“Inici de cántic en el temple”, de Salvador Espriu en la voz de Raimon (Make yourself a Revolution)


Raimon, 1966A pesar de que la entrada de ayer fue extensa, le sigo dando ideas a Adrian, y de paso, ilustramos un poco esto tan bonito que está aconteciendo, con una que, sorprendentemente, nos faltaba aquí. El gran poeta catalán, Salvador Espriu, complacido por la musicalización de sus poemas, y por el talento de un joven valenciano llamado Raimon, mataba dos pájaros de un tiro con una doble dedicatoria. Poco después, Raimon musicalizaba este poema también, dándole la fuerza vocal que le faltaba a la mudez de la palabra escrita. El sentido del poema parece ser una declaración de legar la lucha en las generaciones más jóvenes.

Escuchar original, Cançons de la Roda del Temps: http://www.goear.com/listen/7bd9835/inici-de-canbspntic-en-el-temple-raimon

Inici de cántic en el temple

A Raimon, amb el meu agraït aplaudiment.
Homenatge a Salvat-Papasseit.

Ara digueu: "La ginesta floreix,
arreu als camps hi ha vermell de roselles.
Amb nova falç comencem a segar
el blat madur i amb ell, les males herbes."
Ah, joves llavis desclosos després
de la foscor, si sabíeu com l’alba
ens ha trigat, com és llarg d’esperar
un alçament de llum en la tenebra!
Però hem viscut per salvar-vos els mots,
per retornar-vos el nom de cada cosa,
perquè seguíssiu el recte camí
d’accés al ple domini de la terra.
Vàrem mirar ben al lluny del desert,
davallàvem al fons del nostre somni.
Cisternes seques esdevenen cims
pujats per esglaons de lentes hores.
Ara digueu: "Nosaltres escoltem
les veus del vent per l’alta mar d’espigues".
Ara digueu: "Ens mantindrem fidels
per sempre més al servei d’aquest poble".

Inicio de cántico en el templo

A Raimon, con mi agradecido aplauso.

Homenaje a Salvat-Papasseit.

Ahora decid: “La retama florece,/ por todas partes en los campos hay rojo de amapolas./ Con nueva hoz comenzamos a segar/ el trigo maduro y con él, las malas hierbas.”/ Ah, jóvenes labios despegados después/ de la oscuridad, ¡si supierais cómo el alba/ nos ha tardado, lo largo que es esperar/ un alzamiento de luz en la tiniebla!/ Pero hemos vivido para salvaros las palabras,/ para devolveros el nombre de cada cosa,/ para que siguieseis el recto camino/ de acceso al pleno dominio de la tierra./ Miramos bien a lo lejos del desierto,/ bajábamos al fondo de nuestro sueño./ Cisternas secas se vuelven cimas/ subidas por escalones de lentas horas./ Ahora decid: “Nosotros escuchamos/ las voces del viento por el alto mar de espigas”./ Ahora decid: “Nos mantendremos fieles/ ya por siempre al servicio de este pueblo”.

Salvador Espriu

http://lletra.uoc.edu/especials/folch/espriu.htm

Traducción realizada sobre la de Miquel Pujadó: http://www.cancioneros.com/nc/2593/2/inicio-de-cantico-en-el-templo-salvador-espriu-raimon

Anuncios

One response to this post.

  1. Sí que faltaba, sí

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: