Posts Tagged ‘Paul Simon’

R. Cory


… assí los trata la muerte
como a los pobres pastores
  de ganados.

Jorge Manrique

John GottiExiste una tradición entre la mafia por la cual, cuando muere un don, los capi compiten entre ellos mostrando su afecto por el viejo jefe a través de la confección de coronas de flores enormes y estrambóticas: una forma de decir “yo le quería y le respetaba más que vosotros”…, aunque luego no sea verdad.

Ésta es una canción de Simon & Garfunkel, de su primer disco, basado en el poema de Edwin Arlington Robinson

Richard Cory

They say that Richard Cory owns one half of this whole town,
With political connections to spread his wealth around.
Born into society, a banker’s only child,
He had everything a man could want: power, grace, and style.

But I work in his factory
And I curse the life I’m living
And I curse my poverty
And I wish that I could be,
Oh, I wish that I could be,
Oh, I wish that I could be
Richard Cory.

The papers print his picture almost everywhere he goes:
Richard Cory at the opera, Richard Cory at a show.
And the rumor of his parties and the orgies on his yacht!
Oh, he surely must be happy with everything he’s got.

But I work in his factory
And I curse the life I’m living
And I curse my poverty
And I wish that I could be,
Oh, I wish that I could be,
Oh, I wish that I could be
Richard Cory.

He freely gave to charity, he had the common touch,
And they were grateful for his patronage and thanked him very much,
So my mind was filled with wonder when the evening headlines read:
"Richard Cory went home last night and put a bullet through his head."

But I work in his factory
And I curse the life I’m living
And I curse my poverty
And I wish that I could be,
Oh, I wish that I could be,
Oh, I wish that I could be
Richard Cory.

http://www.oldielyrics.com/lyrics/simon_garfunkel/richard_cory.html

Richard Cory

Dicen que Richard Cory es dueño de la mitad de toda la ciudad,/ con conexiones políticas para extender su riqueza./ Nacido en sociedad, el hijo único de un banquero,/ tenía todo lo que un hombre podría querer: poder, gracia y estilo.// Pero yo trabajo en su fábrica/ y maldigo la vida que vivo/ y maldigo mi pobreza/ y ojalá pudiera ser…/ Richard Cory.// Los periódicos recogen su foto de casi todo sitio al que va:/ Richard Cory en la ópera, Richard Cory en ún espectáculo./ ¡Y el rumor de sus fiestas y las orgías en su yate!/ Oh, debe ser muy feliz con todo lo que tiene.// Pero yo trabajo en su fábrica/ y maldigo la vida que vivo/ y maldigo mi pobreza/ y ojalá pudiera ser…/ Richard Cory.// Dio libremente a la caridad, tenía sentido común,/ y ellos estaban agradecidos por su patrocinio y se lo agradecían mucho,/ así que mi mente se lleno de asombro cuando en los titulares de la tarde se leía:/ Richard Cory se fue a casa anoche y se disparó en la cabeza.// Pero yo trabajo en su fábrica/ y maldigo la vida que vivo/ y maldigo mi pobreza/ y ojalá pudiera ser…/ Richard Cory.

Paul Simon

Simon & Garfunkel

… But the fighter still remains


Ilustración de George Gibbs para el relato de Jack LondonEs una de las canciones emblemáticas de la música popular del siglo XX: “The boxer”, del dúo Simon & Garfunkel, incluida en su melancólico disco final Bridge over troubled water (Puente sobre aguas turbulentas, 1970). Su título siempre ha llamado a engaño en cierto sentido: ¿se trata de la historia de un boxeador, o el boxeador no es más que la metáfora con la que se compara el protagonista de la canción, como aquel que, a pesar de los golpes, siempre vuelve a levantarse para pelear? En cualquier caso, el mensaje de la canción es ése: alguien que, a pesar de todo, aun cuando manifiesta su intención de rendirse, siempre tiene un algo que le anima a seguir. Y por esa razón, lo ilustramos con un dibujo de George Gibbs para el relato breve de Jack London Por un bistec (A piece of steak, 1909): un tremendo relato realista de un perdedor, obligado a pelear por el hambre.

The boxer

I am just a poor boy
Though my story’s seldom told
I have squandered my resistance
For a pocket full of mumbles such are promises
All lies and jests
Still a man hears what he wants to hear
And disregards the rest

When I left my home and my family
I was no more than a boy
In the company of strangers
In the quiet of the railway station running scared
Laying low, seeking out the poorer quarters
Where the ragged people go
Looking for the places only they would know

Lie la lie …

Asking only workman’s wages
I come looking for a job
But I get no offers,
Just a come-on from the whores on Seventh Avenue
I do declare, there were times when I was so lonesome
I took some comfort there

Lie la lie …

Then I’m laying out my winter clothes
And wishing I was gone
Going home
Where the New York City winters aren’t bleeding me
Bleeding me, going home

In the clearing stands a boxer
And a fighter by his trade
And he carries the reminders
Of ev’ry glove that layed him down
Or cut him till he cried out
In his anger and his shame
"I am leaving, I am leaving"
But the fighter still remains

Lie la lie …

http://www.lyricsfreak.com/s/simon+and+garfunkel/the+boxer_20124664.html

The boxer

Sólo soy un pobre chico/ aunque mi historia pocas veces se ha contado/ He malgastado mi resistencia/ por un bolsillo lleno de balbuceos como son las promesas/ todo mentiras y chistes/ con todo un hombre oye lo que quiere oír/ e ignora lo demás.// Cuando dejé mi hogar y mi familia/ no era más que un chaval/ en compañía de extraños/ en la tranquilidad de la estación del tren corriendo asustado/ sin llamar la atención, buscando las habitaciones más pobres/ a donde la gente harapienta va/ buscando los lugares que sólo ellos conocen// Pidiendo sólo los salarios del obrero/ vengo a buscar trabajo/ pero no consigo ofertas,/ sólo el “ven” de las putas de la Séptima Avenida/ Lo confieso, hubo momentos en los que estaba tan solo/ que encontré algo de consuelo ahí.// Ahora arreglo mis ropas de invierno/ y deseando haberme ido/ Ir a casa/ donde los inviernos de Nueva York no me hieren/ me hieren, yendo a casa// En el claro queda un boxeador/ y un luchador de oficio/ y lleva los recuerdos/ de cada guante que le tumbó/ o le ha cortado hasta que gritó/ en su ira y su vergüenza/ “Abandono, abandono”/ pero el luchador aún permanece.

Paul Simon

Simon & Garfunkel

Aquí podéis leer la historia de London en inglés:

http://www.jacklondons.net/apieceofsteak.html

¡Feliz cumpleaños Madiba!


… No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

(William Ernest Henley, “Invictus”, poema favorito de Nelson Mandela)

Nelson MandelaHoy es el 94 cumpleaños de alguien a quien muchos admiramos, porque fue la inspiración de nuestra generación: Nelson Mandela, quien pasó de ser un agitador peligroso al que llamaban terrorista, pasando gran parte de su vida en la cárcel, a ser el presidente de la República Sudafricana, y, aún a día de hoy, el líder mundial más respetado del mundo entero. Por esa razón, hoy pongo aquí una canción que siempre he tenido ganas de poner: “Nkosi Sikelel’ iAfrika”, Dios bendiga África, que, al igual que le pasó a Mandela, pasó de ser el himno de la resistencia anti-apartheid a ser el himno de Sudáfrica.

ancLa canción fue compuesta en 1897, como una especie de canción religiosa, por Enoch Sontonga, profesor en un colegio misionario en Johannesburgo, sobre la canción “Aberystwyth” de Joseph Parry (1879), y su letra escrita originalmente en lengua Xhosa. Nuevas estrofas en Xhosa fueron introducidas por el poeta Samuel Mqhayi en 1927. Solomon Plaatje, escritor sudafricano y miembro fundador del Congreso Nacional Africano (ANC), fue el primero en obtener una grabación de la canción. Desde entonces, la canción se había convertido en el himno del movimiento pan-africanista y del anticolonialismo, convirtiéndose más tarde en el himno de varios países africanos en cuanto obtenían su independencia: Zambia, Tanzania (“Mungu ibariki Afrika”, en swahili), Zimbabwe (“Ishe Komborera Afrika”, en lengua Shona), Namibia, y en Sudáfrica cuando Nelson Mandela subió al poder democráticamente, aboliendo el apartheid y la ilegalización de los partidos tales como el ANC y el Partido Comunista de Sudáfrica (cuyo papel en la abolición, en muchas ocasiones, se soslaya en las películas). Cuando “Nkosi Sikelel’ iAfrika” se convirtió en el himno nacional de Sudáfrica, también sufrió modificaciones, con el propósito de englobar a todas las nacionalidades y etnias que componen la república, las estrofas están en Xhosa, en lengua Zulú, en Sesotho, e, integrando parte del himno anterior, “Die Stem van Suid-Afrika” en afrikáner. En esta versión, encontramos cantándolo a la gran Miriam Makeba, a Paul Simon (anglosajón neoyorquino enamorado de la música y la cultura africana), y a Ladysmith Black Mambazo, entre otros:

En nuestra página amiga encontramos versiones diversas en las tres lenguas nativas, en afrikáner, y sus traducciones en inglés e italiano. Como sería muy largo reproducirlas aquí, sólo reproducimos la letra del himno de Sudáfrica, remitiendo para el resto de las versiones a ella: http://www.antiwarsongs.org/canzone.php?id=996&lang=it

Podría haber puesto las letras anteriores en las lenguas nativas, como demostración de respeto a una lucha que duró demasiado tiempo. Sin embargo, éste era el sueño de Mandela, de Madiba: la nación arco-iris:

Nkosi Sikelel’ iAfrika

Nkosi sikelel’ iAfrika
Maluphakanyisw’ uphondo lwayo,

Yizwa imithandazo yethu,
Nkosi sikelela, thina lusapho lwayo.

Morena boloka setjhaba sa heso,
O fedise dintwa la matshwenyeho,
O se boloke, O se boloke setjhaba sa heso,
Setjhaba sa South Afrika – South Afrika.

Uit die blou van onse hemel,
Uit die diepte van ons see,
Oor ons ewige gebergtes,
Waar die kranse antwoord gee,

Sounds the call to come together,
And united we shall stand,
Let us live and strive for freedom,
In South Africa our land.

Dios bendiga África

Dios bendiga a África/ Que alce su gloria// Escúchanos, Señor/ bendícenos, a nosotros, tus hijos.// Señor, te rogamos que protejas nuestra nación,/ Intervén y cesa todos los conflictos/ Protégenos, Protege nuestra nación,/ Protege a Sudáfrica, Sudáfrica!// De nuestros cielos azules,/ De lo más profundo de nuestros mares,/ Sobre nuestros montes eternos,/ donde resuenan los ecos por las peñas.// Suena la llamada para venir juntos,/ y unidos permaneceremos,/ Vivamos y luchemos por la libertad/ en Sudáfrica, nuestra tierra.

Traducción al castellana (pero arreglada aquí): http://es.wikipedia.org/wiki/Himno_nacional_de_Sud%C3%A1frica

Una sencilla filípica inconexa de Paul Simon


Filípica:

Una filípica en contexto lingüístico es un encendido discurso, condenatoria, o diatriba, entregada a condenar a un actor político en particular. El término se origina con Demóstenes quien profirió varios ataques en contra de Filipo II de Macedonia. Las filípicas son entonces en el contexto histórico, cuatro documentos escritos entre 351-50 a. C. y 340 a. C., dirigidos contra el creciente poder del macedonio, a quien ve como una amenaza, no sólo para Atenas, sino para todas las ciudades estado griegas.

Marco Tulio Cicerón, muy admirador de Demóstenes, tituló también como las Filípicas a una serie de discursos pronunciados contra Marco Antonio en la época del segundo triunvirato.

PS_songbook_LPSerá en este sentido en el que el cantautor Paul Simon escribió esta interesante canción, un poco a la manera de los talkin’ blues de Bob Dylan, en la que nombra a varias personalidades de su tiempo: políticos, escritores, personajes de la contracultura… Es una especie de declaración acerca de la alienación que sufre, tal vez, la que se encierra en este inconexo, y a veces sin sentido, collage o ensalada de nombres célebres y guiños a canciones de Bob Dylan, con una cierta crítica irónica a algunos personajes de la contracultura que desconocían que Bob Dylan se llamaba así por el poeta Dylan Thomas. Existen dos versiones de la canción: la primera, escrita por Simon cuando intentó hacer carrera en solitario en la primera mitad de los 60, alternando con su profesión de profesor en Inglaterra, incluida en su disco The Paul Simon Songbook (El cancionero de Paul Simon), que apareció en 1965:

A simple desultory philippic
(or how I was Lyndon Johnsoned into submission)

I was Union Jacked, Kerouac’d
John Birched, stopped and searched
Rolling Stoned and Beatled till I’m blind
I’ve been Ayn Randed, nearly branded
Communist ‘cos I’m lefthanded:
That’s the hand they use, well, never mind!

I’ve been Walt Disneyed, Diz Disleyed
John Lennoned, Krishna Menoned
Walter Brennan punched out Cassius Clay
I’ve heard the truth from Lenny Bruce
and all my wealth won’t buy me health
So I smoke a pint of tea a day

I knew a man his brain so small,
He couldn’t think of nothin’ at all.
He’s not the same as you and me.
He doesn’t dig poetry. He’s so unhip that
When you say Dylan, he thinks you’re talkin’ about Dylan
Thomas,
Whoever he is.
The man ain’t got no culture,
But its alright, Ma,
It’s just sumpthin’ I learned over in England.

I’ve been James Joyced, Rolls Royced
Mick Jaggered, silver daggered
Andy Warhol won’t you please come home?
I’ve been mother, fathered, aunt and uncled
Tom Wilsoned, Art Garfunkled
Barry Kornfeld’s mother’s on the phone

When in London, do as I do
Find yourself a friendly haiku
Go to sleep for ten or fifteen years

Una sencilla filípica inconexa

(o cómo fui Lyndon Johnsoneado en la sumisión)

Fui Union Jackeado, Kerouacado/ John Bircheado, detenido y registrado/ Rolling Stoneado* [Alt. Canto Fumado] y Beatleado hasta que me puse ciego/ He sido Ayn Randeado, casi tildado/ de comunista porque soy zurdo:/ Ésa es la mano que utilizan, bueno, ¡no importa!// He sido Walt Disneyado, Diz Disleyado/ John Lennoneado, Krishna Menoneado/ Walter Brennan golpeó a Cassius Clay/ He oído la verdad de Lenny Bruce/ y toda mi riqueza no me comprará salud/ así que me fumo una pinta de té** al día// Conocí a un hombre cuyo cerebro era muy pequeño,/ no podía pensar en nada en absoluto./ No es igual que tú y que yo./ No entiende la poesía. Está tan desfasado que/ cuando dices Dylan, cree que hablas sobre Dylan Thomas,/ quienquiera que sea./ El tío no tiene cultura,/ Pero está bien, ma***,/ sólo es algo que aprendí en Inglaterra.// He sido James Joyceado, Rolls Royceado/ Mick Jaggerado, daga plateado/ Andy Warhol, ¿no vendrás a casa, por favor?/ He sido madre, padreado, tía y tíoado/ Tom Wilsoneado, Art Garfunkelado/ La madre de Barry Kronfeld está al teléfono.// Cuando [estés] en Londres, haz lo que yo/ Encuéntrate un haiku amistoso/ vete a dormir por diez o quince años.

NOTAS:

* Quizás se trate de un juego de palabras; en inglés argótico, to be stoned significa “estar fumado”: por eso, entre corchetes, pongo una traducción arriesgada: “Canto Fumado”, siendo la traducción de “rolling stone” la de “canto rodado”.

** En los años 60, ´”té” era el nombre en clave de la marihuana y del hachís.

*** Guiño a las canciones de Dylan “It’s alright, ma! I’m only bleeding” y “I shall be free. No. 10”.

ParsleySageUn año después, ya con Art Garfunkel, la incluyó en Parsley, Sage, Rosemary and Thyme, el tercer disco del dúo Simon & Garfunkel (el segundo de su conversión al folk-rock). La letra presentaba ciertos cambios, pero mantenía la misma crítica… Y es que, contra aquellos que sostienen que Simon & Garfunkel eran algo así como un anacronismo, como los chicos buenos de la contracultura, e incluso, sin pararse a pensar que llegan a convivir en su tiempo con los Grateful Dead, Jefferson Airplane o Doors, como un refugio ante el fracaso de la rebelión, yo reivindico y mantengo, no sólo el valor poético de las letras de Paul Simon, todo un poeta del folk-rock, un poeta de lo cotidiano, tierno, melancólico y, a veces, mordiente, y la calidad vocálica y musical de Paul Simon y Art Garfunkel, sino también su capacidad para ser críticos con la sociedad. Tampoco es necesario ser soez, utilizar ritmos vertiginosos o música “estridente” (perdón por el término) para ser revolucionario… Si no, preguntádselo a Beethoven.

A Simple Desultory Philippic
(or how I was Robert McNamara’d into submission)

I been Norman Mailered, Maxwell Taylored.
I been John O’Hara’d, McNamara’d.
I been Rolling Stoned and Beatled till I’m blind.
I been Ayn Randed, nearly branded
Communist, ‘cause I’m left-handed.
That’s the hand I use, well, never mind!

I been Phil Spectored, resurrected.
I been Lou Adlered, Barry Sadlered.
Well, I paid all the dues I want to pay.
And I learned the truth from Lenny Bruce,
And all my wealth won’t buy me health,
So I smoke a pint of tea a day.

I knew a man, his brain so small,
He couldn’t think of nothin’ at all.
He’s not the same as you and me.
He doesn’t dig poetry. He’s so unhip that
When you say Dylan, he thinks you’re talkin’ about Dylan Thomas,
Whoever he was.
The man ain’t got no culture,
But its alright, ma,
Everybody must get stoned.

I been Mick Jaggered, been silver daggered.
Andy Warhol, won’t you please come home?
I been mothered, fathered, aunt and uncled,
Been Roy Halee’d and Art Garfunkel’d.
I just discovered somebody’s tapped my phone.

Folk Rock!
I just lost my harmonica Albert

Una sencilla filípica inconexa

(o cómo fui Robert McNamarado en la sumisión)

He sido Norman Mailerado, Maxwell Taylorado./ He sido John O’Harado, McNamarado./ He sdio Rolling Stoneado [Alt. Canto Fumado] y Beatleado hasta que me puse ciego./ He sido Ayn Randeado, casi tildado/ de comunista, porque soy zurdo:/ Ésa es la mano que uso, bueno, ¡no importa!// He sido Phil Spectorado, resucitado./ He sido Lou Adlerado, Barry Sadlerado./ Bien, pagué todas las deudas que quise pagar./ He oído la verdad de Lenny Bruce/ y toda mi riqueza no me comprará salud,/ así que me fumo una pinta de té al día// Conocí a un hombre, su cerebro era tan pequeño,/ no podía pensar en nada en absoluto./ No es igual que tú y que yo./ No entiende la poesía. Está tan desfasado que/ cuando dices Dylan, cree que hablas sobre Dylan Thomas,/ quienquiera que sea./ El tío no tiene cultura,/ pero está bien, ma,/ todos deben de colocarse*// He sido Mick Jaggerado, sido daga plateado./ Andy Warhol, ¿no vendrás a casa, por favor?/ He sido madreado, padreado, tía y tíoado, sido Roy Haleeado y Art Garfunkelado./ Acabo de descubrir que alguien pinchó mi teléfono.// ¡Folk Rock!/ Acabo de perder mi harmónica Albert.

Paul Simon

* Guiño a otra canción de Bob Dylan: “Rainy day women No. 12& 35”.

Las dos versiones tomadas de: http://lyricsplayground.com/alpha/songs/a/asimpledesultoryphilippic.shtml

The sounds of silence


B00005NKKV.01._SCLZZZZZZZ_La canción que, traducida a nuestro idioma, se llama “Los sonidos del silencio”, es una canción histórica en su medida, y eso es algo raro en el mundo del pop y del rock… Aunque no hay que olvidar que Paul Simon es un cantautor con todas las letras. En los años 50, dos estudiantes neoyorquinos, Paul Simon y Art Garfunkel se conocen; a los dos les apasiona la música y se consideran lo suficientemente buenos para intentar fortuna en el mundo de la canción. Y así, a mediados de esa década, bajo el pseudónimo de Tom & Jerry graban algunos temas, alguno consigue cierto éxito, con claras influencias del gran dúo Everly Brothers y en la temática y el estilo de moda por entonces en Estados Unidos: el high school (estilo que se define por su temática de amoríos adolescentes). Pero se separarían un tiempo en el que ambos aprovecharían para acabar sus carreras: Garfunkel se licencia en Historia del Arte y Simon ejerce durante un tiempo como profesor de Lengua y Literatura en Inglaterra. Volverían a reencontrarse a mediados de la década de los 60, tras ciertas aventuras musicales: sus gustos han madurado desde entonces y ahora están imbuidos en el folk y la canción de autor tan de moda. Ya como Simon & Garfunkel sacan en 1964 un disco folk, en el que todavía se observa la influencia de Everly Brothers no obstante: Wednesday Morning, 3 A. M., un disco que reunía canciones propias, versiones de Dylan y temas tradicionales. El disco no obtiene demasiado éxito y el dúo está a punto de tirar la toalla, cuando sucede un milagro… Es el año 1965, y Dylan y los Byrds acaban de cargarse la separación, tanto temática como musical, existente entre el pop y el rock y el folk: el estilo folk-rock había nacido; deslumbrado por estos hechos, Bob Johnston, productor del primer disco de Simon & Garfunkel, tuvo una iluminación: tomó uno de los temas propios de ese disco por su cuenta, “The sounds of silence”, y con unos músicos de estudio le puso un acompañamiento eléctrico. Quedó tan satisfecho que se la envío a sus producidos, que vieron como casi sin hacer nada la canción estaba obteniendo un tremendo éxito, y volvieron al estudio para grabar un disco en el nuevo estilo folk-rock: Sounds of silence.

SimonAndGarfunkelSegún algunos, Paul Simon escribió esta letra en 1964 para describir el ambiente nacional de pesimismo que imperaba en Estados Unidos tras el asesinato de John F. Kennedy. Aunque eso sería más bien sólo el pretexto de la canción, ya que su letra nos descubre el panorama de las grandes ciudades de la sociedad que había quedado configurado desde la II Guerra Mundial aproximadamente hasta nuestros días, en el que impera una inmensa incomunicación, propiciada por el individualismo exacerbado y por el egoísmo garantizado por el sistema, en el que sus individuos no interactúan entre sí más que en apariencia, y se olvidan de los más necesitados. A pocos meses de su publicación como canción de folk-rock, “The sounds of silence” ya era una leyenda.

The sounds of silence

Hello darkness, my old friend,
I’ve come to talk with you again.
Because a vision softly creeping
Left its seeds while I was sleeping.
And the vision that was planted in my brain
Still remains within the sounds
Of silence.

In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone,
‘Neath the halo of a street lamp
I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed
By the flash of the neon light,
That split the night
And touch the sounds
Of silence.

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more.
People talking without speaking,
People hearing without listening.
People writing songs
That voices never share
And no one dared disturb the sounds
Of silence.

‘Fools,’ said I, ‘you do not know
Silence like a cancer grows.
Hear my words that I might teach you,
Take my arms that I might reach you.’
But my words
Like silent raindrops fell,
And echoed in the wells
Of silence.

And the people bowed and prayed
To the neon god they made.
And the sign flashed out its warning
In the words that it was forming.
And the signs said,
The words of the prophets
Are written on the subway walls
And tenement halls.
And whispered in the sounds
Of silence.

Los sonidos del silencio

Hola oscuridad, mi vieja amiga,/ he venido a hablar contigo otra vez./ Porque una visión arrastrándose suavemente/ dejó sus semillas mientras dormía./ Y la visión que se plantó en mi cerebro/ todavía permanece dentro de los sonidos/ del silencio.// En sueños sin descanso caminé solo/ por calles estrechas de guijarro/ bajo el halo de una farola/ giré mi cuello por el frío y la humedad/ cuando mis ojos fueron apuñalados/ por el destello de la luz de neón,/ que partió la noche/ y toca los sonidos/ del silencio.// Y en la luz desnuda vi/ diez mil personas, quizás más./ Gente charlando sin hablar,/ gente oyendo sin escuchar./ Gente escribiendo canciones/ que las voces nunca comparten/ y nadie se atrevió a perturbar los sonidos/ del silencio.// “Tontos”, dije yo, “no sabéis/ que el silencio como el cáncer crece./ Oíd mis palabras que podría enseñaros,/ tomad mis brazos que podrían alcanzaros”./ Pero mis palabras/ como gotas de lluvia silenciosas cayeron,/ y resonaron en los pozos del silencio.// Y la gente se inclinó y rezó/ al dios de neón que hicieron./ Y la señal destelló su advertencia/ en las palabras en las que estaba formada./ Y la señal dijo,/ Las palabras de los profetas/ están escritas en las paredes del metro/ y en los vestíbulos de las viviendas./ Y susurró en los sonidos/ del silencio.

Paul Simon

Simon & Garfunkel

En 1967, el dúo, como importante grupo de folk-rock que era, fue invitado al Festival de Monterey, en donde no pudo faltar su emblemática canción:

A hazy shade of winter


Esta borrasca polar no sólo trae el frío, también trae cierta nostalgia… que se olvida mientras intentas encontrar el calor dentro de tu ropa…

Hazy shade of winter

Time, time, time, see what’s become of me
While I looked around
For my possibilities
I was so hard to please
But look around, leaves are brown
And the sky is a hazy shade of winter

Hear the salvation army band
Down by the riverside’s
bound to be a better ride
Than what you’ve got planned
Carry your cup in your hand
And look around, leaves are brown now
And the sky is a hazy shade of winter

Hang on to your hopes, my friend
That’s an easy thing to say, but if your hopes should pass away
Simply pretend
That you can build them again
Look around, the grass is high
The fields are ripe, it’s the springtime of my life

Ahhh, seasons change with the scenery
Weaving time in a tapestry
Won’t you stop and remember me
At any convenient time
Funny how my memory slips
while looking over manuscripts
Of unpublished rhyme
Drinking my vodka and lime

But look around, leaves are brown now
And the sky is a hazy shade of winter

Look around, leaves are brown
Theres a patch of snow on the ground…

Una sombra neblinosa de invierno

Tiempo, tiempo, tiempo, mira en lo que me ha convertido/ mientras buscaba alrededor/ mis posibilidades./ Fui muy duro de complacer./ Pero miro alrededor, las hojas están marrones,/ y el cielo es una sombra neblinosa de invierno.// Oír a  la banda del Ejército de Salvación/ cerca del borde de la orilla del río/ es un plan mejor que lo que tenías planeado./ Lleva tu tazón en la mano/ y mira alrededor, las hojas están marrones,/ y el cielo es una sombra neblinosa de invierno.// Aférrate a tus esperanzas, amigo,/ es algo fácil de decir, pero si tus esperanzas murieran/ sencillamente pretende/ que puedas rehacerlas otra vez./ Mira alrededor, la hierba está alta,/ los campos están maduros, es la primavera de mi vida.// Ah, las estaciones cambian con el escenario,/ tejiendo el tiempo en un tapiz./ ¿No te detendrás y me recordarás/ en algún momento conveniente?/ Es curioso como mi memoria se desliza/ mientras hojeo manuscritos/ de rimas inéditas/ bebiendo mi vodka con lima.// Pero mira alrededor,/ las hojas están marrones,/ y el cielo es una sombra neblinosa de invierno.// Mira alrededor,/ las hojas están marrones,/ hay un parche de nieve en el suelo…

Paul Simon
Simon & Garfunkel

The sounds of silence


Cuando a comienzos de este milenio (qué bien suena) la gente votaba en la radio por la canción del siglo XX, y resultó escogida "Imagine", yo, mucho menos utópico ya, y mucho más realista, opté por esta (no me atrevo a deciros cuál de Leonard Cohen era mi alternativa):
 
Hello darkness, my old friend
I’ve come to talk with you again
Because a vision softly creeping
Left its seeds while I was sleeping
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence

In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone
‘Neath the halo of a street lamp
I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed by the flash of a neon light
That split the night
And touched the sound of silence

 
And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more
People talking without speaking
People hearing without listening
People writing songs that voices never share
And no one dared
Disturb the sound of silence

"Fools", said I, "You do not know
Silence like a cancer grows
Hear my words that I might teach you
Take my arms that I might reach you"
But my words, like silent raindrops fell
And echoed
In the wells of silence

And the people bowed and prayed
To the neon god they made
And the sign flashed out its warning
In the words that it was forming
And the sign said, "The words of the prophets are written on the subway walls
And tenement halls"
And whispered in the sounds of silence

letra y música: Paul Simon
intérpretes: Simon & Garfunkel
 
Para mí, este es el texto más delicioso, sensible y profundo que se ha escrito en la música pop anglo-norteamericana, por eso no puedo dejar de traducirlo:
Hola, oscuridad, mi vieja amiga. Vengo a hablar contigo otra vez porque una visión reptando suavemente dejó sus semillas mientras dormía. Y la visión que plantó en mi cerebro todavía permanece dentro de los sonidos del silencio. En sueños sin descanso caminé solo por calles estrechas de adoquines, bajo el halo de una farola cubrí mi cuello del frío y de la humedad cuando mis ojos fueron apuñalados por el resplandor de una luz de neón que partió la noche y tocó los sonidos del silencio. Y en la desnuda luz vi diez mil personas, quizás más: personas charlando sin hablar, personas oyendo sin escuchar, personas escribiendo canciones que las voces nunca compartirán; y nadie se atrevía a turbar los sonidos del silencio. "¡Idiotas!" dije, "¿no sabéis que el silencio se expande como el cáncer? Escuchad las palabras que yo podría enseñaros, tomad mis brazos con los que podría alcanzaros". Pero mis palabras, como silenciosas gotas de lluvia cayeron y resonaron en los pozos del silencio. Y la gente se giró y rezó al dios de neón que hicieron, y la señal iluminó su advertencia en las palabras de las que estaba formado, y la señal dijo: "Las palabras de los profetas están escritas en las paredes del metro y en las chabolas" y susurró en los sonidos del silencio.
A %d blogueros les gusta esto: