Posts Tagged ‘Pietro Gori’

¡Zeca vive!


Zeca Afonso - Coliseu - 29-1-1983Más de una vez hemos dicho aquí que, con todo lo que está pasando, debido a lo que está pasando, y a pesar de lo que está pasando, se viven cosas muy hermosas por todo el mundo; cosas asombrosas que demuestran, y deberían hacer pensar a aquellos intelectuales que hablaban del egoísmo de la sociedad, que es la ciudadanía la que tiene cosas que enseñar a los políticos, economistas, politólogos, banqueros, etc. Sin embargo, son cosas que ellos no entienden ni entenderán nunca (hilvanando temas: ayer vi en una especie de documental sobre las juventudes de los partidos políticos, como un miembro de las juventudes del PP –al contrario que sus correligionarios, que se declaraban admiradores de la transición, o de lo que su postura entiende por la transición- se declaraba admirador del “Imperio”… Se produjo tal tufo que tuve que abrir las ventanas).

Fue el caso ayer, y que hoy recogen algunos periódicos, que se produjo un hecho semejante al de hace algunos pocos años antes en Italia, cuando en 2011, el director Riccardo Muti, durante la representación de la ópera Nabucco de Giuseppe Verdi (basada en los días de sometimiento del pueblo hebreo a Babilonia) estableciendo una cierta empatía con el público asistente, tras un discurso en defensa de la cultura de Italia frente a la gestión del gobierno de Berlusconi –y con responsables de ese gobierno presentes-, animó al público a unirse al coro del bis de la canción “Va, pensiero”; el resultado, como en días más difíciles en Italia –cuando hasta Pietro Gori, sirviéndose del poder evocador de esta melodía, escribió un texto proletario sobre ella- es emocionante:

1ª interpretación, discurso de Muti y bis emocionado

Así, de una manera semejante, ayer, mientras el primer ministro portugués Pedro Passos Coelho explicaba las decisiones, malas para Portugal, tomadas por la Unión Europea, fue interrumpido de repente por un grupo de cerca de treinta personas que comenzaron a cantar el inolvidable himno de la Revolución de los Claveles: “Grândola vila morena” del inmortal José Afonso:

Labordeta.JPGHay que destacar, además de la belleza del momento, el inmenso respeto que levanta esta canción; el mismo Passos aseguró que "De todas las maneras en las que se puede interrumpir una sesión, esta es significativamente la de mejor gusto" (http://www.huffingtonpost.es/2013/02/15/pedro-passos-coelho-primer-ministro-portugal-parlamento-himno-dictadura_n_2696014.html?utm_hp_ref=spain), y la presidenta de la cámara Maria da Assunção Esteves se limitó a pedir de una manera muy adecuada que o guardasen silencio o se retirasen (lo primero era imposible), mientras Passos esperaba pacientemente. Y uno no puede evitar el pensar cuáles serían las reacciones de ciertas gentes si aquí un grupo de ciudadanos cantara en el parlamento el, por ejemplo, “Canto a la libertad” de Labordeta.

Hay una especie de sentimientos que trascienden las épocas y los sentimientos de cada momento histórico: desde los días de la unificación de Italia, pasando por la resistencia antifascista, a lo que fue el nefasto gobierno Berlusconi; y desde los días de la Revolución de los Claveles, de la oposición a la dictadura salazarista, a la sutil dictadura de los mercados, cuyas armas, no mortales de necesidad, sí que son letales, y más de lo que parecen. Y, al menos, eso no nos lo podrán quitar.

Y que se lixe a troika!

Desde los anárquicos montes de Sarzana


Gino_LucettiUniendo temas, si el otro día publicamos el himno de los partisanos escrito por Felice Cascione, “Fischia il vento”, hoy traemos un himno partisano anarquista, el del Batallón Lucetti. El Batallón Lucetti (Bataglione Lucetti) fue una guerrilla partisana que durante la Resistenza y la II Guerra Mundial operaba en la zona de Carrara (La Toscana); su historia fue reflejada en el libro de Maurizio Maggiani, Il coraggio del pettirosso (El coraje del petirrojo, 1995). El batallón había tomado su nombre del anarquista Gino Lucetti, que fuera ex-combatiente de la I Guerra Mundial (arditti), y que en 1926 perpetuó un atentado contra la vida del Duce, por el cuál no sólo sería arrestado él, sino también su familia y amigos sin pruebas algunas contra ellos. Encarcelado por 30 años, fue liberado por los Aliados en 1943, pero falleció en el transcurso de un bombardeo alemán sobre la isla de Ischia, en donde se había refugiado.

Cimitero_di_rosignano_marittimo,_monumento_a_pietro_gori_02Otra persona a la que se rinde homenaje en la canción es al abogado, escritor y político anarquista Pietro Gori (1865-1911), autor de muchas de las baladas e himnos más estimadas por los anarquistas italianos, fundador del Partido Socialista Anarquista Revolucionario y traductor al italiano de las obras de Karl Marx y Friedrich Engels; detenido y exiliado varias veces, dejó un legado tanto literario como político de inestimable valor.

Dai monti di Sarzana

Momenti di passione,
Giornate di dolore
Ti scrivo, cara mamma,
Domani c’è l’azione
E la Brigata Nera
Noi la farem morir.

Dai Monti di Sarzana
Un dì discenderemo,
All’erta, Partigiani
Del battaglion "Lucetti"

Il battaglion "Lucetti"
Son libertari e nulla più,
Coraggio e sempre avanti!
La morte e nulla più.

Bombardano i cannoni
E fischia la mitraglia,
Sventola l’anarchica bandiera
Al grido di battaglia

Più forte sarà il grido
Che salirà lassù,
Fedeli a Pietro Gori
Noi scenderemo giù.

http://www.antiwarsongs.org/canzone.php?id=170

De los montes de Sarzana

Momentos de pasión,/ días de dolor./ Te escribo, querida madre,/ mañana es la acción/ y a la Brigada Negra/ la haremos morir.// De los montes de Sarzana/ un día bajaremos,/ alerta, Partisanos/ del batallón “Lucetti”.// El batallón “Lucetti”/ son libertarios y nada más,/ ¡Coraje y siempre adelante!/ La muerte y nada más.// Bomba y cañones/ y silva la metralla,/ ondea la anarquista bandera/ al grito de batalla// Más fuerte será el grito/ que saldrá de allí,/ fieles a Pietro Gori/ bajaremos.

Anónimo

Varios artistas simpatizantes de la izquierda han realizado sus versiones. Una de las más conocidas es ésta de Margot Galante Garrone:

También muy conocida la versión del cantautor Ivan della Mea:

También en un aire aún clásico, la interpretación de esta anónima banda romana de folk en un disco de 1973 llamado Gli anarchici. Antologia della canzone libertaria italiana (1864-1969), que me ha constituido la fuente principal de la canción revolucionaria italiana:

Y, finalmente, en unos aires más duros, la banda de punk-rock Young Gang:

Romances anarquistas de Italia: Sante Geronimo Caserio


Sante Geronimo Caserio (1873-1894) fue un anarquista italiano, de origen lombardo y campesino. Trabajó de panadero en Milán, en donde ya entró en contacto y perteneció a movimientos anarquistas, en donde parece que conoció al político, poeta y Caserio(cut)trovador anarquista Pietro Gori (autor de muchas de las más famosas y populares baladas anarquistas italianas), quien alababa de Caserio su generosidad al subvencionarse con su exiguo sueldo su actividad propagandística revolucionaria. Caserio fue detenido en 1892 por repartir panfletos antimilitaristas y encarcelado durante ocho meses. Tras esto, al ser identificado y fichado en una manifestación, se vio obligado al exilio con 18 años. Pasa por Suiza, Viena –en donde trabaja como panadero-, y no se sabe cuándo acaba en Lyon trabajando como mensajero. El 24 de junio de 1894, Caserio asesinó al presidente de la República Francesa, Marie François Sadi Carnot después de que éste viniera de un acto público, con un puñal cMarie_Francois_Sadi_Carnoton los colores rojo y negro y al grito de “Viva l’Anarchia!”. Durante la presidencia de Carnot, se produjeron represiones contra los movimientos socialistas, dejando numerosos muertos y heridos la represión de una manifestación el 1º de Mayo de 1891, el antisemitismo, que culminaría con el Affair Dreyffus, alcanzaba su punto álgido, y se vio involucrado en el Escándalo de Panamá, que, sin embargo, no manchó su creciente popularidad.

Al parecer, el asesinato de Carnot fue una venganza por la ejecución a guillotina de tres anarquistas: Ravachol, Auguste Vaillant y Émile Henry, acusados de atentados (el de Ravachol, por ejemplo, fue en venganza por la represión del 1º de Mayo de 1891). Llevado a juicio el 2 de agosto de ese mismo año, Caserio se declaró en estos términos:

Pues bien, si los gobernantes pueden usar contra nosotros rifles, grilletes y prisiones, nosotros debemos, nosotros los anarquistas, para defender nuestras vidas, debemos atenernos a nuestros principios? No. Por el contrario, nuestra respuesta a los gobernantes será la dinamita, la bomba, el estilete, el puñal. En una palabra, tenemos que hacer todo lo posible para destruír a la burguesía y al gobierno. Ustedes que son representantes de las companías burguesas, si ustedes quieren mi cabeza, ténganla!

(http://es.wikipedia.org/wiki/Sante_Geronimo_Caserio#Juicio_y_ejecuci.C3.B3n)

Al no querer declararse demente y delatar a otros anarquistas, Caserio dijo: “Caserio es un panadero, nunca un delator”. No pidió clemencia, como tampoco intentó huir al matar al presidente.

Las “hazañas” de Caserio quedaron registradas en la voz popular. Así, la cantante y etnomusicóloga italiana Caterina Bueno recogía en 1962 de labios de un cochero firenzano llamado Stefano Arcidiacono este romance sobre el juicio de Caserio que ella grabaría más tarde:

L’interrogatorio di Caserio

Entra la corte Judicicaserio
esamina il Caserio
e gli domanda
se si era pentito.
«Cinque minuti m’avessero dato
un altro presidente avrei ammazzato».

«Lo conoscete voi
questo pugnale?»
«Sì, lo conosco,
ci ha il manico arrotondo:
nel cuore di Carnot
l’ho penetrato a fondo».

«Li conoscete voi
i vostri compagni?»
«Sì, li conosco,
io son dell’anarchia:
Caserio fa i’ fornaio
e non la spia».

Letra en italiano y traducción al inglés, junto a otras canciones sobre este personaje histórico:

http://www.antiwarsongs.org/canzone.php?lang=it&id=6004

El interrogatorio de Caserio

Entra el tribunal/ examina a Caserio/ y le preguntan/ si se ha arrepentido./ “Cinco minutos me fueran dados/ a otro presidente habré asesinado”.// “¿Conoce usted/ este puñal?”/ “Sí, lo conozco,/ tiene la empuñadura redonda:/ en el corazón de Carnot/ lo he clavado a fondo”.// “¿Conoce usted/ a sus compañeros?”/ “Sí, los conozco,/ yo soy de la anarquía (Alt. Soy anaraquista): Caserio es panadero/ y no un espía”.


Ravachol_PortraitCaserio fue ejecutado a guillotina el día 16 de aquel mismo mes. Echó a empujones de su celda al confesor, y poco antes de morir, gritó a la multitud que se agolpaba ante su cadalso a eso de las 5 de la madrugada: Coraggio, compagni — e viva l’Anarchia!

Una última venganza llevó a cabo cuando en la casa del presidente asesinado, su viuda recibía una fotografía del anarquista Ravechol firmada por Sante Geronimo Caserio. Pero quizás más literaria sea la de su antiguo amigo, el poeta Pietro Gori, que denunciaba su asesinato en esta ardiente composición:

La ballata di Sante Caserio/ Canto a Caserio

Lavoratori a voi diretto è il canto Pietro_Gori
di questa mia canzon che sa di pianto
e che ricorda un baldo giovin forte
che per amor di voi sfidò la morte.
A te Caserio ardea nella pupilla
delle vendette umane la scintilla
ed alla plebe che lavora e geme
donasti ogni tuo affetto ogni tua speme.

Eri nello splendore della vita
e non vedesti che lotta infinita
la notte dei dolori e della fame
che incombe sull’immenso uman carname.
E ti levasti in atto di dolore
d’ignoti strazi altier vendicatore
e ti avventasti tu sì buono e mite
a scuoter l’alme schiave ed avvilite.

Tremarono i potenti all’atto fiero
e nuove insidie tesero al pensiero
ma il popolo a cui l’anima donasti
non ti comprese, eppur tu non piegasti.
E i tuoi vent’anni una feral mattina
gettasti al vento dalla ghigliottina
e al mondo vil la tua grand’alma pia
alto gridando: Viva l’anarchia!

Ma il dì s’appressa o bel ghigliottinato
che il tuo nome verrà purificato
quando sacre saran le vite umane
e diritto d’ognun la scienza e il pane.
Dormi, Caserio, entro la fredda terra
donde ruggire udrai la final guerra
la gran battaglia contro gli oppressori
la pugna tra sfruttati e sfruttatori.

Voi che la vita e l’avvenir fatale
offriste su l’altar dell’ideale
o falangi di morti sul lavoro
vittime de l’altrui ozio e dell’oro,
Martiri ignoti o schiera benedetta
già spunta il giorno della gran vendetta
della giustizia già si leva il sole
il popolo tiranni più non vuole.

http://www.antiwarsongs.org/canzone.php?id=5993&lang=it

La balada de Sante Caserio/ Canto a Caserio

Jornal_CaserioTrabajadores os dirijo el canto/ de esta canción mía que sabe del llanto/ y que recuerda a un audaz joven fuerte/ que por amor a vosotros desafió a la muerte./ En ti Caserio arde en la pupila/ de las venganzas humanas la chispa/ y a la plebe que trabaja y gime/ les diste a todos tu afecto, a todos tu esperanza.// Estabas en el esplendor de la vida/ y no viste que lucha infinita/ la noche de los dolores y del hambre/ que se avecina sobre la inmensa masa humana./ Y te levantaste en acto de dolor/ de desconocidos lamentos fiero vengador/ y tú golpeaste que eres tan bueno y gentil/ a incitar a las almas esclavas y a los caídos.// Temblaron los poderosos ante el acto feroz/ y nuevas trampas tendieron al pensamiento/ pero el pueblo al que el alma diste/ no te comprende, pero no te doblegaste./ Y tus veinte años, una fiera mañana/ arrojaste al viento de la guillotina/ y al mundo vil tu gran alma piadosa/ alto gritando: ¡Viva la anarquía!// Pero el día se acerca oh bello guillotinado/ en que tu nombre será purificado/ cuando sagradas sean las vidas humanas/ y el derecho de todos a la ciencia y al pan./ Duerme, Caserio, bajo la fría tierra/ donde rugir oirás la final guerra/ la gran batalla contra los opresores/ la lucha entre los explotados y los explotadores.// Vosotros que la vida y el futuro fatal/ ofrecisteis en el altar del ideal/ oh falange de la muerte en el trabajo/ víctimas del ajeno ocio y del oro,/ mártires desconocidos oh hueste bendita/ ya despunta el día de la gran venganza/ de la justicia ya se alza el sol/ el pueblo más tiranos no quiere.


L'attentatio di Lione. Illustrazione di Costantini.Entendemos que la anarquía, la verdadera anarquía, no es el asesinato ni el atentado: esto es mala prensa, y no deben sufrir todos los errores de otros. La anarquía, como dice una vieja canción anarquista española, es amor a la ciencia y a la humanidad, y muchos de los crímenes cometidos por anarquistas no fueron realizados realmente por anarcosindicalistas, sino por la versión burguesa del anarquismo, que conlleva el ser asocial y la sociopatía. El caso de Caserio es distinto. Aunque aquí nunca defenderemos ningún tipo de asesinato, sólo podemos comprender la desesperación de un joven obrero, unido a unos ideales respetables que, junto a su excesiva juventud, le llevó a cometer tamaño acto contra alguien que, no se engañen, tampoco era un santo. Hablamos del siglo XIX, un tiempo en el que los gobiernos burgueses enviaban a la juventud de las clases humildes a luchar en las colonias por intereses que les eran ajenos: detrás del patriotismo, de palabras tan bellas como democracia, civilización, etc., se escondían los más vulgares intereses económicos y monetarios. Hablamos de los tiempos en los que las masas explotadas no podían salir a la calle bajo ninguna bandera (ni siquiera cristiana) a exigir mejoras en sus vidas sin ser detenidos, torturados, acusados en falso de crímenes horrendos, y ejecutados. Los Miserables de Víctor Hugo eran los mismos, aunque matizados. Caserio mató a Carnot, pero Caserio era víctima de aquel sistema, y, por lo tanto, Carnot fue víctima de su propio sistema. Ciertas gentes son muy propensas a condenar en seguida ciertos tipos de actos, y nosotros también, pero ellos, al contrario de nosotros, se olvidan de los actos deleznables que se cometen en nombre de cosas abstractas, tras las cuales se esconden intereses de lo más mundano, y que las más de las veces, muchas más que los otros crímenes, dejan un ingente número de víctimas. Mientras Carnot era asesinado, en las colonias francesas morían sin más negros y asiáticos explotados en sus esclavizantes trabajos, o se reprimían cruelmente los movimientos de liberación nacional, o miles de jóvenes campesinos y trabajadores morían en las revueltas coloniales mientras que los amos engordaban a su costa.

Inno del Primo Maggio


INNO
DEL PRIMO MAGGIO


HIMNO DEL PRIMERO DE MAYO

    Canción
compuesta por Pietro Gori, abogado, poeta y anarquista italiano para su
obra teatral "Primero de Mayo", escrita a finales del siglo
XIX. La música es del coro "Va, pensiero" de la ópera
de Giuseppe Verdi "Nabucco". La versión en castellano
fue publicada en el Cancionero Revolucionario de Ediciones Tierra y Libertad
(Burdeos, 1947).


INNO DEL PRIMO MAGGIO

Texto:
Pietro Gori
Música: Giuseppe Verdi (Opera "Nabucco")

Vieni o Maggio t’aspettan le genti
ti salutano i liberi cuori
dolce Pasqua del lavoratori
vieni e splendi alla gloria del sol

Squilli
un inno di alate speranze
al gran verde che il frutto matura
e la vasta ideal fioritura
In cui freme Il lucente avvenir

Disertate
falangi dl schiavi
dai cantieri da l’arse officine
via dai campi su da le marine
tregua tregua all’eterno sudor

Innalziamo
le mani incallite
e sian fascio dl forze fecondo
noi vogliamo redimere il mondo
dal tiranni de l’ozio e de l’or

giovinezza dolori ideali
primavere dal fascino arcano
verde maggio del genere umano
date al petti il coraggio e la fé

Date fiori
ai ribelli caduti
collo squardo rivolto all’aurora
al gagliardo che lotta e lavora
al veggente poeta che muor

HIMNO
DEL PRIMERO DE MAYO
(Adaptación al castellano)

Ven ¡oh
mayo!, te esperan las gentes,
te saludan los trabajadores;
dulce pascua de los productores
Ven y brille tu espléndido sol.

En los
prados que el fruto sazonan
hoy retumban del himno los sones
ensanchando así los corazones
de los parias e ilotas de ayer.

Despertad, oh falanges de esclavos
de los sucios talleres y minas;
los del campo, los de las marinas,
tregua, tregua al eterno sudor.

Levantemos
las manos callosas,
elevemos altivas las frentes,
y luchemos, luchemos valientes,
contra el fiero y cruel opresor.

De tiranos,
del ocio y del oro
procuremos redimir al mundo,
y al unir nuestro esfuerzo fecundo
lograremos al cabo vencer.

Juventud,
ideales, dolores,
primavera de atractivo arcano,
verde mayo del género humano,
dad al alma energía y valor.

Alentad
al rebelde vencido
cuya vista se fija en la aurora,
y al valiente que lucha y labora
para el bello y feliz porvenir.

extraído de Altavoz del Frente

A %d blogueros les gusta esto: