verac permiticen oro hobenagatic
Aguian hula ezpanango hil ninçanden engoytic
Ene exayac galdu vstian ene hona eguin dic.
Berac baçu hil dirade ni are nago viciric
Hongui eguin vste vaytut ohorezqui ialguiric
Gayça nola hona ere iauguinen da vertaric
Gayz eqhussi eztuyenac hona cer den eztaqui.
Hongui eguitez gayz sofrituz vehar dugu saluatu
Pena eta miseria nic enuyen dastatu
Oray daquit iangoycuac enu nahi damnatu
Heben ene penacera çaydanyan orhitu
Vrhe hunac vehar dici suyan vnsa purgatu.
Vere nahi ezpanindu eninduquen punitu
Aytac vere haur maytia gaztigatu ohi du
Bihi hunac gorde gabe vehar dici xahutu
Iangoycoac nizaz ere hala aguian eguin du.
Mossen bernat pensa ezac carcel hori gayz bada
Nonbayt ere yfernuya are gayçago dela
Heben hic vaduquec vana hayec ez norc consola
Penac heben fin dic sarri hayenac ez seculan.
Vatre minic heben eztuc lecot ialgui nahia
Han direnec bethi die suyan pena handia
Pena handi ycigarri eceyn pausu gabia
Harçaz orhït adi eta duquec paciencia.
Vercen gaztigari inçan oray adi gaztiga
Pena honez orhit eta hangoa ezac cogita
Hebengoaz vercecoa albaheça escusa
Vnsa enplegatu duquec heben eure denbora.
Hor balego gaztigayro ihaurc verce gucia
Bada oray gaztiguezac aldiz eure burya
Quirysayluyari nola hiri hel eztaquia
Bercer argui eguin eta erracen dic buruya.
Hiri eguin vadaraye bidegabe handia
Ieyncoari gomendezac eure gauça gucia
Harc orori emanen dic bere merexituya
Gayzquiguiler pena handi pacienter gloria.
Eztaçala gayzeriztez damna heure buruya
desiratuz gayxtoari hel daquion gayzquia
Ieyncuari eguiten duc iniuria handia
Hura borrer eguiten duc iuge eure buruya.
Certan iuya hic vaytaçac eure yzterbeguia
Hartan condemnacen duquec yhaurc cure buruya
Eta hartan eztaquidic escusaric valia
Eracustac ehonere nor den oguen gabia.
Iangoycua oray dicit eguiteco handia
Hiri honetan eryocez hilcen duçu gendia
Gathibutan hil enadin guiçon oguen gabia
Ossoric othoy ialguiteco çuc ydaçu vidia
Izterbeguiac eztaguidan guibeletic irria
Oguenduru çuyan eta han galdu dic vicia.
Libertatia nola vayta gaucetaco hobena
Gathibutan egoytia hala pena gaycena
Ny veçala eztadila othoy ehor engana
Ez etare hiz orotan fida ere guiçona
Iangoycua çuc veguira niri ere çucena.
Amen.

El Cantar de Mosén Bernard Dechepare

Mosén Bernard, de haber sabido en qué pararía el asunto/ Podrías haberte quedado sin ir a Bearn./ No es posible escapar de lo que tiene que venir./ No comentiendo otro delito que el de hacer el bien,/ La injusticia me ha alcanzado por donde yo no merecía,/ Siendo inocente, me han acusado falsamente ante el rey./ El rey, mi señor, me comunicó que acudiera ante él./ Oí que estaba enojado, pero yo no tenía delito sobre mí./ A fin de no dar lugar a la malicia de los enemigos,/ Fui, no huí siendo como era inocente./ Si no hubiera ido, me habrían considerado culpable./ Siempre podían dar crédito a la falsedad contra mí./ De haber sido escuchado en justicia pronto me habrían sacado./ Al faltar aquélla, he comenzado a arrepentirme de haber venido./ Gran sabiduría es escarmentar en el mal ajeno./ Desengáñense en mí todo el que tenga enemigos./ Póngase en seguridad mientras va con ventaja./ Siempre es mejor alejar el mal./ Yo mismo, pobre de mí, he venido a las manos del enemigo./ Hasta las buenas obras mías son ahora todas malas./ Si no estuviera en su poder, la justicia habría sido mía./ Por más que hiciera milagros, mía será la culpa./ Nadie puede verse libre de un falso testimonio./ Así fue como condenaron a morir al mismo Dios./ Somos pecadores, y no nos ha de sorprender/ Que nos acusen injustamente./ Tengamos paciencia y que Dios nos ampare./ Él puede vengarse del que anda con malicia./ Dios, Vos sois el verdadero juez./ En vuestro tribunal son iguales el grande y el pequeño./ Quien haya cometido esta gran injusticia,/ Os ruego que se la perdonéis y válgame a mí la verdad./ Libradme, oh Dios, del poder del enemigo./ Yo veo a los míos gozar de mi mal./ Veálos escarmentados por vuestra mano,/ Para que no se rían a mi costa./ Dios, he cometido pecados contra Vos./ No queráis castigarme aquí por ellos./ No he faltado, que yo sepa, al rey./ ¿Por qué he de estar aquí tanto tiempo cautivo?/ Si queréis castigarme por faltas cometidas contra Vos/ Y armar contra mí al rey y a todos los demás,/ De buena gana quiero alabar vuestra obra/ Y llevar pacientemente el dolor que me inflige el enemigo/ Para que el alma se salve, por más que aquí padezca./ Ved Vos qué merecen ellos./ Todos los sufrimientos son deseo de Dios/ Y él los permite con buena voluntad./ Tal vez, si así no estuviera yo, habría muerto ya./ Mi enemigo, pensando perderme, ha hecho mi bien./ De ellos han muerto algunos, yo aún sigo vivo,/ Esperando hacer el bien tras salir honrosamente./ Igual que vino el mal, no tardará en venir el bien./ Quien no ha visto el mal no sabe qué es el bien./ Hemos de salvarnos haciendo el bien y soportando el mal./ Yo no había probado el dolor y la miseria./ Ahora sé que Dios no quiere condenarme/ Ya que se ha acordado de hacerme sufrir aquí./ El buen oro debe purificarse bien en el fuego./ Si no me hubiera querido para sí, no me habría castigado./ El padre suele castigar a su hijo querido./ El buen grano tiene que ser limpiado antes de guardarlo./ Sin duda, Dios ha obrado conmigo de la misma manera./ Mosén Bernard, piensa que si la cárcel es un mal/ El infierno probablemente aún lo es más./ Tú tienes aquí quien te consuele, pero no ellos./ El sufrimiento aquí acaba pronto, el de ellos jamás./ Tú aquí no padeces más sufrimiento que el deseo de salir./ Los que allí están siempre tienen gran tormento en el fuego:/ Tormento grande, espantoso, sin interrupción alguna./ Acuérdate de él y tendrás paciencia./ Eras aconsejador de otros, ahora aconséjate a ti mismo./ Recuerda este sufrimiento y piensa en el de más allá./ Si con el de aquí consigues evitar el de allá/ Bien habrás empleado aquí tu tiempo./ Serías capaz de aconsejar a cualquier otro que estuviera ahí./ Ahora a tu vez aconséjate a ti mismo,/ No sea que te suceda como a la candileja:/ Que alumbra a los demás y ella se quema a sí misma./ Si a ti te han hecho una gran injusticia,/ Encomienda a Dios toda tu causa./ Él dará a todos su merecido:/ A los malhechores, gran tormento, y gloria a los que padecen./ No te vayas a condenar por odiar,/ Por desear el mal a quien es malo/ Injurias grandemente a Dios:/ Le haces a Él verdugo, y te eriges en juez./ En eso mismo en que juzgas a tu enemigo/ Te condenas a ti mismo,/ Y en ello no te puede puede valer disculpa alguna./ Muéstrame quién hay en alguna parte que sea inocente./ Oh, Dios, tengo ahora una gran misión:/ En esta villa la gente se está muriendo de muerte./ Para que yo, hombre inocente, no muera cautivo,/ Dadme la gracia de salir entero,/ Para que el enemigo no se ría a mis espaldas, diciendo:/ “Era culpable y allí ha perdido la vida”./ Así como la libertad es de todas las cosas la mejor,/ El estar en prisión es el mayor de los sufrimientos./ Que nadie, por Dios, se engañe como yo,/ Ni se fíe el hombre en toda palabra./ Oh, Dios, defended mi derecho./ Amén.

Bernard Dechepare (Bernard Etxepare)

Esto no era más que una excusa para poner la hermosa canción que Oskorri hizo en su monográfico sobre este autor, bajo el nombre de "Mosen Bernat Etxepareren Kantua":

 http://www.goear.com/files/localplayer.swf

Euskal Herrian euskaraz


Al igual quele pasara al gallego, al vasco también lo estigmatizaron en un principio con que era una lengua de pastores y un resquicio rural. Aunque con menos literatura que la gallega, su esplendor literario vendría hacia el siglo XIX, con figuras como Iparragirre, "Lizardi", etc. La lengua vasca ahora tiene encima el puto estigma del terrorismo, marcando, para tristeza e indignación de sus gentes, la lengua y la cultura, o bien con una desconfianza atroz hacia cualquiera  que la practique o la enseñe, o bien un romanticismo excesivo por parte de simpatizantes de toda índole. Pero el euskera ha dado grandes escritores: Aresti, Atxaga, Mirande, Lete. Artze… y grandes cantantes, como estos geniales Oskorri.
Euskararen defentsaren alde:

Euskal Herrian euskaraz

Euskal Herrian euskaraz
nahi dugu hitz eta jolas
lan eta bizi euskaraz eta
hortara goaz,
bada garaia noizbait dezagun
guda hori gal edo irabaz.
Zabal bideak eta aireak
gure hizkuntzak har dezan arnas,
bada garaia noizbait dezagun
guda hori gal edo irabaz.

Euskal Herrian euskara
hitz egiterik ez bada
bota dezagun demokrazia
zerri azkara
geure arima hiltzen uzteko
bezain odolgalduak ez gara.
Hizkuntza gabe esaidazue
nola irtengo naizen plazara,
geure arima hiltzen uzteko
bezain odolgalduak ez gara.

Euskal Herri euskalduna
irabazteko eguna
pazientzia erre aurretik
behar duguna,
ez al dakizu euskara dela
euskaldun egiten gaituena?
Zer Euskal Herri litzake bere
hizkuntza ere galtzen duena.
Ez al dakizu euskara dela
euskaldun egiten gaituena?

Hablar en vasco en Euskal Herria

En Euskal Herria queremos/ hablar y jugar en euskara/ trabajar y vivir en euskara/ y vamos a eso,/ ya es hora de que alguna vez/ ganemos o perdamos esta lucha./ Abrir los caminos y los aires/ para que nuestra lengua respire/ ya es hora de que alguna vez/ ganemos o perdamos esta lucha.// Si en Euskal Herria/ no se puede hablar en euskara/ tiremos la democracia/ a la pocilga/ no somos tan tontos/ como para dejar morir nuestro alma./ Sin una lengua decirme/ como saldremos a la calle/ no somos tan tontos/ como para dejar morir nuestro alma.// País Vasco vasco/día de la victoria/ lo que necesitamos/ antes de quemar la paciencia/ ¿No sabes que es el euskara/ lo que nos hace vascos?/ Que Euskal Herria sería/ el que pierde hasta su lengua/ ¿No sabes que es el euskara/ lo que nos hace vascos?
 

Oskorri

Politikagintzek  mespretxatu duten hizkuntza edonor ez!

Historia de la canción de autor: nacionalismo, regionalismo y solidaridad II


En la última entrada (que me complace y enorgullece decir que fue enlazada por la Unidad Cívica por la República) ofrecí una visión general y su historia de lo que dentro de la canción de autor podría denominarse canción regionalista o nacionalista. Podríamos ahora caracterizar esas canciones: voy a basarme, principalmente, en los tres discos que mejor ejemplifican este espíritu (y que mejor conozco): Los comuneros de Nuevo Mester de Juglaría, La cantata del mencey loco de los Sabandeños, y Quan el mal ve d’Almansa de Al Tall, pero no sólo. 

Algo que debiéramos apuntar es que la reivindicación regional a través de la música mediante la lengua y/ o el folklore no fue un fenómeno meramente español, sino que, casi sin tener relación entre ellos, es un fenómeno que está en muchos lugares casi al mismo tiempo: aparecen grupos de música celta como los bretones Gwendal, los irlandeses Dubliners y Chieftains,  o los británicos Pentangle; también, en Norteamérica se asiste al endurecimiento de la música negra, ya fuera con las letras, con los ritmos, o bien con indumentarias que los negros habían comenzado a exhibir; aparece también entonces el reggae, de la mano de Bob Marley, que, desde entonces será la música-bandera de los negros y del tercer mundo; amén de la música folklórica andina de corte indigenista y otras experiencias similares a lo largo del mundo. Todo eso casi a la vez que aquí aparecían los grupos de folk y los grupos de rock con raíces o étnicos.
En primer lugar, decir que la canción regionalista/ nacionalista no era únicamente un contenido que se pudiera resumir en el grito “¡viva mi tierra libre!”, sino que es más amplio y necesita matizaciones. Principalmente, tenía dos funciones (que son en las que podríamos resumir la entrada anterior a ésta): la solidaridad y la reivindicación.
La función solidaria de estas canciones operaba de esta manera: el cantante o grupo canta una canción en la que explica alguna de las cosas que afectan a su tierra; lo que ocurre entonces es que los oyentes que no son de allí la sienten más cercana y comparten el sentimiento del autor: se solidarizan. La canción se había convertido en un estupendo vehículo de acercar a los demás una tierra para darla a conocer (no de manera turística).
Respecto a la función reivindicativa -la más conocida-, pues poco más se puede decir: servía para intentar unir a los habitantes de esa tierra en una misma reivindicación y despertar la conciencia de pueblo, lengua, identidad, nacionalidad y tierra. Pero no se cantaba para todos los habitantes de la región, sino sólo para algunos muy concretos:
¿A quién/ quiénes canta este tipo de canciones? Cantan casi exclusivamente a las clases trabajadoras/ campesinas de la región y nunca (al menos de manera solidaria o laudatoria) a las clases acomodadas, entendidas éstas siempre como aprovechadas de la clase baja: a pesar de que nacionalismos como el vasco y el catalán fueran fundados en el siglo XIX por las clases burguesas, en esta época se huye de aquel viejo nacionalismo y se entrelaza con el socialismo. Desde éste punto de vista, las canciones tendrán temas muy variables, o se acentuarán unos temas ante otros, dependiendo de la región; así pues, por ejemplo, la canción gallega pone más el acento en lo que venía siendo su problemática desde siglos: la emigración; los andaluces (Carlos Cano, Antonio Mata, Gerena) solían poner el acento en el anti-señoritismo; Víctor Manuel narraba las miserias, penas y dolores de los mineros; los vascos ponían mucho énfasis en el tema lingüístico y en los presos políticos; y un largo etcétera en el que, no obstante, se siente un mismo sentimiento: el amor a la tierra. Pero a veces aparece también la desesperación, incluso el, aunque no exactamente, odio a la tierra, sino a las circunstancias, a las injusticias. A la tierra de uno se la ama, pero también se desespera porque son pobres, porque su suelo no da para comer; ejemplos de éstas pueden ser “Extremadura” de Pablo Guerrero, “La meva terra” de Lluís Llach, “Santo Cristo de Hontariego” de La Fanega, “Me dicen que no quieres” (con letra de Labordeta) y “Y estos yermos de Aragón” de La Bullonera, “Aragón” de Labordeta, “Mi Puebla se quea sola” de Manuel Gerena, “Quatre rius de sang” de Raimon, “Nuestra Andalucía” de Jarcha… Es, ante todo, el dolor de tener que dejar la tierra, o el sufrimiento silencioso de la más reciente historia, con su guerra civil a cuestas.
Se reivindica la tierra y la lengua o dialecto (si la hubiera), pero con ello también a los poetas patrios de todos los tiempos, especialmente románticos y post-románticos como los gallegos Rosalía de Castro o Manuel Curros Enríquez, pero también ya cercanos o del siglo XX como el canario Ramón Gil Roldán (autor de los textos de la Cantata del mencey loco), el catalán Pere Quart, el leonés Luis López Álvarez (autor de Los comuneros y del poema Romance de la reina Juana, que cantó en su primer LP Amancio Prada), el gallego Ramón Cabanillas, o, incluso -aunque más reciente en la voz de Luis Pastor- el extremeño Luis Chamizo (que escribía en dialecto extremeño). Y, cómo no, los tres grandes poetas en las otras tres lenguas cooficiales: el vasco Gabriel Aresti, el catalán Salvador Espriu, y el gallego Celso Emilio Ferreiro. Todos estos poetas, pero muy especialmente estos tres últimos, deslumbraron con sus letras y su filosofía a toda una generación de cantores ansiosos en expresarse en su lengua materna y hablar de su tierra. Esto tiene mucha relación con el siguiente punto.
Muchas de estas canciones son grandes lecciones de historia: gracias a ellas aprendemos una base de sucesos históricos que, muchas veces, están sólo para el conocimiento de grandes estudiosos (para muchos, nuestra historia comienza con el matrimonio de estado de Isabel de Castilla y de Fernando de Aragón). Generalmente cuentan una injusticia y/ o derrota histórica cuya estructura suele ser: una época de bonanza para la gente de la región, muchas veces producida por una revolución contra una injusticia o una situación desfavorable o insoportable (Los comuneros; Quan el mal ve d’Almansa; “Aragón, 20 de diciembre de 1591” del grupo Boira; la versión de “Els segadors” de Rafael Subirachs, evocando el levantamiento de los segadores catalanes contra Felipe IV -gracias a Amara por su observación); se produce una batalla o invasión (La cantata del mencey loco; El rey Al’Mutamid dice
adiós a Sevilla
de Carlos Cano) provocada por la reacción (o fuerza invasora) generalmente de índole real (Carlos I en Los comuneros, Felipe V en Quan el mal…); los rebeldes y/ o resistentes son apresados, y se procede a su ejecución; al final suele haber, a modo de epílogo, una canción inflamada, como un himno, en el que al mismo tiempo que se lamenta la injusticia histórica, se llama a recuperar aquello: por ejemplo, “Castilla, canto de esperanza” o el “Canto final” del mencey loco. Estas canciones venían a plantear dos cosas fundamentales: la pérdida de sus derechos e identidades por esta derrota hasta la actualidad, y que eran una excelente manera de denunciar al régimen entendiéndolo como sucesor de aquellos otros (esta idea aparece en uno de los versos de López Álvarez que no recogen Nuevo Mester de Juglaría para su canción).
Pero, por supuesto, también canciones que explicaran la situación actual, bien enlazándola con el pasado remoto (“Regreso a la semilla” de Elisa Serna), bien meramente en sus días (“Euskadin represioa” -la represión en Euskadi- de Txato Agirre, cantada tanto por Fernando Unsain como por Imanol).
También había himnos, cómo no, bien de la autoría del cantante, bien tomados de algún poeta: “Berros de loita” del poeta Cabada Vázquez, cantada por Benedicto; “Acción galega” de Cabanillas cantada por Xerardo Moscoso; el poema “Asturias” de Pedro Garfias, por Víctor Manuel; “La Rioja existe, pero no es” de Carmen, Jesús e Iñaki; “Aragón” de Labordeta (aunque éste encajaría más bien en la primera clase que hemos nombrado); “Ver para creer” de La Bullonera; “Verde y blanca” de Carlos Cano; “Batasuna” de Telesforo Monzón por Pantxo eta Peio, “Euskadi” o “Gure lekukotasuna” del grupo de rock progresivo Errobi… A parte de los himnos oficiales de cada tierra -si los había- declarados ilegales o parcialmente tolerados desde 1939: véase “Himno de Andalucía” (Enrique Morente, Jarcha, Carlos Cano), “Els segadors” (Marina Rossell, Subirachs), “O Breogán”… y otros más ilegales aún, antiguos, que reflejaban el sentir de un pueblo (“Eusko gudariak”, “La Santa Espina”, “Pendón morado”…).
Aunque el sentimiento nacionalista o regionalista no necesariamente se tenía que reflejar literariamente, especialmente en épocas más duras en las que poco se podía decir y, generalmente, carecían de otra lengua que no fuera el castellano  para expresarse. Aunque el interés antroplógico es evidente y obvio, no hay duda de que latía el sentimiento de reivindicación regional cuando Joaquín Díaz, Ismael, los cantautores vascos, los grupos castellanos, los grupos canarios y el Grup de Folk (amén del LP de Josep Maria Espinàs -fundador de Setze Jutges- Cançons tradicionals), entre otros, deciden recuperar la música que era suya y que el régimen les había robado (o les había intentado robar) para legitimar la unidad nacional: el espíritu español que se manifiesta a través de sus “peculiaridades regionales”. No podían, claro, entonces considerarse de subversivos y peligrosos (en cuanto a los que únicamente se dedicaban a la interpretación estricta de estos temas: me refiero a los comienzos de los castellanos y de los canarios). Esto supuso un primer paso para que en la siguiente década estos grupos castellanos y canarios se politizaran, a la vez que salían nuevos grupos de folk muy combativos, incluso entre muchos que al principio se negaron a hacer algo parecido a folklore, como era el caso gallego, hartos de ver la usurpación de la gaita y el pandeiro que el régimen hacía. Grupos como los gallegos Fuxan os Ventos y Xocaloma, junto a los anteriores Voces Ceibes y nuevos cantautores, como Luis Emilio Batallán; los aragoneses Boira y La Bullonera; los andaluces Jarcha; los castellanos La Fanega; los baleares Uc; los vascos Oskorri o Aseari, los asturianos Nuberu; los canarios Chincanarios y Verode; además de los grupos y solistas ya citados, venían, a principios y mediados de los 70, a reivindicar su tierra con la palabra, pero también con los sones y danzas de sus tierras. Cosa que también se puede rastrear en el rock de estilo progresivo que se empieza a hacer entonces: el rock andaluz, mezclando el flamenco con la guitarras eléctricas: Smash, Triana, Alameda, Medina Azahara… (es representativa las declaraciones de Tele, batería de Triana: “Chicago son de Chicago y se llaman Chicago. Pues nosotros somos de Triana”; el rock vasco de Errobi, el gallego de NHU, y los grandes grupos catalanes de rock progresivo: Iceberg, Companya Elèctrica Dharma…

Durante todos aquellos años que van aproximadamente desde mediados de los 60 hasta finales de los 70, estos cantantes tomaron como responsabilidad propia el hacerse voceros de su tierra, de su lengua, de sus gentes, de sus penas y alegrías, de su historia, y de las injusticias que sufrían para reivindicar lo que historicamente les pertenecía como pueblo y para acercar sus sentimientos al resto del país.. Nadie debería sentirse ofendido por ello.

Oskorria-Burgos 1970/ Oskorri


Otro poema de Gabriel Aresti, que demuestra las preocupaciones sociales del genio euskaldun. Éste fue musicado e interpretado por Imanol, primero, con el título "Oskorria Burgos-1970", en su LP Herriak ez du barkatuko, y en 1979 por Oskorri, con el título "Oskorri" y en el LP Oskorri (fíjate). Aunque son prácticamente idénticos, poseen pequeñas diferencias que os resaltaré:

   http://www.goear.com/files/localplayer.swf

Oskorria-Burgos 1970/ Oskorri

Irrintzi bat entzun dugu / ezpataren aurrean
Oskorria zabaltzen da / euskaldunen lurrean.
Zeru horren pean jaso / behar dugu herria
begien aurrean baitu / etorkizun berria.
Hara bihoan fedean / eta borondatean
bertan iraun dezan beti egiazko pakean.
Bake hortan euskal haurrak / jaio behar dirade
etorkizunaren beldur / izan ditezen gabe.
Berdin izango dituzte / eskubide osoak
kontutan eduki gabe / zein diren gurasoak.


Andre-gizonek elkarri / loturik dirauteke
haien artean bat ere / katerik egoteke
Lokarriak iraungo du / maitasunak bezainbat,
eskontza ez da izango / ikusgarri ezain bat.
Ondasunak gertatzeko / tresnak ez dira jaunen
eskuetan gozatzeko / goxokiak izanen
ondasunaren jabetza / izango da publiko
Gizona ez da lan bila / eskean ibiliko.
Fabrikak izango dira / euskal langileenak
eta solo-pinudiak / nekazariarenak.
Itsas-ontziak izango / dira marinelenak.
Euskararen harmoniak / sozial
poetenak.
(Imanol: herriko poetenak)

Eta orduan, orain hasi den burruka luze honetan,
nork bere lekua konkontzienteki eta responsableki hartu ondoren, oferta eta
demandaren erreinua abolituko dugunean, gizonak ez dira langosta-plato
bategatik salduko, andreak ez dira ez gau baterako eta ez gau guztirako
erosiko, Euskal-Herrian ez da klase sozialik izango, eta euskaldunak
zoriontsuak izango gara.

Hemos oído un grito / delante de la espada/ Se abre el atardecer / en la tierra de los vascos./ Bajo ese cielo tenemos / que levantar el pueblo/ porque tiene ante los ojos / el nuevo porvenir./ Allá va en la fe /  y en la voluntad/ para perdurar siempre / en la paz verdadera./ En esa paz / tienen que nacer los niños vascos/ para que no tengan miedo / al porvenir./ Tendrán / los mismos derechos/ sin que se tenga / en cuenta quiénes son sus padres./ Mujeres y hombres / seguirán unidos unos a otros./ sin que haya / ninguna cadena entre ellos./ La atadura permanecerá tanto como el amor/ el matrimonio no será un feo espectáculo./ Los instrumentos de enriquecimiento / no serán caramelos en manos de los señores./ La propiedad de los bienes / será pública./ El hombre / no mendigará trabajo./ Las fábricas serán / de los obreros vascos/ y los campos y los pinares /  de los agricultores./ Los barcos serán / de los marineros./ Las armonías del euskera / de los poetas sociales-del pueblo.
Y entonces, en esta larga lucha que ha empezado ahora, después de que cada cual haya ocupado su lugar consciente y responsablemente, cuando abolamos el reino de la oferta y la demanda, los hombres no se venderán por un plato de langosta, las mujeres no se comprarán ni para una noche
ni para toda la noche, en Euskal Herria no habrá clases sociales, y los vascos seremos felices.


Gabriel Aresti

Astoarena


Ésta es una muy curiosa poesía de Gabriel Aresti que Oskorri cantó en su primer LP, Gabriel Arestiren oroimenez (En homenaje a Gabriel Aresti). La traducción al castellano es cortesía del profesor Karlos Cid Abasolo:
Escuchad además la magistral musicación e interpretación de Oskorri:
http://www.goear.com/files/localplayer.swf

Astoarena

Kristau prestu
bat bailitzan

asto bat dago
elizan.

 Hantxe da
abiatu
debotenganantza
eta beste bat
dela
ematen du antza
baina haren
otoitza
dirudi
burlantza
pater nosterrik
gabe
egin du
arrantza.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Korura igon eta
han daude
kantari
apezpiku
jaunaren
hogei
zerbitzari
pena ematen
diote
gure astoari
ez baitaki
latinez
gaixo pekatari.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Apaiza
semoilari
dago pulpituan
hainbeste
garraxia
arnasa itoan
gure astoarekin
sartu da
pleituan
eta honen
arrantzak
ixiltzen
zituan.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Elizan du
sufritu
momentu
larririk
arrantzarik
gabeko
lastimagarririk
kristau
belauniko
lurrean
jarririk
inork ez du
ikusi
haren
belarririk.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Buztana altua
eta
korotik erori
bertan
akabatzen da
ez delako txori
zerura jotzen
eta
aita San
Pedrori
zer moduz
gustatuko
asto nabar
hori.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Aita San Pedrok
dio
ai zer
patzientzi
zeruan astorik
ez zuen
lizentzi
baina sarrera
onik
nola galerazi
kabestroan
dakarzki
hamar
indulgentzi.

Kristau prestu
bat bailitzan


asto bat dago
elizan.

Hitzak: Gabriel
Aresti

Doinua:
Laberguerie / Oskorri

Canción del
burro

Como si fuera
un cristiano honrado

un burro está
en la iglesia.

Allí se ha
dirigido
hacia los
devotos
y parece
que es otro
pero su oración

parece una
burla.
sin pater
noster
ha rebuznado.

Como si fuera
un cristiano honrado


un burro está
en la iglesia.

Sube al coro y
allí están
cantando
20 servidores
del señor obispo.
Les da pena
nuestro burro
porque no sabe
latín,
pobre pecador.

Como si fuera
un cristiano honrado


un burro está
en la iglesia.

El sacerdote
está en el púlpito
sermoneando
gritando
hasta casi
ahogarse.
Ha entrado en
pleito
con nuestro
burro
y sus gritos
silenciaban
los rebuznos
del burro.

Como si fuera
un cristiano honrado


un burro está
en la iglesia.

 En la iglesia
padeció
un momento de
apuro,
lastimoso
y sin rebuznos.
Puesto de
rodillas,
como un
cristiano.
Nadie ha visto
sus orejas.

Como si fuera
un cristiano honrado


un burro está
en la iglesia.

El rabo en alto
y se cayó del coro.
Ahí mismo se
mató
porque no es
pájaro.
Se fue al cielo

y al padre San
Pedro le gustó mucho
ese burro
pardo.

Como si fuera
un cristiano honrado


un burro está
en la iglesia.

El padre San
Pedro dice:
¡ay qué
paciencia!
en el cielo el
burro no tenía permiso
pero ¿cómo
prohibirle la entrada?
Trae en el
cabestro
10 indulgencias

Como si fuera
un cristiano honrado


un burro está
en la iglesia.

 Traducción: Karlos Cid Abasolo

A %d blogueros les gusta esto: