Posts Tagged ‘recitales’

La balada de San Asensio


Ésta es otra canción que habla de la importancia y la labor de cantar. En esta ocasión se trata de una canción que el trío riojano, Carmen, Jesús e Iñaki, grabó en el año 77. En ella relatan a la perfección las vicisitudes que tenía que pasar un grupo de cantantes y su público para poder dar un recital en cualquier pueblo, al verse entorpecida su labor por la gobernación civil. Todos los cantantes pasaron por esto, incluso por la prohibición de última hora (el caso más conocido fue el de Raimon, que vio prohibidos por Fraga tres de los cuatro recitales que tenía programados en Madrid), por lo que yo no descarto que esta canción sea una canción autobiográfica (San Asensio es un pueblo de La Rioja).
Cantar después de Franco. Cuando el general vivía, cantar, cantar según qué cosas (y otras también), era comprensiblemente difícil. Una vez muerto el general, esa dificultad no desapareció. Había más libertad para escribir, pero no para actuar; estadísticamente, el número de recitales prohibidos entre, aproximadamente, 1975 y 1977 era proporcionalmente superior al número existente entre 1968 y 1975. Esto se explicaba por una razón: con Franco había orden (o apariencia de él), sin Franco había que aparentar que el orden y la paz social que según ellos los había acompañado desde 1939, seguía vivo y vigente. Así pues, los disturbios se suceden en los recitales: algunas veces, provocados por elementos radicales; otras veces, eran disturbios calculadamente provocados por la misma policía; otras, por grupos de ultra-derecha que actuaban amparados por la policía y con su consetimiento; pero la mayoría de las veces los disturbios no eran tales: dichos disturbios, según el policía al cargo, no eran otra cosa sino los gritos de protesta de "Amnistía y Libertad", alguna opinión sobre la monarquía y el gobierno, o simplemente aplausos.
En esta canción se refleja muy bien ese ambiente. Hay un verso que llama de sobremanera la atención: "Aquí nunca pasó nada, ni nada va a pasar": el espíritu de "aquí nunca pasó nada" era la tónica común del franquismo: nunca hubo una guerra, nunca hubo fusilados, nunca hubo cárcel… Todo debía ser olvidado a la fuerza. Este ánimo contaba con el respaldo del miedo de la gente, que sólo contaban los acontecimientos de la guerra de noche, en familia, en sus casas, pero para los demás, en el pueblo "nunca pasó nada". Sin más dilación, os dejo esta bonita balada del trío riojano; si queréis escucharla o descargarla, pinchad en el título de abajo a continuación (la descarga es legal):

(letra y música: Jesús V. Aguirre)


Con sus guitarras y flautas
los juglares van entrando
por las afueras del pueblo,
pueblo con nombre de santo
el nombre del santo Asensio.
“Mira madre, los cantantes,
quiero ira la función”
“Ay, hija, tú no te metas
que no tienen bendición
y sólo tendrás problemas”.
Llegando están a la plaza
y les llama el alguacil
que les quiere el secretario
que les tiene que decir
cuatro cosas sobre el acto.
“Habéis de saber -les dice-que
aquí nunca pasó nada
y que nada va a pasar,
pero sólo por si acaso
refuerzos van a llegar”.
Y aún añade el secretario,
que tiene la guardia atrás,
a los que vienen de afuera
y a los que son del lugar
una nueva advertencia:
“Si se pasan sus canciones
primero habrá suspensión,
y luego nos los llevamos
a dormir en la prisión,
sí, en la prisión de Haro”.
Los caciques y sus hombres
retiraron los carteles
que anunciaban la función
pero muchas de las gentes
han ido, igual que yo.
Sabes, madre; los cantantes
dicen cosas, dicen algo
será que cuentan verdades
que molestan con su canto
sólo a las autoridades.
Que yo sé bien que en el pueblo
sí han pasado algunas cosas
que valdrá más olvidarlas
cuando todos las conozcan
para mejor rechazarlas.
Con sus guitarras y flautas
míralos, madre, partir
a seguir siempre cantando,
aunque tengan que dormir,
sí, en la prisión de Haro.

más canciones y todo lo del grupo en carmenjesusinaki.tk
A %d blogueros les gusta esto: