Posts Tagged ‘folk’

La Hoguera (22-III-2015): “Furor proletario”


y1psIXC31JN0VtJ64F9RDe5fsQDQmFACtGykenavhJ12KJjPBiDud6j_24mfNBgWbt1bcndHqgu7ZsUnas canciones que hablan sobre el mundo de la clase obrera: algunas para indignarse, otras para reírse, todas para concienciar.
Sonaron Raimon: Jo vinc d’un silenci; Carlos Cano: La morralla; Pablo Guerrero: Son hombres que se mueren sin haber visto la mar; La Bullonera: Camino del trabajo; Imanol: Martillo Pilón [Somorrostro]; Chicho Sánchez Ferlosio: A la huelga; The Almanac Singers: Which side are you on? [Florence Patton Reece]; Miro Casabella: Puxa; Nuberu: Dame tira [Manuel Asur]; Errobi: Nagusiaren nigarrak [Daniel Landart]; Coses: Nova oració del parenostre [Miquel Martí i Pol]; Daminifkados: Krisis laboral; Ángeles del Infierno: A cara o cruz.

Escuchar:

http://www.ivoox.com/hoguera-furor-proletario-audios-mp3_rf_4283137_1.html

http://www.getafevoz.es/programas/la-hoguera/

Anuncios

Bob Dylan: 70 años enredado en la tristeza


Bob-DylanAyer fue el 70º cumpleaños de Bob Dylan, el trovador de Minnesota. Nuestro amigo ha sido, es y sigue siendo un genio de la música: ha sido el gran responsable de la revolución de la música popular del siglo pasado, aunque su figura siempre ha sido bastante controvertida. Influyó en sus contemporáneos, cambiando tanto la manera de hacer folk como de hacer rock, tanto en la música como en las letras (los Beatles, los Rolling Stones, Jimi Hendrix, los Byrds, Donovan, Joan Baez, Judy Collins, el propio Arlo Guthrie, hijo de su ídolo, etc.), pero también en generaciones posteriores de músicos entre los años 70 a 90: Bruce Springsteen, U2, Sinéad O’Connor, Tom Petty… Y, por no alargar una lista infinita, en nuestros propios cantautores: Hilario Camacho, Pau Riba, Jaume Sisa, Pablo Guerrero, Luis Pastor, etc.

BobDylanComenzó influenciado por los grandes de la canción de autor y del folk de los años cuarenta y cincuenta: Pete Seeger, Malvina Reynolds, y, sobre todo, Woody Guthrie. Su gran hito fue que, siendo un cantautor folk, alcanzó el éxito reservado a las estrellas del pop británico. Pero contra lo que Dylan quiso rebelarse siempre fue contra su papel de líder, razón por la cual tomaba decisiones a veces descabelladas: cuando comenzó a cantar folk, renegó de su gusto por el rock’n’roll y de su ídolo Elvis; y cuando era la figura del folk y de la canción protesta, en la que todo chico contestatario con guitarra se veía reflejado, proclamó la muerte la canción protesta (no por falta de motivos, sino, según él, por la mala calidad de las canciones de este tipo que estaban surgiendo), se fue alejando de artistas contestatarios para empezar a unirse a los músicos de rock y dio el petardazo final en el festival de folk al cambiar de repente al rock. A finales de los 60 se vuelca al country con el disco Nashville Skyline y, para escapar del mito de líder generacional, saca el controvertido y bob-dylan-smoking-a-cigdiscutible disco Selfportrait, un compendio de versiones de otros cantantes y de canciones propias que no alcanzan la calidad de sus anteriores, según los críticos. Entre los 70 y los 80 vuelve a las raíces, pero su figura sigue rodeada de controversia y de polémica: muy pocos vieron con buenos ojos su conversión al catolicismo y que cantara al papa Juan Pablo II, mientras que los que lo vieron bien se dedicaron a abuchear a la cantautora irlandesa Sinéad O’Connor durante el concierto-homenaje a Dylan porque meses antes, en protesta contra la política teocéntrica de su país, rompió una foto de este papa. Y luego volvió al judaísmo del que durante tanto tiempo renegó… Y quizás sea el cambio constante lo que le ha configurado como uno de los mejores artistas del siglo XX: negar su “yo” anterior y afirmar el actual, para que en una nueva etapa surja la síntesis, tanto personal como artística, entre lo que fue y lo que es. ¡Feliz cumpleaños Bob! Sigue siendo tú, ya sabes lo que quiero decir…

He elegido esta canción, “Tangled up in blue”, porque es una de las que refleja la vida y el sentimiento de Dylan, es decir, es algo semibiográfica. Escrita hacia 1975, en pleno declive de la generación anterior, abría uno de los mejores y más personales álbumes de Bob, Blood on the tracks:

Tangled up in blue

Early one mornin’ the sun was shinin’
I was layin’ in bed
Wond’rin’ if she’d changed at all
If her hair was still red
Her folks they said our lives together
Sure was gonna be rough
They never did like Mama’s homemade dress
Papa’s bankbook wasn’t big enough
And I was standin’ on the side of the road
Rain fallin’ on my shoes
Heading out for the East Coast
Lord knows I’ve paid some dues gettin’ through
Tangled up in blue

She was married when we first met
Soon to be divorced
I helped her out of a jam, I guess
But I used a little too much force
We drove that car as far as we could
Abandoned it out West
Split up on a dark sad night
Both agreeing it was best
She turned around to look at me
As I was walkin’ away
I heard her say over my shoulder
“We’ll meet again someday on the avenue”
Tangled up in blue

I had a job in the great north woods
Working as a cook for a spell
But I never did like it all that much
And one day the ax just fell
So I drifted down to New Orleans
Where I happened to be employed
Workin’ for a while on a fishin’ boat
Right outside of Delacroix
But all the while I was alone
The past was close behind
I seen a lot of women
But she never escaped my mind, and I just grew
Tangled up in blue

She was workin’ in a topless place
And I stopped in for a beer
I just kept lookin’ at the side of her face
In the spotlight so clear
And later on as the crowd thinned out
I’s just about to do the same
She was standing there in back of my chair
Said to me, “Don’t I know your name?”
I muttered somethin’ underneath my breath
She studied the lines on my face
I must admit I felt a little uneasy
When she bent down to tie the laces of my shoe
Tangled up in blue

She lit a burner on the stove
And offered me a pipe
“I thought you’d never say hello,” she said
“You look like the silent type”
Then she opened up a book of poems
And handed it to me
Written by an Italian poet
From the thirteenth century
And every one of them words rang true
And glowed like burnin’ coal
Pourin’ off of every page
Like it was written in my soul from me to you
Tangled up in blue

I lived with them on Montague Street
In a basement down the stairs
There was music in the cafés at night
And revolution in the air
Then he started into dealing with slaves
And something inside of him died
She had to sell everything she owned
And froze up inside
And when finally the bottom fell out
I became withdrawn
The only thing I knew how to do
Was to keep on keepin’ on like a bird that flew
Tangled up in blue

So now I’m goin’ back again
I got to get to her somehow
All the people we used to know
They’re an illusion to me now
Some are mathematicians
Some are carpenters’ wives
Don’t know how it all got started
I don’t know what they’re doin’ with their lives
But me, I’m still on the road
Headin’ for another joint
We always did feel the same
We just saw it from a different point of view
Tangled up in blue

Copyright © 1974 by Ram’s Horn Music; renewed 2002 by Ram’s Horn Music

http://www.bobdylan.com/songs/tangled-up-in-blue

Enredado en la tristeza

Una temprana mañana el sol brillaba/ yo estaba acostado en mi cama/ preguntándome si ella habría cambiado del todo/ si su pelo seguía siendo rojo/ Sus amigos dijeron que nuestras vidas juntos/ seguramente iban a ser duras/ Nunca les gustaron los vestidos hechos a mano de mamá/ La libreta de ahorros de papá nunca era lo suficientemente grande/ y yo estaba de pie al lado del camino/ la lluvia cayendo sobre mis zapatos/ dirigiéndome hacia la Costa Este/ El Señor sabe que he pagado algunas de las dudas por estar/ enredado en la tristeza.// Ella se había casado la primera vez que nos encontramos/ pronto estaría divorciada/ La ayudé a salir del apuro, supongo/ pero empleé un poco de demasiada fuerza/ Condujimos aquel coche todo lo rápido que pudimos/ abandonándolo afuera del oeste/ Nos separamos en una oscura noche triste/ los dos convenimos en que era lo mejor/ Ella se volvió para mirarme/ mientras yo me alejaba caminando/ La oí decir sobre mi hombro/ “Nos encontraremos de nuevo en la Avenida”/ enredados en la tristeza.// Tuve un empleo en los bosques del gran norte/ trabajando de cocinero por una temporada/ pero nunca me gustó aquello demasiado/ y un día el hacha simplemente cayó/ y entonces puse rumbo hacia Nueva Orleans/ donde pasé a ser empleado/ trabajando un tiempo en un barco pesquero/ justo afuera de Delacroix/ pero todo este tiempo estaba solo/ el pasado estaba cerca detrás/ He visto muchas mujeres/ pero ella nunca escapó de mi mente, y yo acababa de madurar/ enredado en la tristeza.// Ella trabajaba en un local de top-less/ y yo paré ahí para tomar una cerveza/ y seguí solo mirando a un lado de su cara/ en el foco tan claro/ y más tarde mientras la multitud adelgazaba/ estaba a punto de hacer lo mismo/ ella estaba de pie allí detrás del respaldo de mi silla/ Me dijo: ¿Sé tu nombre?/ Murmuré algo por debajo de mi aliento/ Ella estudió las facciones de mi cara/ he de admitir que me sentí un poco incómodo/ cuando se inclinó para atar los cordones de mi zapato/ enredado en la tristeza.// Ella encendió un mechero en la estufa/ y me ofreció un pito/ “Pensé que nunca me ibas a decir hola”, dijo/ “Pareces un tipo callado”/ Entonces abrió un libro de poemas/ y me lo pasó/ escrito por un poeta italiano/ del siglo XIII/ y cada una de sus palabras sonaron a verdad/ y brillaban como el carbón ardiendo/ vertiéndose de cada página/ como estaban escritas en mi alma de mí para ti/ enredadas en la tristeza.// Viví con ellos en la Calle Montague/ en un sótano bajo las escaleras/ había música en los cafés por la noche/ y la revolución en el aire/ Entonces comenzó a traficar con esclavos/ y algo dentro de él murió/ Ella tuvo que vender todo lo que poseía/ y se congeló por dentro/ y cuando por fin se desfondó/ me puse en retirada/ La única cosa que sabía cómo hacerla/ era seguir manteniéndome como un pájaro que volaba/ enredado en la tristeza.// Por eso ahora estoy de regreso otra vez/ Tengo que llegar a ella de alguna manera/ Toda la gente que solíamos conocer/ son para mí una ilusión ahora/ Algunos son matemáticos/ Algunas son esposas de carpinteros/ No sé cómo todo esto se inició/ No sé qué están haciendo con sus vidas/ Pero yo, todavía estoy en la carretera/ dirigiéndome a otro porro/ Nosotros siempre sentimos lo mismo/ sólo que lo veíamos desde un punto de vista diferente/ enredados en la tristeza.

Bob Dylan

Jefferson-Aeromodelismo: Calderiya y la Última muralla


B1txv8a32mS._SL600_En este álbum toma también la alternativa la “sección musical” de Jefferson Airplane, es decir, el guitarrista solista Jorma Kaukonen, el bajista Jack Casady y el batería Spencer Dryden (de quien ya vimos su curiosa y arriesgada  propuesta experimental), haciendo dos cosas a la vez: demostrar el potencial meramente melódico de la banda frente al eminentemente vocálico, aunque en las canciones de los Airplane las secciones vocálicas e instrumentales se combinan perfectamente, y también que JA no contaba sólo con tres vocalistas, sino con cuatro.

El antepenúltimo tema del disco, que sigue a “Watch her ride”, es un tema instrumental, hasta ahora extraño en los discos del grupojack (no así tanto en sus actuaciones). “Spare Chaynge”, *calderiya* (“spare change”= “calderilla”) fue en origen una jam sesion entre los miembros instrumentales de la banda, en el estilo inspirado en el jazz que se estaba poniendo de moda en el rock, es decir, canciones largas, o “canciones monstruo” como las llamo yo, de una duración entre 15 y 20 minutos, en el que además la banda le hace un guiño al flamenco, profetizando el rock andaluz que se haría en España años después (nuestros Smash, Triana, Medina Azahara…). Y es que, como ya comentamos, el estilo flamenco no era un desconocido en el ambiente bohemio de Estados Unidos a medidos de los 60, y fue un estilo muy valorado y ambicionado por los jóvenes guitarristas de blues, jazz y folk (por aquello del orgullo patrio, citamos a algunos artistas extranjeros de rock que hicieron este guiño a la música andaluza: Jefferson Airplane, Jimi Hendrix –improvisación en Monterey-, Queen –Innuendo-, Beatles –un breve corte en el Álbum Blanco, entre “Wild Honey Pie” y “Bungallow Bill”-). Y quizás sean cosas mías, pero Grace Slick, a veces, tiene ciertas inflexiones de voz que parecen estar inspiradas en el flamenco. Volviendo estrictamente al tema de hoy, “Spare Chaynge” anuncia el futuro proyecto paralelo a Jefferson Airplane que Kaukonen y Casady harían a finales de los 60, sin abandonar la banda original (al contrario, compaginando ambas en las actuaciones, llamado Hot Tuna, todavía en activo: un proyecto de blues para el que contaron ocasionalmente con la colaboración de Marty Balin y Spencer Dryden.

   

Jorma (en moto) y Jack en WoodstockEl otro tema de hoy es “The Last Wall of The Castle”, que revela a Jorma Kaukonen como vocalista y como el guitarrista más rápido de su tiempo (al menos en San Francisco). Jorma ya había mostrado su valía como vocalista en viejos temas de la banda, como “In the morning”, y tomaría tal alternativa en los temas de blues clásico ajenos o compuestos por él. Sin embargo, en esta ocasión, es un blues tratado a la manera del rock psicodélico y del rock duro: rock duro con todas las letras, ya que se apoya en el blues más puro:

The Last Wall of The Castle

Gone swirling tears came she went today;
Down Fallen years go by,
No place in learning how to cry; I went astray;
Understanding is a virtue, hard to come by
You can teach me how to love
If you’ll only try; So please!
Don’t give up so soon.

Sorry that I hurt her I went astray;
Hurt her mind and broke her heart
But there’s no stopping once you start; she went away;
Understanding is a virtue, hard to come by
You can teach me how to love
If you’ll only try; So please!
Don’t give up so soon.

I never knew you the way you are;
The Blinded bird is not sincere,
His flying’s done from only fear, he’s lost his star;
Understanding is a virtue, hard to come by
You can teach me how to love
If you’ll only try; So please!
Don’t give up so soon.

La última muralla del castillo

Las lágrimas vinieron arremolinándose cuando ella se fue hoy;/ los años pasan en caída,/ no cabe aprender a llorar; fui por mal camino;/ Comprender es una virtud, difícil de conseguir/ Puedes enseñarme como amar/ si sólo lo intentases; ¡así que por favor!/ No te rindas tan pronto.// Siento haberla hecho daño, fui por mal camino;/ herí su mente y rompí su corazón/ pero no se puede parar cuando empiezas; ella se fue;/ Comprender es una virtud, difícil de conseguir/ Puedes enseñarme como amar/ si sólo lo intentases; ¡así que por favor!/ No te rindas tan pronto.// Nunca supe la manera en la que eras;/ el pájaro cegado no es sincero,/ su vuelo se acabó sólo por el miedo, perdió su estrella;/ Comprender es una virtud, difícil de conseguir/ Puedes enseñarme como amar/ si sólo lo intentases; ¡así que por favor!/ No te rindas tan pronto.

Jorma Kaukonen

Worried man blues


Una canción tradicional que ha conocido varias versiones, de las cuáles, probablemente sea la del gran Woody Guthrie la más famosa:

Worried Man Blues

It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
I’m worried now, but I won’t be worried long.

I went across the river and I lay down to sleepFolksinger Woody Guthrie
Went across the river and I lay down to sleep
Went across the river and I lay down to sleep
When I woke up, put the shackles on my feet.

It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
I’m worried now, but I won’t be worried long.

Twenty-nine links of chain around my leg
Twenty-nine links of chain around my leg
Twenty-nine links of chain around my leg
And on each link was the initial of my name.

It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
I’m worried now, but I won’t be worried long.

I asked the judge, what might be my fine
I asked the judge, what might be my fine
I asked the judge, what might be my fine
Twenty-one years on the Rocky Mountain Line!

It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
I’m worried now, but I won’t be worried long.

The train that I ride, is sixteen coaches long
The train that I ride, is sixteen coaches long
The train that I ride, is sixteen coaches long
The girl I love is on that train and gone.

It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
It takes a worried man to sing a worried song
I’m worried now, but I won’t be worried long.

Blues del hombre preocupado

Esto lleva a un hombre preocupado a cantar una canción preocupada…/ Ahora estoy preocupado, pero no estaré preocupado mucho más.// Crucé el río y me tumbé para dormir…/ cuando desperté, pusieron grilletes en mis pies.// Estr.// Veintinueve eslabones de la cadena alrededor de mi pierna…/ y en cada eslabón estaba la inicial de mi nombre.// Estr.// Pregunté al juez, cuál podría ser mi condena…/ ¡Veintinueve años en la cordillera de las Montañas Rocosas!// Estr.// El tren en el que monto mide dieciséis vagones…/ la chica que quiero está en ese tren y se ha ido.// Esto lleva a un hombre preocupado a cantar una canción preocupada…/ Ahora estoy preocupado, pero no estaré preocupado mucho más.

Bells of Rhymney (poema de mineros)


Tyldesley_miners_outside_the_Miners_Hall_during_the_1926_General_StrikeEl poema que hoy traigo lo conocí, como tantas otras veces, a través de la música, en esta ocasión a través del gran trovador estadounidense Pete Seeger. La historia es ésta:

En 1926, debido a varias causas económicas, de la política económica del propio Churchill, y de los efectos de la I Guerra Mundial (cuyos efectos sobre la población obrera mundial deberían salir más a la luz), estalló en el Reino Unido un Huelga General, protagonizada sobre todo, por los mineros, que fracasó. El suceso ha tenido varios reflejos en la cultura popular, el más famoso quizás sea este poema que el poeta galés Idris Davies (Rhymney, 1905-1953) escribió reflejando el estado anímico de la minería de su ciudad, Rhymney, que nuestro gran Pete Seeger musicalizó poco después de la muerte del poeta galés:

The bells of Rhymney

Oh, what will you give me?
Say the sad bells of Rhymney.
Is there hope for the future?
Say the brown bells of Merthyr.
Who made the mine owner?
Say the black bells of Rhondda.
And who robbed the miner?
Say the grim bells of Blaina.

They will plunder willy-nilly,
Say the bells of Caerphilly.
They have fangs, they have teeth,
Shout the loud bells of Neath.
Even God is uneasy!
Say the moist bells of Swansea.
And what will you give me?
Say the sad bells of Rhymney.

Throw the vandals in court,
Say the bells of Newport.
All would be well if if if if if if…
Say the green bells of Cardiff.
Why so worried, sisters, why?
Sang the silver bells of Wye.
And what will you give me?
Say the sad bells of Rhymney.

Las campanas de Rhymney

Oh, ¿qué me daréis?/ Dijeron las tristes campanas de Rhymney./ ¿Hay esperanza para el futuro?/ Dijeron las campanas marrones de Merthyr./ ¿Quién hizo al propietario de la mina?/ Dijeron las negras campanas de Rhondda./ ¿Y quién robó a los mineros?/ Dijeron las graves campanas de Blaina.// Saquearán queramos o no,/ Dijeron las campanas de Caerphilly./ Tienen colmillos, tienen dientes,/ Dijeron las claras campanas de Neath./ ¡Hasta Dios está inquieto!/ Dijeron las húmedas campanas Swansea./ ¿Y qué me daréis??/ Dijeron las tristes campanas de Rhymney.// Lanzar a los vándalos en el tribunal,/ dijeron las campanas de Newport./ Todo estaría bien si, si, si, si, si, si…/ Dijeron las verdes de Cardiff./ ¿Por qué estáis tan abrumadas, hermanas, por qué?/ Cantaron las plateadas campanas de Wye./ ¿Y qué me daréis?/ Dijeron las tristes campanas de Rhymney.


La canción que Seeger hizo recibió varias versiones a lo largo de la historia. De todas ellas, quizás por ser una de las primeras, y aún de las primeras en clave de rock, destaca esta espléndida e impecable versión de los Byrds. Además, cuando los Byrds comenzaron a versionar en clave de folk-rock las canciones de Seeger, como ésta o “Turn! Turn! Turn!”, debido a la caza de brujas del fascista senador McCarthy, el gran trovador de los derechos civiles y laborales estaba vetado en la gran mayoría de medios de comunicación y poblaciones, incluso en el programa de radio que él había creado. Así que cuando los Byrds cantaron sus canciones fue como vengarle en cierta medida, hasta el punto que el mismo Seeger envió una carta al grupo agradeciéndoles su reconocimiento, lo cual viene a contradecir a los que sostienen que se enfadó con Dylan por la electrificación de sus canciones…

Benoit (Gwendal)


MENSAJE DE AÑO NUEVO

Hagan esta noche lo que quieran: quemen cosas viejas, pónganse ropas que traen suerte, brinden mirándose a los ojos, hagan sus propósitos, recen… Recurran a cualquier sortilegio que les haga sentir mejor, pero recordad siempre que no son más que paliativos, y que como dijo el poeta catalán Miquel Martí i Pol en su lengua “Quizás el secreto es que no hay secreto”…

No obstante, mis mejores deseos.

Knokin’ on Heaven’s Doors


dylan aliasPublicada en el disco de la banada sonora de la película Pat Garret & Billy The Kid (Sam Peckinpah, 1973) -ignorando si fue compuesta para la película o ya la tenía hecha anteriormente-, “Knokin’ on Heaven’s Doors” es una de las mejores canciones de Bob Dylan. Con esta sencilla y breve canción, Dylan parece volver a sus inicios, en un proceso en el que, tras su accidente en 1967, va abandonando planteamientos más progresistas para volver un poco a sus raíces folk y country. El tema ha sido versionado por multitud de artistas, algunas mejores, otras peores, algunas dignísimas y otras, sencillamente, deleznables; en esta entrada de la Wikipedia tenéis una relación de ellas: http://es.wikipedia.org/wiki/Knockin%27_on_Heaven%27s_Door

La canción, una especie de alegato pacifista que surgió cuando las viejas figuras del oeste se estaban poniendo de moda, es de una extrema sencillez, no exenta de una tremenda belleza, tanto lírica como musical.

Oír la canción original: http://www.bobdylan.com/#/songs/knockin-on-heavens-door

Knokin’ on Heaven’s Doors

Mama, take this badge off of me
I can’t use it anymore
It’s gettin’ dark, too dark for me to see
I feel like I’m knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door
Knock, knock, knockin’ on heaven’s door
Knock, knock, knockin’ on heaven’s door
Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Mama, put my guns in the ground
I can’t shoot them anymore
That long black cloud is comin’ down
I feel like I’m knockin’ on heaven’s door

Knock, knock, knockin’ on heaven’s door
Knock, knock, knockin’ on heaven’s door
Knock, knock, knockin’ on heaven’s door
Knock, knock, knockin’ on heaven’s door

Llamando a las Puertas del Cielo

Mamá, quítame esta insignia/ no puedo usarla más/ está oscureciendo, demasiado oscuro para que pueda ver/ Me siento como si estuviera llamando a las Puertas del Cielo.// Llamo, llamo, llamando a las Puertas del Cielo…// Mamá, pon mis armas en el suelo/ No puedo dispararlas más/ Esa gran nube negra está bajando/ Me siento como si estuviera llamando a las Puertas del Cielo.// Llamo, llamo, llamando a las Puertas del Cielo…

Copyright ©1973 by Ram’s Horn Music; renewed 2001 by Ram’s Horn Music

pat-garretY aquí está, sin duda, la mejor escena de la película, con la conmovedora actuación de Slim Pickens, como el sheriff Baker, y Katy Kurado como su esposa, ambientada con esta canción, para la que Dylan no sólo hizo la banda sonora, sino que actúa como Alias, uno de los amigos de “Billy el Niño”, encarnado por ese otro genio musical que se convirtió en actor, el cantante de country-rock Kris Kristofferson:

A %d blogueros les gusta esto: