Posts Tagged ‘Pi de la Serra’

La Hoguera (17-V-2015): Las elecciones


y2pozjAsA15_c1Bu5D62v1Ty9aJ-M5qIGqPT51Jlqs-Vc3AG5iRMX6y2a-DdWKiGElfGDPyUduJYaKJLtaGuu7W7giBVa-ORdjWx3fYx0U-OWIComo, a lo largo de estos años he hecho en el blog, este domingo trasplanté la idea de la contra-campaña electoral a la radio: no es una campaña a favor de un partido político concreto, ni una contra-campaña contra un partido político particular, aunque haya uno que reúna varias de las condiciones que criticamos. Se trata de un desahogo musical ante el peso de la campaña electoral municipal y autonómica en la que estamos inmersos hasta la semana que viene. Sobre todo, contra el estupor y la vergüenza ajena que nos produce ver las actitudes y declaraciones de ciertos candidatos: desde lo más clásico, como besar bebés y pasearse por mercados populares, en donde todo son sonrisas, saludos, ánimos y hasta besos indecentes, hasta las últimas modas, como poner un sofá en la calle en donde el candidato o candidata charla con los transeúntes, o el reparto de preservativos con la cara del flamante candidato impreso (en la caja). Las canciones que sonaron fueron éstas, por orden de aparición:

  • Chicho Sánchez Ferlosio: “Malditas elecciones”. Perteneciente al documental dramatizado por Els Joglars sobre el anarquista Buenaventura Durruti, Chicho interpreta el desencanto de la clase obrera hacia el Partido Socialista, como parte de la coalición de gobierno, durante el primer bienio de la II República, al ver que las reformas no se aplican en su totalidad; lo cual desembocaría en un desencanto que propiciaría el triunfo de la CEDA en 1934. A pesar de su marco histórico, lo relatado por Chicho en su canción, es perfectamente aplicable a cualquier gobierno, incluido el actual, que no es socialista.
  • Adolfo Celdrán: Vota bien y mira a quién. Parodiando, en cierto sentido, el tema “Habla pueblo, habla” del grupo Vino Tinto (NO JARCHA), que sirvió de banda sonora de campaña por el sí para el referéndum popular del proyecto de ley de la reforma política que el presidente Suárez realizó en 1976, Celdrán hizo esta canción de cara a las primeras elecciones para desenmascarar a los políticos franquistas que ahora pretendían presentarse como democráticos, y hacer campaña a favor de las formaciones izquierdistas.
  • José Afonso: Os vampiros. Nacida en la primera mitad de los años 60, la canción del gran cantante portugués, su primera canción comprometida en sentido estricto, retrataba a los plutócratas que rodeaban a la dictadura de Oliveira Salazar como vampiros de un cuento de terror: unos vampiros que, si eran invitados, lo comían todo. Por desgracia, es una canción que nunca ha pasado de moda, ni en Portugal ni en cualquier otra parte del mundo.
  • Pi de la Serra: Si els fills de puta volassin no veuriem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol). Basado en un refrán popular catalán, el gran Quico hace un repaso de muchas de las cosas que pasaban durante los últimos años de la dictadura y los primeros de la transición: algunas cosas ya no pasan, por suerte; pero pueden ser sustituidas por otras como los desahucios y los suicidios (suicidios, diríamos, inducidos); y otras permanecen invariables. Ya antes de la llegada del punk, un grupo de intérpretes inventaron las canciones de cagarse en todo. Aquí le puedes escuchar en una actuación en Madrid, en 1976.
  • Lluís Llach: Cançoneta (La gallineta). Un poco con el mismo espíritu, el genial Llach nos cuenta la historia de una gallina, tal vez la de los huevos de oro, que se cansa de que le quiten los huevos y la tengan encerrada en un gallinero, y dice basta. Es una canción que, desde su grabación en 1972, ha podido servir para todo: esa gallina puede ser el pueblo, la clase trabajadora, las mujeres, los homosexuales, etc.
  • Patxi Andión: Todos menos yo. Basándose en la melodía de “Vesoul” de Jacques Brel, Andión, escarmentado de las primeras elecciones, presenta a éstas como un circo en donde se verá lo inédito y se oirá lo inaudito. Los candidatos disfrazan sus intenciones, mientras otros rezan por la resurrección de lo irresucitable; explotando los tópicos que ciertos políticos recitan una y otra vez, como una oración religiosa, Patxi advierte que el papel del ciudadano en esta función se reduce a depositar un papel y luego nada más, hasta dentro de cuatro años.
  • Country Joe & The Fish: Not so sweet Martha Lorraine. Todavía no he llegado a saber quién cuernos es Martha Lorraine, aunque intuyo que debió ser una conservadora señora, más o menos metida en la política de los Estados Unidos en los años 60; hay cierta descripción de lo que hace y dice que nos recuerda mucho a algunas candidatas de la escuela Thatcheriana.
  • Barricada: “No pongas el culo”. El gran grupo de rock nos advierte con estas palabras a no bajar la guardia y a no ceder un ápice: se empieza cediendo un poco, y se acaba, económica y políticamente, sodomizad@.
  • Barón Rojo: “El presidente”. José Luis Campuzano “Sherpa”, miembro de la mítica banda Barón Rojo, cuenta que, al negarse a aceptar la oferta del PSOE para amenizar su campaña, debido, entre otras cosas, a la cláusula de exclusividad incluida en el contrato (que no podrían apoyar a ninguna otra formación política), desde la crítica de El País se les hizo una campaña de descrédito impresionante que dificultó realizar su trabajo. El presidente del que hablan Barón Rojo, lógicamente, es Felipe González, pero la descripción que de él se incluye es aplicable a cualquier presidente que hayamos tenido en los últimos 30 años hasta hoy.
  • Boikot: “El Estado del malestar”. La excusa de los gobiernos, en situaciones de crisis económica, para exprimir a la ciudadanía, ha sido eso de poder mantener el Estado del Bienestar: totalmente contradictorio que para mantener algo que nos haría estar bien, tengamos que estar mal, con eso con que se dio en llamar “apretarse el cinturón”. Pero la indignación crece cuando a los ciudadanos se les exigen sacrificios insoportables mientras los políticos hacen alarde de posesiones o gastan dinero público en obras absurdas y sin sentido.
  • Eskorbuto: Ya no quedan más cojones. Imprescindible canción a la hora de hacer un programa crítico con el fenómeno electoral. En esta ocasión, precedida por la célebre intervención de José Antonio Labordeta: un ejemplo de político honrado que trabajó siempre para sus paisanos; nos consta de que hay muchxs como él, aunque sólo aparezcan en los medios si hacen tanto ruido como el “a la mierda”, mientras llevan a El hormiguero a Esperanza Aguirre, Cristina Zifuentes, Pedro Sánchez y otros políticos amigxs del postureo, de la foto… del populismo.

Escuchar:

http://www.ivoox.com/hoguera-elecciones-audios-mp3_rf_4507581_1.html

http://www.getafevoz.es/programas/la-hoguera/

Anuncios

Miquel Porter’s “Lletania”, a lost song sung by J. M. Serrat


The Els Setze Jutges' 1st poster: Remei Marguerit, Miquel Porter, Delfí Abella, Josep Maria Espinàs & Pi de la SerraProbably it was at the beginnings of 60s when three members of the Setze Jutges (Cat. “Sixteen Judges”), Miquel Porter (singer and songwriter), Lluís Serrahima and Jaume Armengol (musician) wrote this curious and risky song: it’s a song that tells the recent Spanish history as it was a travel in train. However, the lyric was too clear, and therefore, too risky to even try record it (censorship never would allow it)… And the song stayed forgoten til 1996, when Joan Manuel Serrat recorded the soundtrack of D’un temps, d’un país (“Of a time, of a country”, title of a Raimon’s song, included on the LP): a record where the great Catalan songwriter makes covers of some of the most emblematic songs of the Nova Cançó Catalana (Cat. Catalan New Song): from the sobriety of Setze Jutges to the experiments of the movement Música Laietana, passing through the folksingers and folk groups. This is a lesson of History:

Lletania

Tot canvia, res canvia,
mira el tren, mira la via.
Si t’ho penses i bé observes,
ja sabràs filosofia.

Mil discursos, pocs recursos,
és el pa de cada dia.
Sols Espanya, qui ho diria,
vol ser sola i no canvia.

Monarquia, oligarquia,
dictadura, cara dura.
Barret frigi sens prestigi
i després vingué el prodigi.

Una guerra que ho esguerra
i un cabdill que adoptà un fill:
un jove de molta empenta
a qui li faltava un grill.

Hi ha feixistes i papistes,
i un grapat de llargues llistes,
rabassaires, mercenaris
i gents que resa rosaris.

Hi ha carlistes i marxistes,
i també alguns optimistes,
policies i espies,
i gent que no té manies.

I "la no intervención"
i "los del Real Perdón".

I segueix la llarga cursa,
que s’allarga i que s’escurça,
de corsaris i falsaris,
i visites a altres barris.

Els que passen la frontera
fent el salt de la pantera,
ben folrada la cartera,
foten "tiros" pel darrera.

Les rates de sagristia,
considerada gent pia,
i, ¡ai vés qui ho diria!,
fins i tots la meva tia.

I segueix la lletania
de l’amor, la mort i els dies.

Litany

D'un tempsEverything changes, nothing changes,/ look at the train, look at the railway./ If you think about it and you watch well,/ you shall know philosophy.// A thousand of speeches, little resources,/ that’s our daily bread./ Only Spain, who would have thought,/ wants to be alone and is not changing (1).// Monarchy, oligarchy,/ dictatorship, cheeky,/ Phrygian cap (2) without prestige/ and later came the prodigy (3).// A war that spoil it,/ a chieftain (4) that adopted a child:/ a young man with a lot of spirit/ who had a crew loose.// There are Fascists and Papists,/ and a bunch of large lists,/ landlords (5), mercenaries/ and folks who say the rosary.// There are Carlists and Marxists,/ and also some optimistists,/ policemen and spies,/ and people that has no shame.// And the “Non Intervention”/ and those of the “Royal Pardon”.// And continues the large curve,/ lenghtening and shortening,/ of corsairs and forgers,/ and visits to other neighbourhoods.// Those that cross the border/ do the panther’s jump,/ the wallet well covered,/ *fuck the shooting behind*.// The sacristy rats,/ considered as pious folks,/ and, you see who would have thought!,/ even my aunt.// And continues the litany/ of the love, the death and the days.

Miquel Porter – Lluís Serrahima – Jaume Armengol

(1) After the defeated of the Axis countries in the II World War, Franco’s was the only standing “allie” of Germany (see http://en.wikipedia.org/wiki/Spain_in_World_War_II). During a time, Franco wished to be in peace with the winners, but in front of the threats of some democratic and socialist countries, and, in the other side, the demanding of a change into a more democratic regime, the dictator summoned to great shows of patriotism against foreigner intereferences, although at the same time, he made a little changes… Later, with the US president Eisenhower’s visit to Spain, the Francoist regime was, finally, recognized by the Nations Society.

(2) As in other countries, the Phrygian cap was the symbol of Republican and, also, Catalanists.

(3) These lines describes the last days of Alphons XIII’s reign, that, due to the national troubles, took place to the General Miguel Primo de Rivera’s dictatorship (1923-1930), and finally the advent of the II Spanish Republic.

(4) It’s not casual that the word used is cabdill, “caudillo” in Spanish: that was Franco’s sobriquet, equivalent to German Führer and Italian Duce.

(5) The Catalan landlords, cat. rabassaires, were opnely conservatives.

And here’s Joan Manuel, alive with buddy Francesc “Quico” Pi de la Serra, in the 2009 concert Luchando contra la desmemoria (Fighting against forgetfulness):

Translation to Spanish:

https://albokari2.wordpress.com/2007/02/20/lletania/

“Siempre he creído que es una cagada el invento de la propiedad privada”


430951_10150650455426145_52290046144_11445564_1587073710_nEn primer lugar, aclaremos conceptos: nunca he estado totalmente del lado de nadie en este asunto. Los argumentos de la SGAE son válidos en cuanto defienden la retribución por el trabajo, no solamente a los cantantes/ autores y directores y actores de éxito, sino a todos aquellos que participan en la elaboración de un disco (músicos, técnicos, etc.) y cantantes que no son tan “grandes”; debemos desterrar una idea: en España muy poquita gente vive plenamente de la música popular, y no todo el que canta tiene un jet privado, un yate, una mansión, etc., al igual que pasa en el cine. Pero el asunto de las descargas también tiene sus argumentos válidos, que son en los que más me voy a explayar, pero desde mi punto de vista. Ahora bien, los argumentos de uno y otro lado han sido frecuentemente empañados por las opiniones vertidas por algunos de sus representantes, muchas veces autoproclamados, que defendían su posición desde posturas tremendistas y con argumentos demagógicos. El escándalo producido en la SGAE (y otras cosas que me cuentan) pareció dar la razón a los defensores de las descargas gratuitas, mientras que el cierre de Megaupload y la detención de su dueño (que ha sido por fraude fiscal, y no por violación de los derechos de autor) alimentó las razones de sus detractores, y vimos maravillosas noticias que auguraban que con la caída de la página los usuarios comprarían discos como locos e irían al cine como si realmente en este año fuera a acabarse el mundo… Pero ¡vanas esperanzas! Otra cosa sería el dinero que estas páginas sacan con la publicidad inserta, pero ése es un asunto del que yo no entiendo gran cosa… Yo, sencillamente, pienso que si se aparcara a los cantamañanas tremendistas y demagogos, que aplican muy gratuitamente el insulto “fascistas” (o incluso “comunista” aplicado como insulto) a quien defiende la postura contraria, se podría llegar a un acuerdo de mínimos muy beneficioso, tanto para los productores como para los consumidores.

bannerCuando yo no tenía internet, pensaba que era el demonio que iba a acabar con la comunicación humana… Un pensamiento muy erróneo por mi parte, y arrepentido de haberlo tenido al descubrir que, actualmente, ciertos culturetas e intelectualoides, a los que no sólo no respeto sino que siento un profundo desprecio hacia ellos, son los que defienden este argumento (mientras, a su vez, abren blogs y páginas webs); en mi caso sirvió para dos cosas: encontrarme con gente muy interesante que, de otra manera, nunca hubiera conocido, y, por otra, ampliar mis conocimientos de muy diversas maneras. Es decir, considero internet como una gran biblioteca, y no como el demonio que acabará con la humanidad a base de descargas ilegales y pornografía. Internet no es una entidad absoluta, sino relativa, y puede ser tan buena o tan dañina como el uso que se le dé. Con las descargas gratuitas o con las diversas páginas en las que puedes compartir de una manera u otra pasaría algo parecido: muchos de sus detractores o no las conocen, o actúan de una manera bastante hipócrita. El caso es que esas páginas y programas de descargas o de compartir contenidos diversos tienen esa misma propiedad: son herramientas, ni buenas ni malas en sí, y en ellas no sólo se comparte lo último que se esté haciendo, sino cosas que de otra manera no podrías encontrar. Un caso: de no haber sido por un usuario de youtube, no podríamos escuchar a toda una cantante y actriz brechtiana, Kate Kühl, cantar el desgarrador poema sobre Marie Sanders:

Éste es sólo un ejemplo: gracias al compartimiento de contenidos, tenemos accesos a cosas muy viejas, descatalogadas, o a cosas muy remotas, como pueden ser un hipotético cantautor vietnamita de estilo “Donovan”, un grupo checo de hard folk-rock celta (Hakka Muggies) o un montón de contenidos históricos a los que de otra manera no tendríamos acceso. Pero tampoco hace falta irse muy lejos: en nuestro país, un montón de productos, interesantes por su valor tanto artístico como histórico, se pudren en las despensas sin que nadie se atreva a re-editarlos por el riesgo de la pérdida de capital. Es el caso de dos grandes discos: la Cantata del exilio y Canciones de cárcel de Ho Chi Minh. De estos dos discos, injustamente olvidados, tengo el permiso verbal de sus creadores de compartirlo con el mundo entero:

https://skydrive.live.com/?cid=61e9b08cebcbe7ee#cid=61E9B08CEBCBE7EE&id=61E9B08CEBCBE7EE!3883

Pues yo, señor, en cuanto tengo oportunidad, pido permiso a sus creadores, permiso que por ahora nunca me ha sido denegado, y es que las descargas gratuitas y las páginas de compartir contenidos, no sólo han arruinado a gentes, sino que, por un lado, nos ha permitido rescatar ciertos productos del olvido, y, por otro, les ha dado a muchos jóvenes creadores dar a conocer su trabajo de una manera que les era denegada por las empresas que denuncian sus pérdidas. Y son muchos los creadores, de ayer y de hoy, que cuelgan sus trabajos en dichas páginas, porque de otra manera permanecen en el olvido o en la ignorancia… No se trata muchas veces de convertirse en Elvis Presley.

Sobre esto, sobre compartir la producción, el gran Pi de la Serra hizo una interesante canción, creo que no muy vieja, aunque en su principio tal vez no tenga mucho que ver con esto:

Cançó mansa

No et preocupis si m’acosto
i et canto en to mes dolç però no trist,
que la cançó torni mansa
la bèstia que portem dins.
Deixa reposar la mà,
el ritme s’ha fet mes lent
i jo tranquil·lament
em faré transparent
o potser més present.

Com una imatge imprecisa,
com una còpia amb paper carbó,
tons menors que es vaporitzen
fent-se càlida foscor,
fent-se ombra de carreró.

Caldria que discutíssim:
si la mateixa cançó
la escolten dues persones,
pot tornar-se dues cançons?
A mi em complau i m’agrada.
Sempre he cregut que és una cagada
l’invent de la propietat privada;
de tothom és la tonada.

Com una imatge imprecisa,
com una còpia amb paper carbó.

http://www.cancioneros.com/nc/3374/0/canco-mansa-francesc-pi-de-la-serra

Canción mansa

No se preocupe si me acerco/ y te canto en tono más dulce pero no triste,/ que la canción vuelve mansa/ la bestia que llevamos dentro./ Deja reposar la mano,/ el ritmo se ha hecho más lento/ y yo tranquilamente/ me haré transparente/ o quizás más presente./ Como una imagen imprecisa,/ como una copia de papel carbón,/ tonos menores que se vaporizan/ haciéndose cálida oscuridad,/ haciéndose sombra de callejón.// Sería necesario que discutiésemos:/ si la misma canción/ la escuchan dos personas,/ ¿puede convertirse en dos canciones?/ A mí me complace y me agrada./ Siempre he creído que es una cagada/ el invento de la propiedad privada;/ de todos es la tonada.// Como una imagen imprecisa,/ como una copia de papel carbón.

Pi de la Serra

NOTA final: a ver cuando un gobierno se digna de poner a un ministro de Cultura decente, que de Sinde a Wert lo llevamos claro, no sólo en este asunto…

Petrodólares para el Niño Jesús


Hoy, en vez de traer un tradicional villancico sobre la Noche de Reyes, también llamada –en desuso- Epifanía, traigo algo más crítico, que de manera simbólica puede tener relación con la pérdida de la inocencia que suele producirse por estas fechas, cuando le consideran a uno mayor ya para creer en los cuentos de hadas, y, en cierto sentido, esto va contra un cuento de hadas de “buenos” y “malos” que nos vienen contando desde hace mucho tiempo.

Leonardo_da_Vinci_-_Adorazione_dei_Magi_-_Google_Art_ProjectPara nadie es ya un misterio que las guerras que se han venido produciendo a lo largo del siglo XX y principios de este siglo XXI en el Oriente próximo, desde la época de la colonización y descolonización (siglo XIX y antes hasta casi finales del siglo XX), pasando por las dos guerras mundiales, la del Golfo de los años 90, el conflicto árabe-israelí de los 70, el palestino-israelí actual desde hace tiempo, y las dos vergonzosas últimas guerras en Iraq y Libia, con la inquietante tensión con Irán, ha sido por causa del abastecimiento de combustibles fósiles y, por tanto, promovidas por las grandes petrolera estadounidenses (nota: estas personas estuvieron incluso presentes en la guerra civil española, apoyando a “quien tú ya sabes” para que acabara con “those fucking reds”, etc., regalándole combustible para sus aviones alemanes y sus tanques, etc.). La cuestión, pues, como con otros Estados del mundo relativamente recientes -es decir, surgidos la mayoría de la descolonización, paradójicamente igual que ellos-, es que la relación de Estados Unidos con los países árabes y norte-africanos poseedores de petróleo se ha basado, básicamente, en el acceso o no que las empresas estadounidenses tenían a las fuentes de petróleo, y viceversa, algunos de estos países, bastante tradicionalistas, ha sido igual: petróleo por dinero. De esta manera, si un mandatario de estos países negaba el acceso ha dichas fuentes de alguna manera, caía en desgracia y se le declara la guerra o se le pone una revolución ¿popular? para procurarse un gobierno más proclive al comercio. Ésta ha sido una técnica relativamente recientes, cuyo inmediato principio histórico está en el año 1973, en la Crisis del Petróleo, cuando los países árabes que formaban la OPEP (Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo) decide sancionar a aquellos países que, durante la guerra que enfrentó a Israel con Siria y Egipto, apoyaron a Israel, restringiendo el acceso a sus recursos petrolíferos: ahí, los países occidentales, liderados por el más occidental de ellos, se dieron cuenta de que quien controla la fuente tiene el poder; y entonces se crea una estrategia de guerras secretas, cuyo procedimiento era el de infiltrar agentes secretos o mercenarios que promovieran la caída de países hostiles o potencialmente hostiles: de esta manera, un tal Sadam Hussein se hace con el poder en Iraq, y casi al mismo tiempo lo hacía en Libia Gadafi, recientemente caído en desgracia también; la dictadura del Sha de Persia, antiguo aliado, no tan democrático como se quiere hacer creer ahora, cae, e Irán pasa a ser gobernada por el movimiento tradicionalista de los ayatollahs; se promueve una guerra de índole colonial en Afganistán, en poder de la Unión Soviética (traicionando el espíritu anti-imperialista del marxismo), favoreciendo a los movimientos extremistas de los que devendrán los infames talibanes; y también fue un agente de la CIA un niño pijo saudí que iba a las fiestas de Marbella con su atuendo setentero a la moda, llamado Osama Bin Ladin… He aquí el monstruo de Frankenstein: cuando a finales de los 70, estos nuevos gobiernos y movimientos rebeldes se OPEP: los magos del petróleorevuelven contra sus “creadores”, aparece el enemigo que habrá de sustituir al comunismo soviético una vez que su bloque se desmorona: el integrismo musulmán. En una guerra no declarada, como ha sido siempre, ambos bandos, el occidente imperialista y el oriente de primacía musulmana, se arropan con grandes palabras y principios como “dios”, “patria”, “libertad”, “democracia”, “el Gran Satán”, “los enemigos de la democracia y la libertad”, etc., para enmascarar un propósito mucho más terrenal… Y así, hoy como ayer, la relación entre Estados Unidos y los países árabes viene marcada por las relaciones de mercado; y así, hay países que pasan por el aro, como Kuwait o Arabia Saudí, por la conveniencia, y otros que no –cosa que no quiere decir que sean buenos gobernantes los suyos-. Y de esto hablan satíricamente nuestras tres canciones de hoy.

La primera de ellas, es de 1973, cuando se lanzó un disco “a traición” llamado Todo está muy negro, que estaba compuesto por canciones de diversos cantautores, siendo las más numerosas las del grupo satírico Las Madres del Cordero (al que no se le comunicó ni siquiera la intención de lanzar las canciones que habían grabado, y por eso lo calificaron de disco a traición). Una de estas canciones era la de un cantautor principiante llamado Luis Pastor, que ya entonces, con una letra de Víctor M. Arbelda, satirizaba con este tema de las relaciones entre los Estados Unidos y los Estados árabes, petróleo mediante, con la historia de los reyes magos de fondo:

Los magos del petróleo

Tres Reyes Magos desde el oriente
buscan el oro de occidente.
Hecha con dólares está la estrella,
ninguno puede viajar sin ella.
Washington es Jerusalén
y Nueva York, Nuevo Belén;
allá está el dios de los banqueros,
cantan los ángeles sus dividendos.
Allí le ofrecen incienso y oro,
hambre del pobre, que es su tesoro;
y aunque haya muertos de hambre en oriente,
siempre hay petróleo para occidente;
y aunque haya muertos de hambre en oriente,
siempre hay tres reyes condescendientes.
Siempre hay tres reyes condescendientes…

Letra: Vícto M. Arbelda

Música: Luis Pastor

También utilizó esta imagen el gran Pi de la Serra en su “Oració” del año 79, cuando dice en su lengua: “Dentro de un establo ha nacido completamente solo/ es la Epifanía campanas al vuelo,/ los reyes del petróleo ya han llegado,/ pero hay uno que es negro y va en desacorde”:

http://www.goear.com/listen/9d9177a/oracio-pi-de-la-serra

Y, bueno, no es que se sirvan de la historia de los reyes magos, pero me niego a resistirme a poner este furioso tema del mítico grupo de heavy español Obús, de su primer disco Prepárate (1981):

Petrodólares

Forrando sus aviones de oro puro
Reluciendo brillantes y rubíes
Paseándose en rolls royce lunes y martes
Y en cadillacs flamantes los demás

Como la espuma sube
Son los reyes de este mundo
El oro negro es su poder

Como la espuma sube
Cada día más y más
Son los reyes del petróleo y del dólar
Vistiendo como auténticos mendigos
Manejando a su antojo a los demás
Recobrando el poder de sus abuelos
Bañándose en el más caro champán

Como la espuma sube
Son los reyes de este mundo
El oro negro es su poder

Como la espuma sube
Cada día más y más
Son los reyes del petróleo y del dólar
No saben ya que hacer con el dinero
No saben que pedir ni que comprar
Se encuentran de repente entre las garras
De un monstruo que todo lo puede dar

Como la espuma sube
Son los reyes de este mundo
El oro negro es su poder

Como la espuma sube
Cada día más y más
Son los reyes del petróleo y del dólar

Petrodólares
Petrodólares
Petrodólares

http://www.lyricstime.com/ob-s-petrod-lares-lyrics.html

Canciones de la victoria: la muerte del general


Sortirem al carrer… i una gentada,
es fondrà en salts de joia i alegria,
i el Sol resplandira radiant i amb força,
i el festeig durarà quatre setmanes,
una gresca a nivell estatal,
quan es morin el burro i l’àguila reial.

El burro i l’àguila”, Pi de la Serra

ffmuerEn abril de 1939, el general Francisco Franco, elegido por sus compañeros de armas como jefe supremo de los ejércitos y, por lo tanto, cabeza de la sublevación fascista contra la legalidad de la república (y realizando, además, una cierta depuración de las cabezas de las principales fuerzas fascistas-reaccionarias), firmaba el último parte de guerra, dando por concluida la sangrienta guerra civil y afirmando su victoria. Se autoproclama jefe supremo del Estado y comienzan cerca de 40 años de estado totalitario represor. Con la caída de sus antiguos aliados, la Alemania nacional-socialista de Hitler y la Italia fascista de Mussolini, Franco, que había declarado primero la no beligerancia y después la neutralidad (más bien, como parece ser cierto, fue obligado a ello por Hitler, que no quiso ni oír las condiciones y demandas imperialistas de su primo español sobre Marruecos y Gibraltar), destierra estandartes, ministros, generales germanófilos, camisas azules y toda la parafernalia fascistoide al baúl de los recuerdos (sacándolo de vez en cuando), definiendo su dictadura como totalitaria, anticomunista y nacionalcatolicista para, con la ayuda del dictador vecino Oliveira Salazar y del Vaticano, conseguir ser respetado por los vencedores y que éstos desoyeran a otras naciones, antiguas aliadas de la República, como México, que exigían una acción contra él. Tras tiras y aflojas, llamamientos de “fervor patriótico”, etc., su régimen acabaría siendo reconocido por la mayor parte de las fuerzas occidentales, sobre todo cuando el presidente de Estados Unidos, Dwight Eisenhower visita España y reconoce al régimen de Franco como un aliado a tener en cuenta en la lucha contra el comunismo internacional, obteniendo a cambio terrenos españoles para instalar bases militares. Sobre la figura de Franco ya hablé en otro lugar con más o menos acierto.

97303_fusilados_751En 1975, la de Franco es –creo- la última de las dictaduras fascistas, creadas en la primera mitad de siglo, de Europa, habiendo creado escuela en Latinoamérica. Para entonces, el general era un anciano decrépito que padecía párkinson, lo cual no le impedía firmar las cinco últimas condenas a muerte de su sangriento mandato con su temblorosa mano, desoyendo las peticiones internacionales, incluida la del papa Pablo VI, la del conde de Barcelona –padre del actual rey- y la de su propio hermano. En cierto sentido, el desequilibrio en su salud que le produjeron esas jornadas, fueron las que le llevaron a una lenta y agónica muerte, aunque fuera en su lecho.

El 20 de noviembre de 1975 el titular de la prensa (incluso de la deportiva) era unánime: “Franco ha muerto”; el general había muerto, pero no el franquismo, y la incertidumbre sobre el futuro reinaba, pues oficialmente la dictadura debía seguir bajo el mandato del príncipe Juan Carlos. Afuera, en otros países, paisanos y afines lo celebraban con champán y con antiguas canciones; adentro, la prudencia reinaba´, aunque todos sufrían un ataque de alegría contenida y de esperanza.

1Franco había muerto, pero no el franquismo: sus instituciones y métodos seguirían vivas durante un tiempo, garantizados por el entonces presidente del gobierno, Carlos Arias Navarro, el ministro del interior Manuel Fraga Iribarne, y los políticos reunidos bajo el llamado búnker (la facción más dura e inmovilista del franquismo): el Tribunal de Orden Público (TOP) y los mandos policiales –la Brigada de lo Político-Social- y del ejército (siempre dispuesto con la mano en la pistola), junto a las organizaciones paramilitares de ultraderecha. La censura seguía viva y operante en los primeros años, siendo abolida en 1977, pero teóricamente: en teoría se puede publicar cualquier cosa, pero en la práctica las prohibiciones estaban a la orden del día, y eran muchos los cantautores que no podían actuar. Por esa razón, la literatura que se alegraba de la muerte de Franco tenía que estar un poco vedada, pues aún era innombrable. Por ejemplo, este poema de Jesús López Pacheco, “Deshonras fúnebres por Francisco Franco” lleva firma de 1979, y la canción más famosa sobre el tema, “Adivina, adivinanza”, de Joaquín Sabina, es ya de los 80:

No obstante, a pesar de las prohibiciones, censuras medio operantes, etc., hubo quien se atrevió a expresar la alegría por el hecho muy tempranamente, y a declarar que, básicamente, “el muerto al hoyo”. Fue el caso de Luis Pastor, que cantaba esta canción allá por 1977, fecha de la edición del disco Nacimos para ser libres, una canción en la que Pastor resumía las esperanzas de muchos. Escuchar: http://www.goear.com/listen/3548c79/estan-cambiando-los-tiempos-luis-pastor

Están cambiando los tiempos

Por mucho que a algunos pese
los tiempos están cambiando:
están cambiando los tiempos,
¡agárrense que aquí vamos!
Han sido tiempos sombríos
y aún no son los tiempos claros,
pero soplan nuevos vientos:
parece que respiramos.

Están cambiando los tiempos,
están cambiando ¡qué bueno!
Por mucho que le llaméis
no saldrá del agujero.

Tanto monta monta tanto
Isabel como Fernando,
pero sobre nuestros hombros
no montarán más tiranos.
Todo ha de tener su tiempo,
su momento sin reparo;
el tiempo de pedir pasó:
momento es de que exijamos.

Están cambiando los tiempos…

Exijimos lo que es nuestro,
por lo que siempre luchamos:
la libertad, la razón,
derecho a vivir sin amo.
Exijimos lo que es nuestro,
lo que siempre nos negaron:
los medios de producción,
la flor, el pan, el trabajo.


Sin embargo, tal vez hablando de otra cosa (tal vez del Portugal salazarista), o quizás expresando un deseo muy esperado, un hombre se anticipó un año a los acontecimientos: en su disco de 1974, Triat i garbellat, el genial Quico Pi de la Serra cantaba una canción metafórica que era bastante reconocida y que era de las más esperadas en sus conciertos: la matanza del cerdo…

La matança del porc

Avui és la diada de matar el porc
que hem anat engreixant des de fa massa anys
amb llet de la més bona, amb tomàquets de l’hort,
amb la millor farina, patates i ous.

La porca està trista i nosaltres contents,
ja no passarem gana per un quant temps,
ja no passarem gana per un quant temps.

Poseu-hi unes graelles i un bon suport,
feu una gran foguera d’alzina i pi,
rustiu-lo i xisclarà, senyal que no és ben mort,
afanyeu-se que bufa vent de garbí.
Quan no li quedi un pèl, feu-li un gran tall al coll,
i amb la sang que li ragi n’ompliu un doll,
i amb la sang que li ragi n’ompliu un doll.

Puix ja de panxa en l’aire el col·loqueu,
amb la daga més fina obriu-lo en canal,
netegeu-li els budells i tot el que hi trobeu,
talleu la carn rosada i poseu-la en sal.

La porca està plorant, nosaltres rient,
ens menjarem la llengua del seu parent,
ens menjarem la llengua del seu parent.
Demà hi haurà bon tall, s’ha acabat la fam,
demà passat fuet i després pernil,
i quan s’acabi el porc hi passarà la porca
i després els gorrins i tots els porcs del món.

Avui és la diada de matar el porc.
És la diada de matar el porc.
Matar el porc.

La matanza del cerdo

Hoy es el día de matar al cerdo/ que hemos estado engordando desde hace ya muchos años/ con leche de la más buena, con tomates de la huerta,/ con la mejor harina, patatas y huevos.// La cerda está triste y nosotros contentos,/ ya no pasaremos hambre por mucho tiempo…// Ponerle unas parrillas y un buen suporte,/ haced una gran hoguera de encina y pino,/ asadlo y chillará, señal de que no está bien muerto,/ daos prisa que sopla el garbino.// Cuando no le quede un pelo, hacedle un gran tajo en el cuello,/ y con la sangre que mane llenad un botijo…// Después ya de panza al aire colocadlo,/ con la daga más fina abridlo en canal,/ limpiadle los intestinos y todo lo que encontréis,/ cortadle la carne rosada y ponedla en sal.// La cerda está llorando, nosotros riendo,/ nos comeremos la lengua de su pariente…// Mañana habrá buen tajo, se ha acabado el hambre,/ pasado mañana fuet y después jamón,/ y cuando se acabe el cerdo pasará la cera/ y después los gorrinos y todos los cerdos del mundo.// Hoy es el día de matar al cerdo./ Es el día de matar al cerdo./ Matar al cerdo.

Pi de la Serra

La policía está al servicio de los ciudadanos… ¡Salta, payés, que no ha sido nada!


Chico que por impedir la agresión a dos mujeres iba siendo apaleado en el trasero mientras intenta marcharse de allíCon gran preocupación he estado observando los acontecimientos de estos días, en los que la policía antidisturbios parece a menudo extralimitarse en sus funciones. Muchas de mis impresiones las dejé plasmadas en una entrada anterior, en la que ya criticaba un poco todo esto. Nunca he entendido el porqué hay manifestaciones que acaban felizmente, y otras, sencillamente, a la menor provocación se sacan las porras, se cortan calles, y, encima, se arremete muchas veces contra ciudadanos (¡y periodistas!) inocentes… El porqué ocurre esto, cuáles son los parámetros para intervenir con violencia, es algo que deberíamos preguntar a los altos mandos, a los delegados del Gobierno, y a los consejeros que tienen algunas comunidades autónomas y al propio ministro del interior. Durante la marcha laica (en la que yo no insulté a nadie, salvo que éste me insultara –sí, señores- antes) vi escenas surrealistas, como detener a un chico sólo por pasar por donde “no debía”, o ver a toda una fila de antidisturbios vigilando una calle completamente vacía (salvo personas que hablaban entre ellos en las aceras).

Daniel Nuevo, el hombre que tomó esta foto, fue inmediatamente agredido sin haber proferido insulto, provocación o agresión por su partePero pongámonos por un lado del lado del policía, imaginando que sólo le mueve el cumplimiento de las órdenes recibidas… Dicen, y comparto, que están hartos de que se les insulte, aunque esos insultos son inspirados por actuaciones anteriores, y últimamente los insultos no han sido tan masivos como se dice. Pero ahora bien, ¿de dónde vienen a menudo esos insultos? Que no digo siempre, pero, gracias a los medios de los que hoy disponemos, muchas de las acciones que antes eran simplemente sospechas o rumores por parte de quienes no lo veíamos directamente, han quedado al descubierto. Veamos este ejemplo de Valencia, en el que un infiltrado de la policía es quien está incitando al insulto e incluso a la violencia:

Con este vídeo, lo único que se prueba es que sólo necesitan la excusa de las provocaciones y los insultos para actuar foto de Arturo Rodríguez: algunos manifestantes plantan cara a la policía con su propio cuerpocon violencia. Si es por deslegitimar una protesta en concreto, ¿qué intereses hay detrás de esto? Así que, para los amigos contestatarios, la próxima vez, venga de quien venga –sea infiltrado o no-, no hagáis caso de las personas que os están pidiendo una acción más o menos violenta: quizás, aunque no os guste, les estaréis haciendo el juego y dándoles la satisfacción. Aunque otros vídeos demuestran como a veces ni siquiera incitan, sino que empiezan ellos con los desórdenes. No voy a reproducir aquí los vídeos y fotos, más que nada porque son ya de sobra conocidos por todos (me hubiera gustado poner una foto que me ha causado particular vergüenza, pero por el copyright no ha sido posible; no obstante es ésta: http://gabrielpecot.photoshelter.com/gallery-image/WYD-Spain-2011/G0000guoFfgblmC4/I0000N7alcI5zcho): añado a ellos el estupor que me produjo cómo un policía, sin mediar provocación hacia él, tiraba del pelo a un vecino mío que se había enfrentado a otros polis (cosa que no apoyo, ya que de ello no sacas más que esto) debido al registro realizado a otros chicos de mi ciudad (que no sé exactamente lo que habían hecho, porque no daban explicación alguna a pesar de los buenos modos de mi colega), y yo, al ver esto lleno de rabia –insisto, a éste no se le había dicho ni hecho nada-, al pasar a su lado, no recuerdo si para evitar una agresión hacia mí, o desafiándole, o pidiéndole calma, me limité, ante su sorpresa (¿por qué?), a caminar pasando a su lado con la mano alzada a medio cuerpo… No pasó nada (mejor para él). Pero he visto cosas en ellos que me han avergonzado de sobremanera, como no me pasaba desde que vi cómo, durante las protestas contra la guerra de Iraq, a la petición de ayuda sanitaria para una chica, el agente de turno respondía con un tremendo golpe en la cabeza de la chica (vídeo que, creo, sigue existiendo), y creo que ya ni siquiera necesitan una excusa, pero… ¡Vaia ó Demo! Yo también he sido insultado en numerosas ocasiones por gentecilla cualquiera, y aguantado las miradas de odio de aquellos que nos protegen y, teóricamente, nos sirven, incluso he intuido sus murmullos y miradas de reojo con desdén (y siempre pensando, “si me quieres aquí me tienes; si me das, no te aseguro que no vaya a devolvértela”) sin que yo les haya insultado, y ¿qué pasa? ¿Me he liado yo a hostias como un puto hooligan alcoholizado y narcotizado? No, ¡joder!, no… Si bien es mi deber como ciudadano responsable censurar los insultos y provocaciones de algunos “compañeros de ruta”, es también el mío exigir un poco de profesionalidad por su parte y de buen juicio: ¡carajo!, que no son los únicos funcionarios que aguantan insultos o desagravios (los funcionarios de oficina y otros tienen que soportar también a indeseables con una sonrisa, y, sin caer en insultos o agresiones, demostrarles que su actuación era errónea). Confío en que todos esos abusos que hemos presenciado traigan las consecuencias justas para aquellos que las hayan cometido. Pero eso sí, amedrentar, no amedrentan a nadie. Ahora sí, señalemos a los auténticos culpables, a los delegados del gobierno y al ministerio del interior que, a día de hoy, justifican la actuación de sus empleados como bien medida y justa (la policía está dirigida por delincuentes que se sientan en los despachos), y señalemos la hipocresía de cierto PPartido que, cuando algún miembro, de sus Según el testimonio del videoaficionado y de varios testigos, este chico fue anteriormente abofeteado sin que intentara defenderse (click para ver el vídeo)bases, de su cúpula, y ya ni te cuento si es alguna deportista famosa, es detenido, inculpado o enjuiciado, hablan de cierta instrumentalización partidista de las fuerzas de seguridad por parte del gobierno y le acusan de crear un Estado policial, pero que cuando es alguien ajeno a los suyos, a los intocables, ríen y aplauden como la hienas sanguinarias que son. Y si crees que este escrito es duro, deberías leer el que mi buen juicio me ha censurado. Y ¡circulen! Que aquí no se les ha perdido nada…

La sátira y la ironía del gran Pi de la Serra de nuevo:

Escuchar: http://www.goear.com/listen/a12fd29/canco-en-i-francesc-pi-de-la-serra

Cançó en I

La policia està al servei dels ciutadans,
la servilia està al ciutei dels piutadans,
la ciutadia està al polei dels sertadans,
la policia està al ciutei dels servatans,
l’estudiantia està al polei dels servi-mans,
la servilia està al servei dels poli-mans,
la polivia està al serteu dels estudiants.
La nena toba que passava per allí,
la policia fidelment la protegí;
i no sabeu potser vosaltres perquè ho fi?
Per un jove que la volia fullir.
La ciutacia està al pervei dels tinserdans,
la lipocia està al versei dels taciudans,
l’oligarquia… 1, 2, 3 salta pagès, que no ha estat res!
Una cegueta que no pot atravessir,
colpeja l’aire amb un bastó blanc i molt fi,
un policia de seguida arribí
i amb gran tendresa, força i gràcia, l’ajudí.

Canción en I

La policía está al servicio de los ciudadanos,/ la servilía está al ciudicio de los piudadanos,/ la ciudadía está al policio de los serdadanos,/ la policía está al ciudicio de los servadanos,/ la estudiantía está al policio de los servi-manos,/ la servilía está al policio de los poli-manos,/ la polivía está al serdicio de los estudiantes,/ la niña toba que pasaba por allí,/ la policía fielmente la protegí;/ y ¿no sabéis quizás por qué lo haci?/ Por un joven que la quería jodir./ La ciudacía está al pervicio de los tinserdanos,/ la lipocía está al versicio de los daciudanos,/ la oligarquía… 1, 2, 3 salta payés, ¡que no ha sido nada!/ Una cieguita que no puede crucir,/ golpea el aire con un bastón blanco y muy fini,/ un policía en seguida lleguí/ y con gran ternura, fuerza y gracia, la ayudí…

Pi de la Serra

http://www.viasona.cat/grup/quico-pi-de-la-serra/palau-d-esports-barcelona-27276/canco-en-i

NOTAS A LA TRADUCCIÓN: éste es uno de los textos relativamente algo más difíciles de traducir del gran Quico, debido a sus juegos de palabras, pero creo que he salido airoso. Por otro lado, dado que es la alteración del final de algunas palabras la que da sentido al texto, ésta es una de las excepciones en que se debe respetar la rima original.

Sóc, no vull ofendre, anticlerical (y V): La oración de San Francesc Pi de la Serra


¿No está escrito: Mi casa será casa de oración para todas las gentes? Pero vosotros la habéis convertido en cueva de ladrones.

San Marcos 11, 15-17

Para terminar esta serie de críticas, no hacia el catolicismo realmente, sino hacia la jerarquía eclesiástica, al fanatismo y a los fieles que, diciéndolo con el corazón en la mano, han olvidado el mensaje real y se han quedado con la forma –mientras buscaba la cita de arriba, leía un poco por encima los otros episodios y me volvía a dar cuenta de las horribles contradicciones que existen en la ortodoxia católica respecto a los mensajes originales-, una serie de razones algo más metafísicas por las que, a pesar de creyente, no creo en su iglesia.

A la izquierda, vsión moderna del pasaje de San MarcosVoy a proceder desde lo más general hasta lo más particular, para que sea más fácil. Hubo un tiempo en el que, adoctrinado por profesoras (seguramente afines al Opus Dei y al nacional-catolicismo que aún coleaba en algunos ciertos colegios de calidad irregular, tanto en la enseñanza como en las dependencias, allá a principios de los 80 –y lo seguirá haciendo), malas profesoras con personalidades diabólicas, de la vieja escuela de “la letra con sangre entra” y que hacían horrendas discriminaciones dependiendo del dinero de los padres del alumnado (salvo una, curiosamente la mejor de todas y de la que ignoro si era católica practicante o era atea)… Hubo tal tiempo en el que creí que ir a misa era la condición para entrar al Cielo, y no quería arriesgarme a comprobar empíricamente si el cuento de cierta catequista, de que su sobrino se encontró a su amiguito muerto por no entrar con él a la iglesia era cierto o no… Y, después, el Infierno… Aunque luego pensé que no podría haber nada peor que ese colegio y que del infierno, por tanto, ya estaba salvado. Pero a lo largo de los años posteriores, con vivencias, conversaciones con los amigos, leyendo la historia y, aunque no os lo creáis, de vez en cuando la Biblia, me di cuenta de que todas las religiones, sin excepción, son la gran mentira de la humanidad. Para empezar, de mis conversaciones con amigos, comparando las religiones y mitologías, y leyendo un poco de filosofía, me di cuenta de que, si existe un algo sobrenatural (llámelo usted Dios, dioses, el nirvana, el destino, el universo autoconsciente, etc.), si existe una verdad, suprema y absoluta a la vez que fundamental, ni una sola de las religiones actuales la posee al 100%, algunas ni se acercan al 50%; para mí, el cristianismo católico era la verdad porque yo había nacido en un país de cultura católica, pero si hubiera nacido en otro lugar, como, por ejemplo, la India, es a todas luces seguro que yo hubiera creído en la verdad de alguna de las ramas del hinduismo, los sijs o el budismo: luego, es una cuestión puramente accidental, y no suele ocurrir que una verdad absoluta dependa del lugar en donde has nacido, pues entonces es una verdad relativa. Esto tampoco viene de una reflexión metafísica, sino que se auto-demuestra al echar un ojo a la historia universal:

600px-ReligijneSymbole.svgLos mensajes primigenios de Buda, Cristo, Mahoma, de los patriarcas y jueces hebreos, son, por lo general, mensajes conciliadores y de amor en los que se asegura la felicidad para todos, una felicidad para la que tampoco es necesario esperar a la venida del reino de los Cielos, y no me refiero a la vía cenobítica o ascética, ni siquiera al plano espiritual. Pero a través de los siglos, estas religiones desvirtuaron y pervirtieron los mensajes originales cuando, generalmente, se casaron con el poder: cuando los califas musulmanes aceptaron el islam, el imperio romano hizo del cristianismo la religión oficial, algunos reyes asiáticos adoptan el budismo, los judíos eligen a sus propios reyes, etc. Y así, mientras que la mayoría de ellas eran mensajes que, por regla general, despreciaban el poder terrenal, aunque no supusieran un posicionamiento radicalmente en contra (sino, más bien, cierta indiferencia), culminaron su proceso en el que, de ahora en adelante, serían instrumentos de los sistemas políticos para mantener el estatus quo de sus naciones gobernadas. Por poner un ejemplo, los primeros cristianos, siguiendo las enseñanzas, repudiaban el sistema de la esclavitud romana (ciertamente, no uno de los peores), pero cuando el Imperio toma al cristianismo por religión oficial, la mano de obra barata que le proporciona la esclavitud es tan beneficiosa, que deciden no abolir la esclavitud; en lugar de eso, al esclavo se le llamará ahora “propiedad del imperio”. Vemos la historia y comprobamos que las interpretaciones, los cambios de conceptos y la primacía de unos preceptos sobre otros se corresponden a las necesidades sociales temporales de un determinado sistema político: el hinduismo primero no era vegetariano (los pandavas, protagonistas buenos del Mahabharata, cazaban y comían animales), ¿por qué eras después se aceptó el vegetarianismo? No Proceso a Giordano Bruno, bronce de Etorre Ferrari. Campo de'Fiori, Romalo sé a ciencias ciertas, pero debieron jugar en ello fuerzas socio-económicas muy diversas; y, por otro lado, según algunos, la prohibición judía y musulmana de comer cerdo se debía más bien a la prevención de la triquinosis y otras enfermedades derivadas del consumo de carne porcina. Así, la supuesta verdad quedó supeditada a las necesidades propias de cada sociedad en su tiempo, mejor dicho, a las necesidades del poder establecido. Y, por esa razón, las teorías de Copérnico, sostenidas por Galileo, o los escritos de Giordano Bruno (quemado en la hoguera) no eran perniciosas, en último término, porque contradijeran las sagradas escrituras, sino porque amenazaban el sistema político, que intentaba asemejarse a la concepción aristotélica-ptolemaica del universo, de primacía del emperador y del papa sobre todas las cosas.

"Esta foto me pareció impresionante: monjes budistas preparándose, en 1936, para lo que se venía."Ninguna religión tiene el derecho de lanzar la primera piedra: la historia de todas y cada una de ellas está manchada de sangre, desde las reyertas entre creyentes de diversas sectas de las que hoy son fruto las religiones mayoritarias hasta nuestros días. El primigenio mensaje de amor y perdón se había convertido en odio y violencia hacia el no-creyente y hacia aquel que no siguiera los preceptos. El catolicismo y su inquisición, los judíos y su sanedrín, los musulmanes y su yihad, la guerra indo-paquistaní, la persecución de los judíos por su ortodoxa majestad el zar Nicolás II… Ni siquiera el budismo, ya que el poeta indio Rabindranath Tagore aseguraba haber leído en un periódico que los japoneses, durante la guerra, acudían a los templos y rezaban a Buda por la destrucción de sus enemigos y el dominio del imperio japonés sobre el Pacífico y el Asia oriental, mientras que los shintoístas despedían a los voluntarios con cánticos sagrados: y así, el kamikaze, estaba seguro de entregar su vida por el emperador, representante del Cielo en la tierra. Toda religión se ha opuesto frontal y violentamente a cualquier avance científico, moral, filosófico o social: y así, los filósofos musulmanes de la Edad Media, al proclamar la supremacía de la razón sobre la fe, fueron asesinados; el filósofo sefardí Baruch Spinoza era expulsado de la sinagoga con indescriptibles maldiciones sobre él y sus descendiente por parte de su rabino; Giordano Bruno, quemado vivo por la Inquisición; Galileo, obligado a retractarse so pena de muerte; los puritanos del nuevo continente cazaban brujas; y en la India, a los protectores de los intocables, de los parias, no les quedaba otra que meterse a bandidos para defenderse de los abusos de las castas superiores. Los avances sociales, las teorías socialistas, eran automáticamente censuradas por perversas, ya que, de nuevo amenazaban el estatus quo social que a las religiones les interesaba conservar. También constatamos con horripilación como, a menudo, aquellas que han sufrido persecución, con el paso del tiempo se convierten en perseguidoras: la muy difundida persecución a los Monjas croatas entre los años 30-40: el clero croata fue especialmente filofascistacristianos no podía ser excusa para que los cristianos, con la inquisición, persiguieran a los brujos, ateos, infieles y herejes, así como el holocausto tampoco puede ser excusa para que el gobierno israelí abuse de la población palestina como lo hace. De todo esto aún recogemos los frutos: integristas de toda confesión ejercen la violencia en el nombre particular que su fe le dé a Dios aún a día de hoy, y, quien pensaba que esto era sólo patrimonio del integrismo musulmán, confío en que, será lo único bueno que se saque de esto, con los sucesos recientes, se haya desengañado.

España, guerra civilY, a todo esto, ¿Por qué no sigo al papa?, ¿por qué no creo en él? Los motivos son diversos: a parte de su oposición a ciertas cosas con las que yo sí estoy de acuerdo, pues no creo que le haga mal a nadie, y si me equivoco y él tiene razón, pues… bueno, la salvación depende de cada uno, y, que yo sepa, en ninguna parte de los evangelios se dice que se salve a la gente por la fuerza (me estoy refiriendo, más que nada, al matrimonio gay y a los medios anticonceptivos: otras cuestiones prefiero no tocarlas por ahora), también tengo motivos históricos. Para empezar, el cisma de occidente, por el que el cristianismo queda dividido en dos: el catolicismo y la ortodoxia; si, genealógicamente la línea papal asciende hasta San Pedro, ¿cómo sé yo qué iglesia es la que sigue realmente la línea discipular? (por supuesto, tampoco creo que lo sea la iglesia ortodoxa, ni la griega ni la rusa ni la armenia). Pero centrémonos en el catolicismo: vemos la historia de los papa y quedamos desconcertados de que a muchos se les diera el apelativo de “santo padre” o “su santidad”: para empezar, mientras se impone al clero el celibato, el papa medieval puede casarse (y tener concubinas), y tener hijos: hasta se pretende que el papado sea hereditario. Por otro lado, siendo el máximo exponente de esto la casa Borgia, guerras, revueltas, asesinatos encubiertos de Estado… eran el pan nuestro de la alta jerarquía de entonces, a la par que derroche, fiestas, orgías y prostitución. Papas, antipapas, papas asesinados por la curia, papas autoproclamados, guerra a los comuneros de Castilla y a los protestantes (Adriano VI) sirviendo con devoción a su católica majestad de España y emperador de Alemania… Con el tiempo, los papas acaban por aceptar la austeridad clerical, lo cual en cierto modo es un avance, pero como sustentados y sustentadores del Antiguo régimen se oponen con fuerza a las revoluciones liberales, que amenazan sus privilegios, y, cuando éstas triunfan y se van volviendo más blandas, el viejo clero viene a apoyar al nuevo régimen. Revoluciones sociales: los campesinos y los obreros piden pan, piden justicia… La iglesia no se pone del lado del pobre y se convierte en su enemigo, mientras que Mussolini generosamente le da a la Ciudad del Vaticano el estatuto de Estado independiente en nombre Víctor Manuel II de Italia… El papa Pío XI declara a los movimientos sociales enemigos de la iglesia y de Dios, al tiempo que se deshace en elogios hacia el Duce, quien decidirá invadir Etiopía en una absurda y sangrienta guerra de ocupación y enviará tropas a España para apoyar a los generales sublevados contra el legítimo gobierno de la república; mientras tanto, el cardenal Isidro Gomá y Tomás, arzobispo de Toledo, redactaba en julio del 37 la Carta colectiva, en donde sostenía que “la guerra (…) es a veces el remedio heroico” para sostener la defensa del tradicionalismo y que sólo se puede ser hermanos en Cristo dentro del catolicismo de la Iglesia romana, pues antes y después y fuera de ésta, habitan sólo enemigos -Luis Mario Schneider, II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura (1937), volumen 1 (Valencia, Conselleria de cultura, Educació i ciència de la Generalitat Valenciana, 1987), pp. 12-13-; y el escritor católico José María Pemán escribía un largo poema pro-belicista a la par que antisemita. El sucesor, Miroslva Filipovic, franciscano croata que dirigió el campo de exterminio de Josenovac, a quien los prisioneros llamaban "hermano Satanás"Pío XII, seguirá su misma senda. El papado de Juan XXIII y de su sucesor Pablo VI supondrán un momento de remozamiento de la iglesia y de liberalización de algunos dogmas y preceptos: es una iglesia que desea el diálogo, practica la neutralidad política en cierta medida, y está más dispuesta a perdonar que a condenar (no en vano, el papa Roncalli era un campesino). Juan Pablo I, el papa más breve del siglo XX, deseaba seguir el proyecto conciliar de sus predecesores, pero una inesperada muerte se lo impide… Karol Wojtyla, primer papa no italiano del siglo XX, por el mismo motivo escoge por nombre el de Juan Pablo II, pero su carrera posterior, de la que muchos acusan a Joseph Ratzinger, se vuelca más hacia el conservadurismo. Eso sí: su defensa por la paz y su posicionamiento contra la guerra de Iraq fue, con toda sinceridad, encomiable: en esa ocasión, los belicosos católicos del PP decidieron que el papa no siempre tiene necesariamente razón… Y llegamos a Benedicto XVI, que recoge el testigo del conservadurismo de su predecesor….

El teólogo Xabier PikazaA lo largo de la historia, lo que un papa cualquiera dijo en una ocasión, queda deslegitimado por un papa posterior, y luego rehabilitado por otro… Y, después de todo, resulta que Copérnico y Galileo tenían razón. ¿Quién, pues, dice la verdad? Una mirada a los evangelios y descubrimos que nadie, que aquel que quiera creer en Dios debe acudir a las fuentes, pues el mismo papa actual se contradice al decirle a los jóvenes que no se dejen guiar por nadie en su fe… ¿ni siquiera en el papa? El otro día leía en Público las interesantes críticas de teólogos hacia la visita del papa, de todas ellas me gustaría resaltar la del teólogo Xabier Pikaza: "Todo se podía haber hecho de manera mucho más sencilla, sin querer imponerse por las calles de Madrid", destaca el teólogo salmantino Xabier Pikaza. En su opinión, y desde un punto de vista evangélico, "no responde al Evangelio que el Papa casi tenga más importancia que la Eucaristía o que los actos". Un exceso de "papolatría" que "no es la mejor forma de transmitir la fe y evangelizar a la juventud". (http://www.publico.es/espana/392443/laicos-y-teologos-critican-la-sumision-de-las-instituciones-ante-el-papa). El papa (el título) es un personaje absolutamente temporal, y yo también comparto esta opinión de que no debe de dársele más importancia que la de un sacerdote supremo. Para mí, y la historia me avala, el papa no es más que un hombre cualquiera… bueno, cualquiera no, obviamente, pero sí en lo tocante a su naturaleza: él es como yo, usa calzoncillos, va al baño, tiene dudas y opiniones que algunos comparten y otros no… Todo líder religioso debería ser nada más que un personaje con opinión de peso, que debe guiar, pero a la vez ser responsable; y sus seguidores no deberían ver a los líderes religiosos más que como esto y no como representantes de Dios sobre la tierra, ya que si lo representan o no, eso, no lo sabemos. La iglesia actual está en una tremenda crisis, porque, al igual que en los años 20 y 30, cuando tuvo otra gran crisis, no ha sabido estar a la altura de los tiempos y de sus demandas, y cuando los necesitados la necesitan, ellos invocan la sagrada neutralidad del Vaticano, pero cuando son otros las que necesitan a la iglesia, no tardan ni medio minuto en romper su neutralidad y posicionarse.

Quico y Ovidi: dos amigos de siempreY con esto doy por terminado el ciclo (quizás mañana un epílogo que prometo breve). Para acabar, la canción de Pi de la Serra de cuya letra he extraído el título. “Oració” es una sátira contra el nacional-catolicismo en el que el genial cantautor catalán hace su crítica contra la represión sexual católica, al tiempo que le pide un poco más de modernidad, ya que corre el peligro de quedarse “sin personal”. Ésta es la oración de San Francesc (Quico, para los amigos) Pi de la Serra:

Escuchar: http://www.goear.com/listen/9d9177a/oracio-pi-de-la-serra

Oració

Aquesta és la història d’un escapulari,
d’una sagristia i d’un vell rosari,
d’una avemaria de sotanes negres,
confessions i hòsties, missal i quaresmes,
de déu i sa mare, de l’esperit sant,
oficis, litúrgies i cristos sagnant,
d’una temporada de la nostra vida
la de qualsevol que és parit i crida,
quan neix el bategen, confirmen, fuetegen,
sisè manament, el trempar és dolent,
hi ha gula o hi ha gana, peresa o desgana.

Déu! eh que tu em perdones al confessional
penitència dura que faci molt mal.
Sóc, no vull ofendre, anticlerical.

Al Mediterrani es ballen sardanes
em mires et miro esperances vanes
i a les rodalies monten confraries
per arrambar l’api a les abadies,
Sant Jordi torero mata el drac esquerp,
la verge si es verge trepitja la serp,
té cua el dimoni, vigila, vigila,
la monja més vella tranquil·la fa fila
soleta perduda dintre del convent,
a la superiora ha fet testament
que és súper i ora per no anar a l’infern.

Déu! eh que tu em perdones al confessional
penitència dura que faci molt mal.
Sóc, no vull ofendre, anticlerical.

Dintre una establia ha nascut tot sol
és l’Epifania campanes al vol,
els reis del petroli ja han arribat
però n’hi ha un que és negre i va descordat,
després via crucis el varen clavar,
Sant Llàtzer aixeca’t ja pots caminar,
clausura, el torn gira, silicis tonsura
el dimoni et tempta com llaminadura
en forma de dona, en forma de llop,
toca la viola la violonada
la monja somica ja l’han violada.

Déu! eh que actualitzes el cerimonial
perquè si no et quedes sense personal,
potser és culpa teva
si tot ho manegues,
i tot ho vigiles,
i em deixes que sigui anticlerical.

Oración

Ésta es la historia/ de un escapulario,/ de una sacristía y de un viejo rosario,/ de un avemaría de sotanas negras,/ confesiones y hostias, misal y cuaresmas,/ de Dios y su madre, del espíritu santo,/ oficios, liturgias y cristos sangrantes,/ de una temporada de nuestra vida,/ la de cualquiera que es parido y grita,/ cuando nacen lo bautizan, confirman y abofetean,/ sexto mandato, empinarla es malo,/ hay gula o hay hambre, pereza o desgana.// ¡Dios! eh, que me perdones en el confesionario/ penitencia dura que duele mucho./ Soy, no quiero ofender, anticlerical.// En el Mediterráneo se bailan sardanas/ me miras te miro esperanzas vanas/ y a las cercanías montan cofradías/ para coger el apio en las abadías,/ San Jordi torero mata al dragón arisco,/ la virgen si es virgen pisa a la serpiente,/ tiene cola el demonio, vigila, vigila,/ la monja más vieja tranquila hace cola/ solita perdida dentro del convento,/ a la superiora ha hecho testamento/ que es súper y ora para no ir al infierno.// ¡Dios!…// Dentro de un establo ha nacido completamente solo/ es la Epifanía campanas al vuelo,/ los reyes del petróleo ya han llegado,/ pero hay uno que es negro y va en desacorde,/ después vía crucis lo clavaron,/ San Lázaro levántate, ya puedes caminar,/ clausura, el torno gira, cilicios, tonsura,/ el demonio te tienta como golosina/ en forma de mujer, en forma de lobo,/ toca la viola, la violonada,/ la monja llorosa, ya la han violado.// ¡Dios! eh que actualices el ceremonial/ porque si no te quedas sin personal,/ quizás es culpa tuya/ si todo lo manejas,/ y todo lo vigilas,/ y me dejas que sea anticlerical.

Pi de la Serra

Sitios interesantes que hemos encontrado:

http://www.cristianosgays.com/

http://www.taringa.net/posts/info/8768158/El-Otro-Holocausto_-El-Vaticano-y-el-Genocidio-en-Croacia_.html

http://www.centrorey.org/catolicismo/cat_15.html

A %d blogueros les gusta esto: